El triunfador

  • Por Hilda Pupo Salazar
  • Visto: 7057
En la serie japonesa Oshin, retrasmitida por el canal Multivisión de la Televisión Cubana, repiten mucho la palabra: esforzarse.

Hay lecciones imperecederas, en dicho programa, como abrazar el trabajo, como forma de sustento y empezar, incluso volver a iniciar, de cero varias veces por la simple razón de ser perseverante. Los negocios pueden caerse y, ante el fracaso, siempre existe la voluntad de levantarse. Eso es optimismo, sin darse nunca por vencidos.

Oda al Guayabero

  • Por Maribel Flamand Sánchez
  • Visto: 5213
El pasado 4 de junio el Guayabero hubiera cumplido 107 años. Faustino Oramas Osorio continúa diciendo sus bromas cantadas, haciéndonos reír o sonrojar gracias a quienes tuvieron la buena luz de eternizar en fonogramas sus sones y guarachas chispeantes y en los muchos intérpretes, que en casi todo el mundo perpetúan su música.

Ni un traguito más cantinero

  • Por Lourdes Pichs Rodríguez
  • Visto: 6204
Leer más...
 
El tractor llega desde bien temprano a la explanada con el termo. El chofer desengancha el remolcador y deja el recipiente hermético en lugar estratégico. El dependiente dispuesto sube hasta donde está el depósito con embudo y jarro de “medida” para empezar la jornada, mientras los asiduos clientes comienzan a llegar con las más increíbles vasijas y la venta de cerveza a granel rompe sin dilación.

Peso justo y balanza confiable

  • Por Ania Fernández Torres
  • Visto: 6404
Mi amiga Lisandra es profesora de Matemática, fan de los números y las medidas, observadora acuciosa de las formas en que pesan lo que compra, porque no soporta que alguien le reste a su bolsillo trabajador para engordar el propio. Por ello verificó el peso de cinco libras de azúcar en un mercado y dio “la tángana” porque le faltaban varias onzas. Allí, desde entonces, siempre le despachan bien su mercancía.

Biblioterapia: lectura para sanar

  • Por Liset Prego Díaz.
  • Visto: 5781
Leer más...
 
Cuantos han encontrado en los libros refugio, paz, un escape a otro mundo, una pasión calma o tempestuosa, según lo que lea, tendrán una idea del valor curativo de la literatura y su consumo, pero tal vez, en un sentido metafórico. Si les dijera que es un recurso terapéutico probado, ¿me creerían?