Integración americana

  • Hits: 1259
Qué es sino la respuesta más concreta al sueño martiano de “…atar, dentro de un cerco mismo, a todos los pueblos de América”, que el ALBA, proyecto lanzado por Hugo Chávez, como contraofensiva al ALCA yanqui.
Si en “aquel invierno de angustia, en que por ignorancia, o por fe fanática, o por miedo… se reunieron bajo el águila temible, los pueblos hispanoamericanos…” como calificó Martí a la Primera Conferencia Internacional de Washington, no se defendió la idea del Libertador de una verdadera unidad continental opuesta al viejo anhelo panamericanista de Blaine, a más de 115 años vivimos momentos cruciales cuando al fin nace la respuesta para Nuestra América.

Nadie debe obviar que el pensamiento del Maestro de “derribar lo que nos separa, acercar lo que nos distancia, auspiciar lo que nos junte, porque ¿qué haremos indiferentes, hostiles, desunidos?” es hoy un llamado a la supervivencia y total actualidad.

Sólo el bloque de pueblos americanos pudiera funcionar como contén al propósito imperial de Estados Unidos de engullirnos. El ALBA es la salvación del continente en momentos que no queda mucho espacio para contrarrestar la avalancha norteña, es como diría Martì para calificar el Congreso Internacional “el recuento del honor”.

También, es esta oportunidad como el 1889, “ se verá quienes defienden, con energía y mesura, la independencia de la América, donde está el equilibrio del mundo, o si hay naciones, por el miedo o el deslumbramiento, o por el hábito de servidumbre o el interés de consentir… mermar con su deserción las fuerzas indispensables para frenar la tentativa de predominio…”

Queda la interrogante martiana “¿quienes salvarán el honor de la América?” Su llamado al combate vuelve a estar latente y con él, implícito su grito de advertencia y denuncia a una enmascarada intención de unión y más cuando hay tantas amenaza, principalmente para Venezuela.

Los que secunden la propuesta bolivariana defenderán la posición del Héroe Nacional dada en Venezuela a Fausto Teodoro de Aldrey: “De América soy hijo: a ella me debo. Y de la América, a cuya revelación, sacudimiento y fundación urgente me consagro, esta es la cuna.”
 
Rodobaldo Martínez Pérez
Author: Rodobaldo Martínez Pérez
Máster en Comunicación Social, autor del blog Holguín Ahora.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario