Virtudes y defectos

  • Hits: 1657
holdita comentario
 
Nadie es perfecto, todos somos un conglomerado de virtudes y defectos, pero lo importante es distinguirnos por lo positivo, para que así sea el aporte a la familia, los compañeros y amigos.
 
Es tan reconfortante trascender como agradable, sensible, solidario, servicial, honesto, justo, generoso, leal, amable o respetuoso, porque nuestra compañía se desea. Están considerados la simpatía, la amabilidad y el altruismo como algunas de las mejores características que una persona puede poseer.

No ocurre igual si somos egoístas, malhumorado siempre, grosero, engreído, inconsiderado y “casa sola”, cualidades negativas que desdicen tanto.

Entre los mayores defectos está la intolerancia, porque no importa si tienes o no la razón, tu opinión no tiene ningún valor y lo único deseado es la obediencia a ciega.

En ese grupo de fallos están el autoritarismo, avaricia y codicia, el primero es sumamente dañino, quienes lo poseen se caracterizan por creer que saben más en tanto los otros son rasgos adversos, cuyo matiz sobresaliente es nunca estar contento con lo que se tiene y siempre querer más. A los avariciosos solo les importan las cosas materiales (principalmente, el dinero) y les da igual cómo se consiguen. Siempre quieren más y más.

Además, el hecho de que alguien sea avaricioso no solo crea situaciones de injusticia, sino que, si se extiende esta mentalidad, la posibilidad de colaborar y de cooperar para llegar a un objetivo común desaparece y solo reina el individualismo.
La persona egoísta es poco propensa a compartir y solo actúa si puede sacar beneficio propio. Son insaciables y siempre quieren más. No se detienen hasta conseguir lo que quieren y se sienten muy ofendidas y rencorosas cuando no logra lo anhelado, sin importarle nadie.

Por el contrario, si poseemos un carácter atractivo, se requerirá de nosotros y hacemos un buen momento con nuestra presencia. El es tan amable y cómico que es un gusto tenerlo, dirán, distinto ocurre si como característica eres insoportable.

Las huellas dejadas en la convivencia o en el grupo determinan como nos ven los demás y determinan las acciones, cuando las necesitamos. Agradezco a la lectora Gina Fernández por las frases enviadas. 
 Hilda Pupo Salazar
Author: Hilda Pupo Salazar
Periodista especializada en temas de educación y valores. Autora de las columnas Página 8 y Trincheras de ideas.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario