El Presidente recorre el país

  • Hits: 3254
Tanto en el estilo de liderazgo de Fidel, como de Raúl sobresale el  constante dialogo con las masas, como génesis de la riqueza de un  modelo participativo, con prioridad en las opiniones del pueblo y el  oído muy pegado al convivir cotidiano como forma de gobernar  colegiadamente.
Eso ocurre desde el mismo inicio. Durante la Caravana de la Libertad  que recorre Cuba en enero de 1959, en cada lugar, Fidel detenía la  marcha para explicarle al pueblo los cambios que sobrevendrían. Con su  ejemplo trasmitía un mensaje a la ciudadanía y a quienes comenzarían a  ejercer una función gubernamental: había que escuchar a las masas,  informarlas y convertirlas en dueñas de su destino, con la  participación en las trascendentales tomas de decisiones.

Como continuidad Miguel Diaz-Canel Bermúdez es fiel continuador de  ese estilo. Cuando es elegido Presidente del Consejo de Estado y de  Ministros de la República de Cuba, en la Sesión Constitutiva de la IX  Legislatura, celebrada el 18 de abril de 2018 en el Palacio de  Convenciones de La Habana dijo: "Tendremos que ejercer una dirección y
conducción cada vez más colectiva, como siempre en permanente vínculo  con la población y facilitando la participación del pueblo en las tareas revolucionarias y en la toma de decisiones a través de procesos
ampliamente democráticos que ya son parte inseparable de la política  nacional".

Aseguró: "Consciente estoy de que la tarea que se nos encarga entraña  una enorme responsabilidad ante el pueblo, por eso reclamo el apoyo de  todos los que ocupan responsabilidades de dirección a los diferentes  niveles y en las diversas instituciones de la Revolución, pero más que  todo, confío en el apoyo decisivo del pueblo cubano, sin el cual es  imposible avanzar con éxito en nuestra sociedad y en medio de amenazas  y desafíos que nunca serán pocos para un país empeñado en hacer  Revolución".

Por eso, desde que comienza a ejercer el cargo, recorre varias  provincias del Archipiélago en un diálogo permanente con obreros,  campesinos, estudiantes, adolescentes y hasta niños mirándole a los ojos para conocer, bien pegado al suelo, insatisfacciones, deseos y  sueños.

Magnífico método con probado éxito, porque implica conocer qué piensa  la población. Para Díaz, como cariñosamente le nombran, conversar con  los obreros es muy útil, conoce de primera mano sus insatisfacciones,
sentires e inconformidades, todo con gran honestidad.

Tal estilo le permite generalizar las mejores experiencias. En su  visita a Granma intercambió con directivos del sector de la  construcción y de ese territorio, comentó las experiencias que había  conocido en otros lugares del país, como el amplio uso de los  residuales que dejan las producciones del mármol, un elemento que  abunda en Granma, porción del país dotado de una sólida industria del  mármol.

Califica de correcto los programas de vivienda de la Zona Especial  de Desarrollo Mariel, donde se empieza a hacer las edificaciones  después que un área está., así nacen primero las calles, aceras y  redes de servicio y después las casas.
 
En esos recorridos, el mandatario recomienda girar las armas hacia  las deficiencias internas y explotar con máxima eficiencia posible  todas las reservas productivas.

Subrayó entre las debilidades una planificación empresarial errónea  que hace asumir planes demasiado conservadores, que luego generan  utilidades excesivas engañosas; un aspecto que pudiera remediarse algo
en el segundo semestre del año, mientras ya se piense en elaborar para  el 2019 planes que rayen las potencialidades locales.

Díaz recalcó: “Tenemos que lograr, además, que el plan territorial  asuma los intereses del país, pero que no descuide los del desarrollo  territorial”.

Gracias a sus saberes, recalcó la urgencia de aplicar los  razonamientos macroeconómicos del país al análisis en cada empresa y  en esa relación romper algunos mitos como el de preferir importar,  porque es más caro producirlo en la industria nacional.

Durante esos intercambios, el Presidente cubano formula muchas  preguntas, indaga acerca del cumplimiento de las producciones por las  condiciones laborales de los trabajadores, la calidad de los  productos, sus inconformidades, saberes, accede a peticiones de  abrazarlo, saludarlo, tomarse fotos para en nombre de todos los  cubanos y las cubanas cumplir el mandato otorgado al servicio de  nuestra bella nación.
Rodobaldo Martínez Pérez
Author: Rodobaldo Martínez Pérez
Máster en Comunicación Social, autor del blog Holguín Ahora.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario