Sin olvidar la historia

  • Hits: 2298
 El 13 y 14 de abril, próximos transcurrirá en Perú la VIII Cumbre de Las Américas. Países latinoamericanos y Estados Unidos debatirán, juntos, el tema: Gobernabilidad frente a la corrupción.
 
 
Es difícil predecir lo que pasará allí. Dado el asunto central a examinar se torna interesante y necesario el debate, siempre y cuando no esté permeado por los intereses y la política. La corrupción es un mal que afecta a todos, sean de Derecha o Izquierda, por lo que la honestidad debe imperar si se quiere objetividad, utilidad y verdad.

No olvidar la historia, recuerden lo ocurrido en 1889 con la primera Conferencia Internacional Americana, en la cual el principal objetivo era la expansión de Norteamérica por el Continente, entonces esa nación empezaba a emerger como potencia mundial.

En aquella época, Washington repleta de productos, busca comercio. Martí, como cónsul de Uruguay, alerta sobre la peligrosidad de unirse con un vecino tan poderoso. Entre el 28 de septiembre de 1889 y el 31 de agosto de 1890, redacta once crónicas detalladas, diez para el diario argentino La Nación y una para el periódico mexicano El Partido Liberal.

José Martí considera los riesgos de una alianza desequilibrada con el Norte y expresa su pensamiento antiimperialista. Era vital para las naciones hispanoamericanas presentar un frente unido ante esa amenaza y critica a los sumisos, los de espíritu de servidumbre, quienes para complacer al amo enfilan sus cánones a las repúblicas hermanas.

Ahora hay pocos cambios en el siglo XXI. Todavía existen esos países que salen del haz y se ponen al servicio de quien los ataca, en detrimento de los que necesitan.

No olvidar el artículo martiano: La verdad sobre los Estados Unidos, cuando afirma: “Estados Unidos, en vez de apretarse las causas de unión, se aflojan; en vez de resolverse los problemas de la humanidad, se reproducen; en vez de amalgamarse en la política nacional las localidades, la dividen y la enconan; en vez de robustecerse la democracia y salvarse del odio y miseria de las monarquías, se corrompe y aminora la democracia, y renacen, amenazantes, el odio y la miseria.

Esta vez, bajo el mismo techo, estarán conquistadores y conquistados. Ya en 1823 la Doctrina Monroe declara que América Latina se considera "esfera de influencia" para Estados Unidos y 23 años después emprenden una guerra contra México para arrebatarles Texas y California.

En el lejano Siglo XIX, el bombardean y destruyen el puerto nicaragüense de San Juan. Entran en la guerra de Cuba contra España y se apropian de Puerto Rico, Guam, Filipina y Hawái.

A principios del siglo XX ocurre la segregación de Panamá, entonces parte de Colombia y la adquisición del Canal. Más adelante, Estados Unidos llena la zona de bases militares y, en 1946, funda la tristemente célebre Escuela de las Américas, por cuyas aulas pasaron casi todos los dictadores de América Latina.

Atacan a la República Dominicana y Estrada Palma solicita la entrada Cuba, intervienen en Panamá por 5 veces y otra vez Nicaragua. La Marina estadounidense bombardea la ciudad portuaria de Veracruz, Haiti, República Dominicana, Honduras y, en Cuba, el general Fulgencio Batista produce el derrocamiento de Carlos Prío Socarras e inaugura una sangrienta tiranía.

Ya con la Revolución en el poder, la CIA orquesta su derrocamiento. Las acciones encubiertas incluyen el asesinato del líder cubano Fidel Castro, crean bandas contrarrevolucionarias y sabotean, por diferentes vías, a los principales sectores de la economía cubana.

Organizan el ataque a Playa Girón, en 1961. Golpes de Estado al presidente de Ecuador J. M Velazco Ibarra, al de Brasil Joao Goulart En un informe del Departamento de Estado reconocen que: "para eliminar a unos pocos cientos de guerrilleros habrá que matar quizás a 10 mil campesinos guatemaltecos".

En 1973 los militares toman el poder en Uruguay, apoyados por Estados Unidos, asesinan a Allende, en Chile. Crean la Operación Cóndor, un plan de coordinación de acciones y mutuo apoyo entre los regímenes dictatoriales de América del Sur, en las décadas de 1970 y 1980 con la participación de los Estados Unidos y Henry Kissinger como su ideólogo,

Ya en la década del 80, Estados Unidos incrementan la asistencia masiva a los militares de El Salvador enfrentados a las guerrillas del FMLN. Los escuadrones de la muerte proliferan; 35 mil civiles son muertos entre 1978 y 1981. La Administración de Reagan inicia la guerra de los "contra" para destruir el gobierno sandinista en Nicaragua.

Muere el general Omar Torrijos, presidente de Panamá, con la sospecha de que la CIA estaba involucrada, se produce la invasión de cinco mil infantes de marina de Estados Unidos a la pequeña isla caribeña de Granada, vuelven a invadir a Panamá, intervienen en el proceso electoral nicaragüense y, como parte de la "Guerra a las Drogas", Estados Unidos lanza el Plan Colombia.

Estados Unidos apoya y financia a los elementos que organizaron el fallido golpe de Estado del 11 de abril del 2002, en Venezuela y dice que ese país hermano es una "amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses".

Ahora incrementa el cerco comercial, económico y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba desde el 7 de febrero de 1962.

Es una compleja historia que nunca se puede olvidar al consensuar nuestra América sobre Gobernabilidad frente a la corrupción, una nocividad en ascenso muy peligrosa para todos.
Rodobaldo Martínez Pérez
Author: Rodobaldo Martínez Pérez
Máster en Comunicación Social, autor del blog Holguín Ahora.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Ventura Carballido Pupo 09-04-2018 16:34
TODO LO QUE SEA SALVAR HISTORIA YO LE PRSETO UNA ATENCION ESPECIAL. BIEN CONSEVIDO EL CONTENIDO DE ESTE MATERIAL EL QUE ATESORO COMO ALGO VALIOSOS. FELICIDADES RODO.
Responder