Por más producción y respeto al pueblo holguinero

  • Hits: 2541
qgricultura encuentro 1Fotos: Carlos Rafael y Juventud Rebelde
 
En ejemplo de cuánto se puede lograr en materia de comunicación efectiva, como ha propuesto el presidente cubano Miguel Díaz-Canel, , se convirtió este viernes un encuentro en la sede del Gobierno Provincial entre la prensa y directivos del sistema de la Agricultura y otros organismos, en pos de discutir asuntos relacionados con la producción agrícola y su comercialización.
 
El 60 por ciento de los productos de ese ramo, que consumirán los holguineros en 2019, está vinculado a la llamada campaña de frío de siembra de cultivos varios, la cual se extiende de septiembre pasado a febrero próximo, aclaró Misael Herrera, subdelegado del Ministerio de la Agricultura (Minag) en la provincia.

El directivo explicó que de 32 mil 232 hectáreas previstas para esa etapa, se han plantado 22 mil 368,8 (al cierre de diciembre), lo que representa un 69 porciento de cumplimiento, traducido en una marcha estable de desarrollo de dichas faenas, a las que todavía les restan varias jornadas.

La ausencia de precipitaciones abundantes –sin haber sido época de intensa sequía–, el déficit de plaguicidas y fertilizantes, y la disponibilidad de solo 5 mil hectáreas bajo riego han impactado contra un mejor resultado, abundó el Subdelegado, quien añadió que hay 2 mil 660 hectáreas listas para convertirse en sembradíos.

Buscar las reservas que todavía quedan en la contratación fue uno de los planteamientos de Rigoberto Rivero, vicepresidente del consejo de la Admisnistración provincial (CAP).

Lo respaldaron los números, pues, en 2018, se contrató el 62 por ciento de las producciones, es decir, 170 mil 541,4 toneladas, y en 2019 la cifra, sin registrar a la totalidad de los municipios, es mayor, pero todavía sin incluir todo el potencial.

agricultura encuentro 2
 
Se reconoció en la reunión que, el primer fin de semana del año en curso, no hubo tanto abastecimiento en mercados estatales y formas productivas convocadas, mas también es cierto que las fechas finales de 2018 estuvieron signadas por un alza en las ofertas, dadas las 949 toneladas agrícolas suministradas, según datos de la dirección de la Empresa Provincial de Acopio.

Juan Domínguez, integrante del Buró Provincial del Partido Comunista de Cuba, ante una inquietud acerca del correcto funcionamiento de las 89 placitas del municipio cabecera, manifestó que, objetivamente, los actuales niveles productivos, los cuales no llegan a proporcionar las 30 libras percápitas necesitadas por la población holguinera, imposibilitan que esos establecimientos sean surtidos de manera constante.

Admitió que los mercados estatales, los días de semana, bajan en cantidad y variedad de lo ofrecido. Exigió una elevación de los acumulados de acopio, aún, a todas luces, limitados.

agricultura encuentro 3
 
Fueron debatidos los precios del Estado y los minoristas máximos para formas de comercialización no estatal. Sobre los primeros se especificó que algunos son fijados por Finanzas y Precios y otros los forman los mercados, atendiendo a factores como las normas de calidad o el período del año, temas que suscitaron varias intervenciones.

Referente al Listado de Precios topados, se especificó, otra vez, que el mismo abarca a productos más demandados por los pobladores, en mercados de oferta y demanda, y los que comercializan trabajadores por cuenta propia (los llamados carretilleros), concurrentes en mercados o ferias y puntos de ventas aprobados por los Consejos de la Administración municipales.

Las alteraciones de precios, y otras tretas como el uso indebido de unidades de medidas, serán enfrentadas por los inspectores de la Dirección Integral de Supervición (necesitada de más miembros), el Ministerio del interior y comisiones de directivos creadas para proteger a la población, cuyas denuncias siempre se atenderán y enfrentarán.
 
 
Nelson Rodríguez Roque
Author: Nelson Rodríguez Roque
Licenciado en Estudios Socioculturales Periodista Deportivo y de temas Históricos y Políticos
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Guest 12-01-2019 19:44
El Gobierno y la dirección del Partido en la provincia exigen a las empresas productoras para garantizar los productos agrícolas y cárnicos para lograr satisfacer las necesidades del pueblo Holguinero, la Empresa Carnica de Holguin se esfuerza para atender el reclamo del Pueblo.
Responder
# PIZARRO 14-01-2019 08:59
Los Almacenes que existen en la ciudad de los carretilleros eso si están bien abastecidos con los productos que deben de llegar a las placitas estatales y los abastecen las formas productivas estatales con los mísmos medios de transporte, no he visto que se combate aquí en la ciudad y todo esto ocurre porque los gestores no realizan una buena contratación y se están enriqueciendo a costa de las necesidades del pueblo y la irresponsabilidades de otros que por no buscarse problemas o buscarse algo en estas aguas turbias.
Responder
# EHT 14-01-2019 16:37
Los otros días fui maltratado por alguien que acompañaba al vendedor del punto de venta(carretilla ambulante) situada en prolongación de Maceo y Calle 6ta.Frente a la casa para niños sin amparo . El problema es que tenía intención de comprar ajo, pregunte el precio y el vendedor me dijo que a 3,00 pesos la cabeza. Le pregunté que si él no vendía por los precios que aprobó el gobierno. Me respondió que no, porque él lo compraba caro. El acompañante de una forma grosera se refirió de forma despectiva al gobierno y acto seguido me dijo que si no me cuadraba que me fuera.........
Era sábado por la tarde tuve la intensión de llamar a la DIS, pero no conozco el número de telefono.
Responder
# Marcial 15-01-2019 10:30
Nelson, muy buen articulo, sin embargo no se habló en esa reunion del tema precio, podemos ser super- productores de productos agricolas, si el precio es elevado, es igual que ni no se produce nada.Cuando la prensa va a realizar un recorrido por toda nuestra provincia , con un solo tema PRECIO DE PRODUCTOS y SERVICIOS a la población.
Responder
# VENTURA CARBALLIDO PUPO 18-01-2019 12:13
Los carretilleros en los momentos actuales, son los que expenden productos salidos de las producciones agropecuarias. Ellos propician, junto con los puntos de venta, y las placitas estatales, el complemento de la canasta básica para la alimentación de la familia cubana. Resultan indispensables para que llegue algo más a la mesa del cubano. Los productos que comercializan son muy sensibles para la población; sin ellos la situación se tornaría muy compleja ante las limitaciones económicas que el país tiene, fruto de la política de bloqueo económico, comercial y financiero impuesta oficialmente a partir de 1962 por el gobierno norteamericano.
Existen carretilleros y carretilleros. Están como el que radica en nuestro barrio. Persona muy sensible, cumplidor con la política protectora al soberano de los precios dictadas por el gobierno. Es de los que acude a los mercados oficiales e informales a abastecer con la mira en su gente.
Es una persona con formación, que se ha educado en su actividad comercializadora bajo la mirada, el monitoreo, y los consejos de su Comité de Defensa de la Revolución, el núcleo del PCC del barrio, del grupo comunitario. Es de cuando un comprador con bajos ingreso acude a él hasta acepta un pago posterior, y que ellos lleven la amilamntacion a la casa.
Estos son los carretilleros que queremos. Los que tengan convicción, que los productos que ofrecen, es para los médicos, enfermeras y enfermeros, que protegen la salud de su familia; para los docentes que forman a su hijos y nietos; para los agentes del orden que cuidan su seguridad y la tranquilidad ciudadana; para los trabajadores de comunales que les aportan servicios indispensables, y para tantos sectores de la sociedad, y que por lo tanto no pueden abusar encareciendo los productos y con la falta de calidad.
Como una especie de suerte, este carretillero de barrio, no es el único con esta positiva conducta. Existen muchos en Holguín, en el territorio Oriental en nuestra cuba bella. Los inspectores, la policía, los funcionarios encargados de esta actividad, al de mi barrio y los cumplidores, no les preocupan, no los molestan.
Lamentablemente están los que insensiblemente abusan de nuestro noble pueblo con precios exorbitantes, con productos de baja calidad y-- hasta alterados, -- como es la aplicación de sustancias químicas para precipitar maduraciones de frutas y viandas, que afecta la salud del humano. Boniatos con Tetuán, limones sin jugos, yuca que no se ablandan, frijoles llenos de impurezas y contaminados, entre otros
Muchos no son carretilleros oficiales; forman parte de una empleomanía, de una persona, dueño de muchas carretillas, que las abastece, les fija los precios, y le paga una cantidad de dinero para que salgan a vender. Pudiera pensarse en una especie de mafia en el ámbito comercializador que se va creando en nuestra sociedad, donde ilícitamente van surgiendo los nuevos ricos.
Son carretilleros que, ante un control de los funcionarios actuante, asumen conductas irrespetuosas, violentas. Son los que practican el soborno, --lo que lamentablemente, como en la viña del señor hay de todos, en algunos casos lo logran y salen ilesos-.
Responder
# VENTURA CARBALLIDO PUPO 18-01-2019 12:14
NO SOLO HABLAR DE LOS CARRETILLEROS Y SU CONDUCTA.
Los que abogamos porque la actividad comercializadora de los carretilleros, funcione bien, no estamos ajenos a responsabilidades con el funcionamiento de esta actividad, a veces, por falta de comunicación, o por poca visión político en tratar estos casos en algunas ocasiones, y por no hacer lo que hacen los factores de mi barrio, con el cartillero de marra. Qué es ejemplo de buena conducta.
Lo primero que tenemos que tener claro, es que los trabajadores no estatales, oficializados, como son los carretilleros y otras, forman parte con iguales derechos y deberes que los colectivos laborales estatales. Con ellos no puede haber exclusión. El sentido de pertenecía con la sociedad, con el pueblo, con los órganos políticos y gubernamentales, no puede ser una quimera para esta nueva forma de producción y de los servicios
Los delegados del Poder Popular, los Jefes de Consejos Populares, los grupos comunitarios, convocan reuniones para valorar el estado de los servicios y las producciones, y en tal sentido invitan a los administradores de las bodegas, carnicerías, panaderías. ¿Por qué no lo hacen igual con los trabajadores no estatales, en especial con los carretilleros que radican en el barrio?
Cuándo se va a fijar una modificación de los precios, (topaje de los precios de los productos agropecuarios y otros) estimo desde mi óptica que, en forma previsora, debían reunirse con todas las formas no estatales (Cuentapropistas) dar a conocer los cambios, reflexionar, aconsejar, oír los criterios democráticamente de ellos. Si se hace así, las cosas funcionarían mejor. Con eso evitaríamos los rechazados con la paralización de las ventas y los incidentes, --como ha sucedido -- que se han dado lamentablemente, ante la justa actuación de los funcionarios, haciendo prevalecer lo normado.
Téngase en cuenta, que los carretilleros, y los que en puntos fijo expenden carne ovino caprino y de cerdos, no tienen un mercado Mayorista, para abastecerse. Tienen que acudir a las Ferias de los Domingos, y fundamentalmente a los mercados informales, que han creado personas que traen productos de diferentes provincias y de los propios municipios del territorio, en la mayoría de los casos furtivamente.
Como colofón sobre este último párrafo, quiero fijar anécdotas o experiencias conocidas y vividas sobre el tema por este autor recientemente:
 (1) Un carretillero me comentaba, que ellos se abastecían con productos transportados por camioneros de varias provincias. Que esos ‘’vendedores mayoristas’’ aprovechando las virtudes de las comunicaciones, tienen móviles de los grandes compradores, fundamentalmente, los que tienen varias carretiles, y unas horas antes de llegar al territorio (Creo que se da en toda Cuba) por el cel. (Móvil) le van comunicando los productos que traen y el lugar donde se encontrarían, para vender. Dice que, en cuestiones de poco tiempo, un camión de malanga, de fango, de boniato, es rápidamente ‘’mayoristamente ‘’ comercializado, en sitios previamente escogido, donde no abundan inspectores.
 (2) Conocí de los proveedores de los municipios que los domingos son despachados para las ferias dominical, que, con ese mismo modo de operar, se desvían Y abastecen a carretilleros, los puntos fijos no estatales. Luego alguien en la Feria se encarga de ‘’legalizarlo’’ como que la mercancía se vendió allí, a cargo de alguna tajada fruto del soborno.
 Un carnicero de punto fijo a quien acudí para comprar algo para mi hogar, a viva voz el pasado domingo, decía que ya no vendería más carne limpia, -- de las que la comercializaba históricamente a 40 pesos la libra; que los paladares la compraban a 50 pesos; y el que quería ese tipo de carne, tendría que comprar las paletas completa a 28 pesos, que matemáticamente, es lo mismo que si la pagara a 40 ó 50; evadiendo de esta forma truculenta el precio topado por el estado de 30 pesos la libra.
Termino dejando claro, que nuestra sociedad, mediante los organismos encargados, de velar, por el respeto al pueblo, por eliminar esos precios no asequibles las amplias masas del pueblo; no permitirán esos abusos, y, en consecuencia, por un sentido humano se actuara, con el uso de la ley, a diferencia de lo que los voceros asalariados del enemigo están intencionalmente han publicado en las redes sociales. No es para matar de hambre al pueblo, no es para reprimir a los carretilleros, como lo están tributando.
Para mi gente, para los revolucionarios, para los agradecidos de Fidel de Raúl, de Miguel Diaz-Canel; para los que el 24 vamos por el sí a la nueva carta constitucional, ---fijo para concluir, -- mi reflexión, mi forma de pensar: en los tiempos actuales, es más fácil sancionar, decomisar, reprimir, y más difícil hacer trabajo preventivo, aconsejar, dialogar, para que la gente entienda, y de esta forma, no seremos nunca nosotros los que aportemos las causas y condiciones, para que los asalariados de la contrarrevolución, dispongan de armas para atacarnos.
Este complejo mercado hay que reordenarlo. Sin perjuicio de no hacer concepciones de principios. Sin dejarnos chantajear por nadie. Con la mira de defender al pueblo como se hace con estos topajes de precio, porque lo necesitamos para garantizar junto con las producciones estatales, algo tan sensible, como resulta la seguridad alimentaria para la mesa del cubano. De eso se trata.
Responder
# VENTURA CARBALLIDO PUPO 20-01-2019 06:41
EL CARRETILLERO QUE QUEREMOS
Por Ventura Carballido Pupo.
Los carretilleros en los momentos actuales, son los que expenden productos salidos de las producciones agropecuarias. Ellos propician, junto con los puntos de venta, y las placitas estatales, el complemento de la canasta básica para la alimentación de la familia cubana. Resultan indispensables para que llegue algo más a la mesa del cubano. Los productos que comercializan son muy sensibles para la población; sin ellos la situación se tornaría muy compleja ante las limitaciones económicas que el país tiene, fruto de la política de bloqueo económico, comercial y financiero impuesta oficialmente a partir de 1962 por el gobierno norteamericano.
Existen carretilleros y carretilleros. Están como el que radica en nuestro barrio. Persona muy sensible, cumplidor con la política protectora al soberano de los precios dictadas por el gobierno. Es de los que acude a los mercados oficiales e informales a abastecer con la mira en su gente.
Es una persona con formación, que se ha educado en su actividad comercializadora bajo la mirada, el monitoreo, y los consejos de su Comité de Defensa de la Revolución, el núcleo del PCC del barrio, del grupo comunitario. Es de cuando un comprador con bajos ingreso acude a él hasta acepta un pago posterior, y que ellos lleven la alimentación a la casa.
Estos son los carretilleros que queremos. Los que tengan convicción, que los productos que ofrecen, es para los médicos, enfermeras y enfermeros, que protegen la salud de su familia; para los docentes que forman a su hijos y nietos; para los agentes del orden que cuidan su seguridad y la tranquilidad ciudadana; para los trabajadores de comunales que les aportan servicios indispensables, y para tantos sectores de la sociedad, y que por lo tanto no pueden abusar encareciendo los productos y con la falta de calidad.
Como una especie de suerte, este carretillero de barrio, no es el único con esta positiva conducta. Existen muchos en Holguín, en el territorio Oriental en nuestra cuba bella. Los inspectores, la policía, los funcionarios encargados de esta actividad, al de mi barrio y los cumplidores, no les preocupan, no los molestan.
Lamentablemente están los que insensiblemente abusan de nuestro noble pueblo con precios exorbitantes, con productos de baja calidad y-- hasta alterados, -- como es la aplicación de sustancias químicas para precipitar maduraciones de frutas y viandas, que afecta la salud del humano. Boniatos con Tetuán, limones sin jugos, yuca que no se ablandan, frijoles llenos de impurezas y contaminados, entre otros
Muchos no son carretilleros oficiales; forman parte de una empleomanía, de una persona, dueño de muchas carretillas, que las abastece, les fija los precios, y le paga una cantidad de dinero para que salgan a vender. Pudiera pensarse en una especie de mafia en el ámbito comercializador que se va creando en nuestra sociedad, donde ilícitamente van surgiendo los nuevos ricos.
Son carretilleros que, ante un control de los funcionarios actuante, asumen conductas irrespetuosas, violentas. Son los que practican el soborno, --lo que lamentablemente, como en la viña del señor hay de todos, en algunos casos lo logran y salen ilesos-.
NO SOLO HABLAR DE LOS CARRETILLEROS Y SU CONDUCTA.
Los que abogamos porque la actividad comercializadora de los carretilleros, funcione bien, no estamos ajenos a responsabilidades con el funcionamiento de esta actividad,… a veces, por falta de comunicación, o por poca visión político en tratar estos casos en algunas ocasiones, y por no hacer lo que hacen los factores de mi barrio, con el cartillero de marra. Qué es ejemplo de buena conducta.
Lo primero que tenemos que tener claro, es que los trabajadores no estatales, oficializados, como son los carretilleros y otras, forman parte con iguales derechos y deberes que los colectivos laborales estatales. Con ellos no puede haber exclusión. El sentido de pertenecía con la sociedad, con el pueblo, con los órganos políticos y gubernamentales, no puede ser una quimera para esta nueva forma de producción y de los servicios
Los delegados del Poder Popular, los Jefes de Consejos Populares, los grupos comunitarios, convocan reuniones para valorar el estado de los servicios y las producciones, y en tal sentido invitan a los administradores de las bodegas, carnicerías, panaderías. ¿Por qué no lo hacen igual con los trabajadores no estatales, en especial con los carretilleros que radican en el barrio?
Cuándo se va a fijar una modificación de los precios, (topaje de los precios de los productos agropecuarios y otros) estimo desde mi óptica que, en forma previsora, debían reunirse con todas las formas no estatales (Cuentapropistas) dar a conocer los cambios, reflexionar, aconsejar, oír los criterios democráticamente de ellos. Si se hace así, las cosas funcionarían mejor. Con eso evitaríamos los rechazados con la paralización de las ventas y los incidentes, --como ha sucedido -- que se han dado lamentablemente, ante la justa actuación de los funcionarios, haciendo prevalecer lo normado.
Téngase en cuenta, que los carretilleros, y los que en puntos fijo expenden carne ovino caprino y de cerdos, no tienen un mercado Mayorista, para abastecerse. Tienen que acudir a las Ferias de los Domingos, y fundamentalmente a los mercados informales, que han creado personas que traen productos de diferentes provincias y de los propios municipios del territorio, en la mayoría de los casos furtivamente.
Como colofón sobre este último párrafo, quiero fijar anécdotas o experiencias conocidas y vividas sobre el tema por este autor recientemente:
 (1) Un carretillero me comentaba, que ellos se abastecían con productos transportados por camioneros de varias provincias. Que esos ‘’vendedores mayoristas’’ aprovechando las virtudes de las comunicaciones, tienen móviles de los grandes compradores, fundamentalmente, los que tienen varias carretiles, y unas horas antes de llegar al territorio (Creo que se da en toda Cuba) por el cel. (Móvil) le van comunicando los productos que traen y el lugar donde se encontrarían, para vender. Dice que, en cuestiones de poco tiempo, un camión de malanga, de fango, de boniato, es rápidamente ‘’mayoristamente ‘’ comercializado, en sitios previamente escogido, donde no abundan inspectores.
 (2) Conocí de los proveedores de los municipios que los domingos son despachados para las ferias dominical, que, con ese mismo modo de operar, se desvían Y abastecen a carretilleros, los puntos fijos no estatales. Luego alguien en la Feria se encarga de ‘’legalizarlo’’ como que la mercancía se vendió allí, a cargo de alguna tajada fruto del soborno.
 Un carnicero de punto fijo a quien acudí para comprar algo para mi hogar, a viva voz el pasado domingo, decía que ya no vendería más carne limpia, -- de las que la comercializaba históricamente a 40 pesos la libra; que los paladares la compraban a 50 pesos; y en consecuencia, el que quería ese tipo de carne, tendría que comprar las paletas completa a 28 pesos, que matemáticamente, es lo mismo que si la pagara a 40 ó 50; evadiendo n una forma truculenta el precio topado por el estado de 30 pesos la libra.
Termino dejando claro, que nuestra sociedad, mediante los organismos encargados, de velar, por el respeto al pueblo, por eliminar esos precios no asequibles para las amplias masas del pueblo; no permitirán esos abusos; y, en consecuencia, por un sentido humano se actuara, con el uso de la ley, a diferencia de lo que los voceros asalariados del enemigo intencionalmente han publicado en las redes sociales. No es para matar de hambre al pueblo, no es para reprimir a los carretilleros, como lo están tributando.
Para mi gente, para los revolucionarios, para los agradecidos de Fidel de Raúl, de Miguel Diaz-Canel; para los que el 24 vamos por el sí a la nueva carta constitucional, ---fijo para concluir, mi reflexión, mi forma de pensar: en los tiempos actuales, es más fácil sancionar, decomisar, reprimir, y más difícil hacer trabajo preventivo, aconsejar, dialogar, para que la gente entienda, y de esta forma, no seremos nunca nosotros los que aportemos las causas y condiciones, para que los asalariados de la contrarrevolución, dispongan de armas para atacarnos.
Este complejo mercado hay que reordenarlo. Sin perjuicio de no hacer concepciones de principios. Sin dejarnos chantajear por nadie. Con la mira de defender al pueblo como se hace con estos topajes de precio, porque lo necesitamos para garantizar junto con las producciones estatales, algo tan sensible: la seguridad alimentaria para la mesa del cubano. De eso se trata.
Responder