Nuestros principios jamás tendrán precio

  • Hits: 551
Fotos: Cortesía de la entrevistadaFotos: Cortesía de la entrevistada
 
Con 29 años de experiencia como profesional de las Ciencias Médicas y tres misiones internacionalista en países del continente Americano, la doctora Enelvis Cruz García está presta a regresar a Holguín, a la Patria, porque “nuestros principios jamás tendrán precio”.
 
Como parte del Programa Más Médicos para Brasil hace unos seis meses llegó a ese país a laborar donde hicieran más falta sus servicios. Junto a otros colegas de Baracoa, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba y Sancti Spíritus comenzó a brindar asistencia médica en el municipio de Fernandópolis, localizado en el noroeste del estado de São Paulo.
 
Doctora EnelbisH4
 
A esta especialista de Segundo Grado en Medicina General Integral y máster en Atención Integral a la Mujer, específicamente, le correspondió asistir a una población muy humilde desde una unidad básica del sistema único de salud, que se brinda a través del Programa.
 
En este medio año su equipo estuvo encaminado a dispensarizar a los 2 mil 691 pacientes del área, de los cuales 415 son hipertensos y 122 diabéticos, muchos de los cuales no conocían de su enfermedad; además captó 12 gestantes, con seguimiento estricto de su embarazo para lograr buena salud del niño y la madre.
 
Doctora EnelbisH3
 
Cooperó incansablemente con el Centro de Asistencia Infantil Comunitario (CAIC), donde se proporciona protección temporal y formación integral a niñas y niños menores de 5 años y 11 meses de edad, que se encuentran en situación de vulnerabilidad social, al ser hijos de madres trabajadoras y jefas de familia, que carecen de los servicios asistenciales y educativos.
 
En este ambiente de trabajo y consagración la doctora recibió el anuncio del Ministerio de Salud Pública, en el cual se informa de la salida de Cuba del Programa Más Médico, por el cual estaba en ese país. “Nuestro apoyo es irrestricto, porque nosotros somos ejemplo para el mundo y nadie puede poner en duda ni los valores de los profesionales de la Medicina ni la preparación y mucho menos el amor con que atendemos a los pacientes”.
 
Ella, quien en Cuba dejó a su esposo el doctor Luis Mario Carrasco Feria, también con una larga hoja de servicios en varios países y a sus dos hijos; el varón médico residente de cuarto año de Cirugía y la hembra estudiante de la carrera de Lengua Inglesa y Francesa, estima que ha sido lo correcto retirar la colaboración, porque no es cuestión de dinero su estancia allí, sino de dignidad y nadie tiene el derecho a entrometerse en las decisiones de Cuba o de los cooperantes, que viajan por disposición propia.
 
Doctora EnelbisH2
 
Enelvis de un carisma especial se ha ganado el cariño de sus compañeros de equipo y pacientes de Fernandópolis, que a pesar de estar de días feriados por allá les escribieron los siguientes mensajes:
Nilvia Nolfui, promotora de Salud: “Lamentable lo sucedido. Estoy muy triste. Ustedes son excelentes profesionales, están siendo perjudicados por política trazada por el gobierno de nuestro país”.
 
Adriana, gerente administrativa de Salud: “Estoy arrasada. Desafortunadamente, la población más carente que sufre es la perjudicada. Nunca antes estuvo mejor atendida en cuestión de servicios médicos, pero es así cuando están bien las cosas, siempre hay alguien para estorbar”.
 
Licenciada Sabrina, la jefa de la Unidad Básica de Salud: “Doctora Enelvis y doctor José, tengan la certeza de que los empleados de acá vamos a extrañar mucho su ausencia. Ustedes son super humanos. Tienen respeto con los pacientes ¡El CAIC necesita mucho de ustedes! Yo voy a sentir mucho su falta, incluso…Estoy triste”.
 
Artículos relacionados
 

Escribir un comentario