Apelando al orgullo holguinero

  • Hits: 2087
El orgullo holguinero pocas veces se me ha venido abajo, lo confieso con toda franqueza. Una de esas contadas ocasiones fue hace muy poco, cuando escuché a través del noticiero estelar de las ocho de la noche de la televisión cubana, que Holguín era la única provincia del país con trasmisión de dengue en el país.
 
Esa misma afirmación la había escuchado hacía apenas un día durante el balance provincial de la gestión del sector de la Salud Pública correspondiente a 2017. En ese encuentro la doctora Carilda Peña García, directora nacional de vigilancia y lucha antivectorial del Minsap, dijo textualmente: “Holguín no ha logrado resolver la situación higiénico epidemiológica y aunque ha avanzado lleva años desgastándose sin dar el golpe que logre el control del mosquito Aedes aegypti”.

Expuso argumentos irrefutables sobre las causas de este problema en el cual nos hemos enredado y no acabamos de resolver, a pesar de la cifra millonaria invertida en recursos materiales y humanos.

No dudo, que directivos del sector, médicos, enfermeras y demás personas reunidas aquel día sentimos enrojecer las mejillas ante las categóricas palabras de la especialista, que junto a otros expertos del Minsap permanecen en la provincia asesorando la estrategia de trabajo para bajar infestación y así la población del trasmisor de dengue, zika y otras enfermedades trasmitidas por este vector, que hoy convive con muchos coterráneos en sus viviendas y centros laborales.

Y aún cuando en los últimos meses se logra un avance con respecto a otras etapas y no existe trasmisión de Zika, este territorio es el único del país con dengue, pero si bien es la ciudad cabecera la de mayor focalidad, en la totalidad de los municipios, excepto en “Frank País”, hay incremento en el número de focos, estando Gibara, Banes, “Urbano Noris”y Mayarí con la mayor positividad.

En el caso de la ciudad holguinera, por donde comenzó este problema hace más de tres años, sus nueve áreas de salud tienen alta infestación; no obstante, las más afectadas con mayor número de manzanas reiterativas son “Álex Urquiola”, “Manuel Díaz Legrá”, “Mario Gutiérrez” y “Alcides Pino”.

De acuerdo con especialistas, son cinco las causas y condiciones que propician este adverso panorama epidemiológico, pero como principales sitúan a las plantillas incompletas y falta de estabilidad en la fuerza de trabajo, fundamentalmente en el municipio cabecera; poco control y exigencia por parte de la cadena de dirección y mala calidad del trabajo técnico.

Sin embargo, en ese grupo agregaríamos entre las primeras fallas que no dejan acabar de “coger al toro por los cuernos”, la baja percepción de riesgo aún latente entre la población que no entiende que el mosquito nos está velando el menor descuido para instalarse a vivir con nosotros, chupar nuestra sangre y así reproducirse y de existir un enfermo comenzar la trasmisión.
 
Y el otro serio problema es la falta de honestidad en el trabajo y fallas en el sistema de aviso en el tratamiento adulticida. ¿Cuántas viviendas se están dejando de fumigar cada día en las manzanas correspondientes? ¿Por qué si en las áreas de salud se conoce con tiempo suficiente cuándo se fumigará en un determinado reparto los vecinos se entera al momento de tener al operario bazuca en manos frente a su casa?, si es que está en ese momento.

Hoy se están quedando muchas, muchas viviendas sin visitar por los operarios de vectores y por los encargados del tratamiento adulticida, porque no se informa. Los trabajadores se van para sus centros laborales o el que iba a salir se fue y nadie controla este importante detalle. Ejemplos hay muchos sobre este particular en cada cuadra hoy.

Además, las llamadas pesquisas son un globo. Desde la calle el estudiante de Medicina, médico o enfermera de la familia y personal que se destine en un momento dado pregunta: ¿Hay alguien con fiebre, enfermo en casa?, No, responde cualquiera desde dentro o en la puerta. Bueno firme aquí, solicita el de la bata blanca. Y ya, esa es la simple “investigación” a un problema latente en la que está en riesgo la salud de muchos.

Si bien las personas deberían decir francamente cuando hay algún paciente con un síntoma o signo de la enfermedad, la inmensa mayoría lo esconde, porque, francamente, nadie quiere ingresar.

Entonces esta tarea tiene todavía muchos cabos sueltos imprescindibles de amarrar y eso se hace con fiscalización diaria para garantizar acciones eficaces y sostenibles. De esto debemos encargarnos los holguineros por nuestro orgullo, pero más aún por la salud y el bienestar de todos.

Escribir un comentario

Comentarios  

# adalis Sánchez 14-02-2018 13:59
Coincido con Ud. totalmente. De una ciudad caracterizada por la higiéne hemos naufragado hacia la cultura del descuido. Estamos viviendo para destruir la civilidad. Ud se refiere a las enfermedades que nos han afectado y a las que no hemos logrado poner freno, pero que me dice de todas esas plagas que también nos afectan?
Hablo de la basura que no se recoge, de las calles inundadas por salideros, de las paredes recien pintadas dañadas, de los urinarios públicos, y un largo etc.
De nada valen las reconstrucciones, a los días ya estan dañadas.Indigna ver a
los revendedores con los pies puestos en las paredes recien pintadas, hablan-
a gritos y sentados entorpeciendo la entrada a la tienda La Exclusiva a diario.
La Plaza de la Marqueta que todos debemos cuidar no escapa a los daños,
situación que debieramos combatir porque ese sitio, como el resto de la ciu-
dad le hable al visitante de quienes somos los holguineros. Mire a su alrededor
y digame si Ud. fuera un visitante qué opinión nos valdría?
Responder
# Yusimí 14-02-2018 18:36
En mi opinión solo realizando el autofocal se resolveria mas del 50 % del problema y no hay que esperar a las visitas del personal de la salud, qué está fallando, la consciencia de los ciudadanos.
Responder
# Lourdesp 16-02-2018 00:46
Ciertamente, si todos o la mayoría taparamos correctamente los tanques, dejáramos en contenedor de abate en los recipientes y sistemáticamente hiciéramos el autofocal el nivel de infestación bajaría. Y dejáramos de ser la única provincia del país con trasmisión de dengue.
Responder
# Rafael Rodriguez almaguer 16-02-2018 11:07
Ocupo esta página, pues considero que como Velasco, ese poblado dotado de dones probados, como ser Granero de Cuba, tener una cultura reconocida y contar con el edificio más bello de la cultura más allá de Holguín, tiene el orgullo de ser la tierra, del promotor cultural más valioso del siglo XX en este territorio y hoy 16 de febrero cumpliría 91 años, Felix Varona Sicilia,nos legó reconocimien to nacional, con un trabajo cultural integral, la formación de un público conocedor de las artes y la obra arquitectónica más bella del territorio, esa que hoy languidece por la inercia y la falta de sentido de pertenencia, solo tratando de salvarla haremos un homenaje digno a este combatiente-artísta.
Responder