Perfeccionamiento, no ruptura

  • Hits: 3229
Un Proyecto de Ley Electoral se propone a la aprobación de la diputación cubana, y aunque el pueblo no tiene participación directa en el proceso, pues lo hace a través de sus representantes en el Parlamento, se mantiene al tanto sobre cuánto acontece en torno al proceso de debates, por el tratamiento a través de los medios de información del país y la publicación del documento en sitios como el de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP).
 
Aun así, la participación popular es viable pues se habilitó el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para que quienes lo deseen envíen sus opiniones, que serán adecuadamente valoradas por la Comisión Redactora, según consta en el sitio de la ANPP.

ley electoral hgEn territorio holguinero, los Diputados del oriente de Cuba debatieron sobre el Proyecto de Ley Electoral. Foto: Elder Leyva
 
Una pregunta se sistematiza: ¿Por qué una nueva Ley Electoral? El proyecto responde al mandato de la recién establecida Constitución de la República, que en su disposición transitoria primera dispone que antes del plazo de seis meses, después de haber entrado en vigor la presente Constitución, la ANPP aprueba una nueva Ley Electoral, en la que regule la elección de los diputados a la Asamblea Nacional , su Presidente, Vicepresidente y Secretario; el Consejo de Estado, el Presidente y Vicepresidente de la República, los miembros del Consejo Electoral Nacional, los gobernadores y vicegobernadores provinciales, los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular, su Presidente y Vicepresidente.
 
Democracia, transparencia, lenguaje asequible y adecuación a las exigencias de estos tiempos le son inherentes al Proyecto que se sustenta en una base ética sólida garante de nitidez en las votaciones y del cumplimiento y respeto a los principios del sistema eleccionario cubano, como el voto libre, igualitario y directo.

La norma legal no parte de cero,tampoco es ruptura pues tiene en cuenta las experiencias de varios años de procesos electorales regidos por la actual Ley 72, a lo que se une un riguroso análisis para añadir elementos que le faltaban, lo cual le da amplitud, como lo confirman los 290 artículos que la componen hasta ahora. Otra de sus fortalezas es su carácter reglamentario porque describe en detalles el funcionamiento de cada estructura pues en la Ley vigente solo se realiza una mención muy escueta sobre estas.

Propone novedades como la incorporación del Consejo Electoral como un órgano permanente, así como sus pares a nivel provincial y municipal con una estructura acorde con sus funciones y en correspondencia con las características de los procesos que se convoquen.

También formula la modificación de la proporción establecida para la elección de los Diputados de uno por cada 30 mil habitantes de un municipio o fracción mayor de 15 mil. Si un municipio tiene más de 45 mil pobladores le corresponden dos Diputados.

Para estos casos las cifras importan, pero más relevante es la representatividad territorial, lo mismo del capitalino Plaza de la Revolución que del holguinero Sagua de Tánamo, al igual que todos los sectores de la sociedad, aspectos que se salvaguardan.

De aprobarse la propuesta en estudio, la ANPP estaría compuesta por 474 diputados, cifra menor que la actual que es de 605. El Consejo de Estado igualmente varía la cuantía de 31 a 21 integrantes, incluyendo su dirección.

La desaparición de las asambleas provinciales es de los cambios más comentados entre las personas, al igual que la introducción de las figuras del gobernador y vicegobernador a este nivel.Muestra de un importante documento que se perfecciona es la inclusión, por primera vez, del papel de los supervisores y colaboradores, durante los procesos electorales.

Para los miembros no profesionales de las estructuras electorales que participan en las elecciones periódicas y otros procesos se contempla la solución acertada para una inconformidad que venía limitando la incorporación de este personal: el derecho a recibir el pago de estimulación previsto en sus centros laborales, como complementos salariales.

Otra nueva: Las asambleas municipales podrán convocar a consultas populares a ese nivel sobre temas específicos que le interesen a los electores del territorio. Otro principio básico elemental que se salvaguarda es que en Cuba quien nomina y elige continuará siendo el pueblo.

Escribir un comentario