Lo que alcanza el amor

  • Hits: 1376
Amor hace falta en el mundo. El universo sufre una violenta sacudida y el odio impera, lamentablemente, en muchas mentes.

La ciudad de la Habana acaba de pasar un desastre de la naturaleza y cinco municipios fueron golpeados por los embates. Familias enteras perdieron todo en cuestión de minutos y otras, con mucho dolor, enterraron a sus víctimas.

Gestos de solidaridad se han visto en tan críticos momentos, personas honestas comparten lo que tienen de manera desinteresada, pero existen quienes amparados en ese suceso acuden a la falacia con fines de politiquerías.

Las redes sociales reflejan esa dicotomía: verdad contra la mentira para tratar de subvertirnos, con esa marcada tergiversación de la realidad.

Traduzco lo publicado por un señor, en Facebook: “A quienes están difundiendo noticias falsas, como que las autoridades impiden la entrada de ayuda al lugar del desastre, les digo, es un total embuste”.

Cuenta que su hija, desde el 28 de enero último, trabaja voluntariamente en la recolección de donativos a los damnificados y, por iniciativa propia, ella y un grupo de amigos llevaron su ayuda humanitaria, después de pasar los controles puestos allí a manera de organización, entregaron su apoyo más hablaron con la gente.

Concluye con palabras determinantes: A los que reparten su odio y frustración, a quienes intentan dividirnos, que se aparten. Los de buena fe cooperan, sin segundas intenciones ni con la idea de sobresalir””.

José Martí fue un ejemplo del amor a su Patria, a su familia, amigos y al prójimo. Fueron sus frases: La única verdad de esta vida, y la única fuerza, es el AMOR. El patriotismo no es más que amor. La amistad no es más que amor.

-La única ley de la autoridad, es el amor.
-Un grano de poesía sazona un siglo.
- La música es la más bella forma de lo bello, pero sólo el amor engendra melodías...
-Sin sonrisa de mujer no hay gloria completa de hombre.
- Cada beso, es un huésped del corazón.
-Hay un solo niño bello en el mundo y cada madre lo tiene.
-Triste cosa es no tener amigos, pero más triste es no tener enemigos, porque quien enemigos no tenga, es señal de que no tiene: ni talento que le haga sombra, ni bienes que se le codicien, ni carácter que impresione, ni valor temido, ni honra de la que se murmure, ni ninguna otra cosa buena que se le envidie.

José Martí quiso intensamente a Cuba y dicho amor lo reflejó tanto en su actitud de poner su vida al servicio de la liberación de su tierra natal del yugo colonial español de Cuba, como en lo que patentizara en cartas, discursos, poemas y trabajos periodísticos en relación con el compromiso que tenía con su Patria.

Con el decursar de su existencia, en sucesivas ocasiones, Martí expresó el deber que tenía para con su Patria, el mismo que tendremos los dignos cubanos este 24 de febrero.
 
 Hilda Pupo Salazar
Author: Hilda Pupo Salazar
Periodista especializada en temas de educación y valores. Autora de las columnas Página 8 y Trincheras de ideas.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# angel arturo 18-02-2019 14:58
En tiempos de solidaridad, cualquier mano amiga, calida y sincera es el mejor aliciente al dolor. Me duele sin embargo, ver como en estos momentos de solidaridad para la Habana, aparecen tantos recursos, manos amigas, donaciones como si la Habana 500 fuera el non-plus-ultra del desastre en Cuba. Hay provincias que fueron mas afectadas por varios ciclones juntos. Las Tunas sufrio el Ike y el Irma con su planta habitacional y hoy estan entregando viviendas en la Habana. Alguien me puede explicar, no confundir, ni atacar verbalmente, quien se olvido de Oriente, como dicen en Occidente? No es justo, ni lo será nunca.
Responder