Chapucería

  • Hits: 2796
chapuceria
 
El modo de lo realizado diferencia el buen hacer de la chapucería, por eso no es suficiente el necesario llamado a trabajar, sino lograr la eficacia en cada uno de nuestros actos.

Las labores, con bajo nivel cualitativo, malgastan recursos y esfuerzos por gusto, porque al final las soluciones se tergiversan.
 
Eso sucede siempre que no se respeten las adecuadas formas de obrar. Si tapamos un hueco en la vía y lo hacemos de cualquier manera con seguridad lo tendremos otra vez al poco tiempo. Un sencillo dulce de harina y hasta el pan nuestro de cada día pueden ser distintos si lo elaboramos con mayor o menor interés y no omitimos materiales indispensables.

Perjudica bastante las terminaciones insuficientes de los apartamentos, esos que se filtran y mortifican a los vecinos que moran abajo.

Los padres pueden generar muchas dificultades si equivocan la educación de sus hijos. El primer error en la crianza es obviar la época y referir, con nostalgia, los tiempos, cuando el cinto y la chancleta eran los correctivos usados.

Vivimos un período en el cual las nuevas tecnologías se imponen y el dialogo, entre generaciones, es necesario. Los fallos en la formación de los descendientes cuesta caro, así puede suceder en el caso en que los maestros cometan deslices en la conducción correcta de sus alumnos’.

Las malas prestaciones de los servicios, las ofertas con deficiencias y dificultades en una determinada misión generan esos churros tan dañinos, para la sociedad, entonces no se trata solo de esforzarse, sino hacerlo bien en todo.
 
Hay quienes no tienen en cuenta la competencia y lo distinto de disfrutar algo hecho con esmero y lo vendido con problemas.
 
Por qué ustedes creen que algunos usuarios cruzan una ciudad entera, para adquirir un producto en determinado lugar, pudiéndolo comprar en la esquina de su casa?

Conocí, hace un tiempo, a una vendedora de tragos de ron en una cantina estatal. Su lugar de trabajo, siempre, tenía una nutrida clientela de todas partes, ella confesó ¿Saben por qué me escogen a mí? Porque no le echo agua, ese es el secreto de la preferencia.

Dijo Martin Luther King: Si un hombre es llamado a ser barrendero, debería barrer las calles incluso como Miguel Ángel pintaba, o como Beethoven componía música o como Shakespeare escribía poesía. Debería barrer las calles tan bien que todos los ejércitos del cielo y la tierra puedan detenerse y decir: aquí vivió un gran barrendero que hizo bien su trabajo”.
 
 Hilda Pupo Salazar
Author: Hilda Pupo Salazar
Periodista especializada en temas de educación y valores. Autora de las columnas Página 8 y Trincheras de ideas.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# ulises 03-12-2018 14:20
Creo que tiene toda la razon en lo que plantea en su articulo y todo parece indicar que esos deslices no solo suceden en Holguin,porque aqui en Villa Clara tambien sufrimos de estos males aqui nos hace falta una vendedora de tragos de ron en una cantina estatal que no le eche agua al ron que expende.
Responder