Fuente de sabiduría

  • Hits: 1298
ancianos
 
Dijo el pensador chino Confucio: “Si uno no demuestra respeto hacia los ancianos, ¿en qué se diferencia de los animales?
En las culturas asiáticas, los de la tercera edad ocupan una posición privilegiada, se les venera y los consideran fuentes de sabiduría, incluso el gobierno de Beijing proclamó una ley que obliga a los hijos adultos a atender a sus padres ancianos.

Aquí, también, está prevista esa legislación, aunque son pocos los procesos legales al respecto. En Cuba cada vez más los descendientes se desatienden con sus progenitores y se lo dejan a cuidadoras mediante estipendio económico o a la propia sociedad. Se incumple lo establecido.

De ninguna forma incluyo a quienes delegan en otras personas, para que realicen esa noble misión, urgidos por tener que cumplir su compromiso laboral. Estos están entre dos obligaciones: la atención a sus ascendientes y la responsabilidad con el trabajo. Refiero los que con posibilidades se desentienden y dan la espalda a sus viejos.

Es lastimoso ver solos a esos que ya peinan canas, aunque tengan una nutrida prole. La dura realidad con la desprotección a los adultos mayores, hace pensar en ocasiones que quienes perdieron a sus padres los quieren vivos para mimarlos y consentirlos y los quienes, aún los tienen a su lado, poco les importan.

Velar a quienes nos dieron la vida ofrece la posibilidad de acompañar y ser protagonistas de los últimos años de sus existencias, la
oportunidad de darle amor a esas personas especiales y la maravillosa suerte de tenerlos, aunque no sean iguales que antes.
 
 
Como dice una lectora: achacosos, pero conmigo aún. Otra de las consecuencias negativas provocadas por esa compleja tarea 
de amparar a papá o a mamá es el conflicto entre los hermanos. Todos tienen la misma obligación y ninguno tiene el derecho de “recostarse” a otros y tratar de justificar su ausencia, porque la actitud del responsable resulta más difícil.

Me vienen a la mente varios nombres de padres ancianos muy bien atendidos por sus hijos y cabe la historia de Ángela González Moyares, una señora con 2 retoños, 4 nietos y 8 bisnietos, que el pasado 18 de octubre llegó a los cien años y, como quinceañera consentida, tuvo su celebración en el mismo local, donde las jóvenes festejan la edad
dorada en esta ciudad de Holguín.

La cooperación fue de sus descendientes, orgullosos de tenerla entre ellos.Reflexionemos con esta frase: Ama a tus padres, trátalos con cariño, porque nunca conocerás su verdadero valor, hasta el día que tengas de ellos solo sus sillas vacías.
 Hilda Pupo Salazar
Author: Hilda Pupo Salazar
Periodista especializada en temas de educación y valores. Autora de las columnas Página 8 y Trincheras de ideas.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Ventura Carballido 03-11-2018 06:40
Hilda en ambos soportes vuestros materiales son los primerios que observo, medito, estúdio, ya que su linea noble de irardiar espiritualidad en sus contenidos, le da un valor extraordinario sobre estos tiempos, para lectores de estos momentos convulsos que vivimos. Este , publicado, es un reclamo maravilloso, usted al lado de los necesitados. Cierro insertando en este comentario, como aspecto de exclente valia estos dos parráfos . Gracias Hilda. ''Es lastimoso ver solos a esos que ya peinan canas, aunque tengan una nutrida prole. La dura realidad con la desprotección a los adultos mayores, hace pensar en ocasiones que quienes perdieron a sus padres los quieren vivos para mimarlos y consentirlos y los quienes, aún los tienen a su lado, poco les importan.

Velar a quienes nos dieron la vida ofrece la posibilidad de acompañar y ser protagonistas de los últimos años de sus existencias, la
oportunidad de darle amor a esas personas especiales y la maravillosa suerte de tenerlos, aunque no sean iguales que antes.
Responder