Nadie alcanza la altura con un solo vuelo

  • Hits: 9458
La vida puede ser muy difícil, llena de tropiezos y el camino empedrado, por eso, no se pretenda mejorar sin haber realizado algún esfuerzo y esperar a que llegue todo por la canalita.
 
Aquellos que pretendan prosperar sin hacer ningún trabajo y aumentar caudales, sobre la base del fraude, las trampas o el engaño están condenados al fracaso. La victoria es el premio de los que sudan tras las metas y no se recuestan a alguien, esperando tiempos mejores sin hacer nada.

Es importante el valor de la actitud, el esfuerzo y el sacrificio para poder alcanzar el éxito, hacer realidad nuestros sueños, metas, aspiraciones, anhelos y lograr lo que deseamos. Hacerle frente con mente positiva al fracaso y a los obstáculos en la existencia.

Debemos poseer tesón para ayudarnos nosotros mismos, a hacerles frente a las barreras con las que tropezamos a diario, en nuestra lucha constante e infinita por hacer realidad nuestros sueños y alcanzar la felicidad.
Es bonito expresar al final de la jornada:”no fue fácil, pero lo logré”.

Solo de nosotros dependen los resultados, acuérdate que la cotidianidad te va a poner piedras en tu camino y de ti depende escoger el fruto: una pared o un puente.

Brindo este poema, para reflexionar:

Nadie…

Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación ni alcanza la altura con un solo vuelo.

Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces…

Nadie recoge cosechas sin probar muchos sabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra.

Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en un barco sin temerle a la tormenta, ni llega a puerto sin remar muchas veces.

Nadie siente el amor sin probar sus lágrimas, ni recoge rosas sin sentir espinas.

Nadie hace obras sin martillar sobre un edificio, ni cultiva la amistad sin renunciar a sí mismo/a …

Nadie llega a la otra orilla sin haber ido haciendo puentes para pasar.

Nadie puede juzgar sin conocer primero su propia debilidad.

Nadie consigue su ideal sin haber pensado muchas veces que perseguía un imposible.

Nadie conoce la oportunidad hasta que ésta pasa por su lado y la deja ir.

Nadie deja de arder con fuego dentro de nadie.

Nadie deja de llegar cuando en verdad se lo propone…
 Hilda Pupo Salazar
Author: Hilda Pupo Salazar
Periodista especializada en temas de educación y valores. Autora de las columnas Página 8 y Trincheras de ideas.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario