Vicisitudes al llegar a la “Santiago-Habana”

  • Hits: 999
Fotos: Alexis del ToroCon la nueva terminal interprovincial se ganó mucho en confort. Fotos: Alexis del Toro
 
Fueron 13 horas de viaje, sentada a 90 grados de inclinación. “Molida”. Cansada.Le dolía todo. Ir de La Habana a Holguín, sobre ruedas, es, cuando menos, incómodo. Llegó y agarró el maletín, y su bolso de papas, como buena oriental.
 
Ya le habían dicho que la terminal era nueva, bonita y funcional, pero Yanelis, ansiosa por estar en casa, terminó dándole a un botero más dinero que el invertido en su regreso de la capital y… ¿Fue la única esa madrugada? ¡Qué va! A Asdrúbal, desde la Santiago-Habana al reparto José Díaz, lo llevaron en moto, sin piedad con la billetera.

Sus situaciones se preveían desde que fue ubicada la nueva terminal interprovincial José María Pérez Capote en la Carretera Central, vía a Las Tunas. ¿Es así el panorama?

terminal delio 4Delio Almaguer.
 
Delio Almaguer, director de Operaciones en la delegación provincial de Transporte, revela: “Al estar emplazada en las afueras, se han adoptado medidas para que se acceda a ella y brindarles posibilidades de transportación a los pasajeros. Allí se concentran transportes estatales y no estatales; en el caso de los primeros, con la incorporación aquí de los motociclos, creamos una piquera de 14 en total. Estos cobran cuatro pesos en los primeros cuatro kilómetros y suben un peso por kilómetro después de esa distancia, siempre dentro de los límites urbanos. Este servicio comienza a las 8:00 am, hasta las 10:00 pm.

“Se emplean, igualmente, autos de Cubataxi que, aunque su objeto fundamental se encuentra vinculado a los hospitales, fueron solicitados para apoyar cobrando en moneda nacional y asumiendo carreras locales. Ahí, funcionan dos carros de día, con una tarifa de 50 centavos el kilómetro. Un ejemplo, de la terminal a la Comunidad del Aeropuerto Militar serían cinco o seis pesos”.

También, apunta Almaguer, hay piqueras de medios privados, regidas por oferta y demanda, y una controladora que verifica la entrada y salida de los transportes. Por otra parte, en horario nocturno, cuando terminan a las 9:30 pm las salidas de Yutong y se retoman a las 4:45 am, y arriban autobuses de tránsito y otros, se apela al sistema de confronta, que empezó hace alrededor de un año.

terminal hg 2La terminal de ómnibus urbanos, aledaña a la Santiago-Habana, no es la solución definitiva.
 
Un ómnibus Diana, de 45 capacidades, a partir de la medianoche hasta las 4:00 am, se mantiene entrando a la terminal cada una hora aproximadamente. Esta atraviesa la ciudad y circula por distintos lugares, entre ellos el “Lenin”, baja por la calle Aguilera, el Pediátrico y Las Baleares, Clínico-Quirúrgico, Avenida de Los Libertadores… Por 20 centavos, el viajero puede tomar una escala en la terminal Las Baleares y seguir hasta los municipios.

“Además, tenemos la expedición de ómnibus en una terminal que queda a unos 100 metros de la Santiago-Habana, la cual empieza a funcionar a las 5:00 am y, paulatinamente, van disminuyendo su actividad las rutas de menor flujo de pasajeros sobre las 9:00 pm. El P-1, desde Ciudad Jardín al Clínico-Quirúrgico, se mantiene trabajando hasta medianoche; de ahí se incorpora la confronta, por eso creemos que las 24 horas están respaldadas. El P-1 está constantemente, aunque después de las 11:00 pm se queda con un solo ómnibus, si bien por el día tiene entre 14 y 16, así que la frecuencia es alta. De ese sitio salen siete rutas, las cuales abarcan casi toda la ciudad, varios repartos”, manifiesta el director.

A juicio de Almaguer, “la ubicación geográfica de la terminal interprovincial es ideal, pues está en un extremo con acceso a la Circunvalación, por lo cual los autobuses que vienen de afuera no se ven afectados por tranques vehiculares citadinos, que complicaría mucho el tráfico. Viendo los pro y contra, los beneficios fueron muchos más, al ganarse en confort, desde todo punto de vista”.

Rulier Ferrales, jefe de estación de La Santiago-Habana, esclarece: “Tenemos en la madrugada cuatro llegadas, de Matanzas y La Habana, y cinco salidas, principalmente para las provincias orientales, Moa y Santa Clara. El trompo de Ómnibus Holguín trabaja de acuerdo con nuestro horario de programación”.

terminal hg 3Se ha dilatado demasiado que Viajero –empresa de reservaciones– intervenga en Holguín con puntos de venta de pasajes.
 
A raíz de la inauguración de la “José María Pérez Capote”, según Ferrales, Ómnibus Nacionales cubre casi el 90 por ciento de la transportación interprovincial, dada la situación que afrontan trenes y aviones desde aquí y hacia aquí. Admite que es cierto que la lejanía de la ciudad y quizás el atraso ocasional de algún ómnibus han motivado, en ocasiones, inquietudes de la población.

“Otra insatisfacción ha sido la oferta de alimentos ligeros durante la noche, la cual no estuvo estable en los inicios. La recepción de equipaje se puede hacer hasta dos horas antes y estamos prestando servicio de custodia, que por dos pesos te lo resguarda 24 horas, o sea, usted se anota en lista de espera y adquiere su boleto, y este pasa del departamento de custodia hacia el autobús. La entrega de equipaje, todavía hoy, la ejercemos desde el ómnibus”, añade.

¡ahora! encontró lógica en la propuesta de Orestes Pupo, holguinero que manifiesta que los motociclos deberían tener las tarifas públicas, es decir, la señalización de una lista de precios de las rutas. Encuentra que la terminal está separada del centro urbano, pero entiende que es idónea su ubicación, por las particularidades de este tipo de instalaciones.

Viaja bastante Lidia Cárdenas desde La Habana hasta Sagua de Tánamo. Se queja de la lejanía entre la Santiago-Habana y Las Baleares, porque paga 40 pesos por ese tramo en transporte no estatal. Para ella, la opción de las guaguas es molesta, pues viene con mucho equipaje y la aglomeración en esos medios es alta.

Para gustos se han hecho los criterio, y Eddy Velázquez comenta: “Muy contentos los holguineros con su merecida terminal; sin embargo, ¿cómo llegamos hasta ella? Los pobladores del Consejo Popular Pueblo Nuevo no tenemos ruta de guagua que pase por el Hospital Lenin y llegue hasta Ciudad Jardín, y mucho menos en horas tempranas. Hay que buscar a veces más dinero para llegar a la Santiago-Habana, que para comprar el pasaje hacia otros territorios distantes”.

Quien se hace llamar José en la sección de comentarios de nuestro sitio web, opina: “Estuve un domingo allí y, a pesar de que era por la mañana, no había en qué moverse con equipajes. Te imaginas montarte en una ruta 10 (el P-1 actual) con dos maletas y una caja. Un auto particular cobraba a esa hora 75 pesos, el más barato, por trasladarte a la Salida a San Andrés”.

Maribel Aguilera, holguinera también, declara: “Sabemos que existen guaguas urbanas, pero las Dianas son un transporte muy pequeño al viajar con bultos, y además incómodos. La máquina para salir o entrar a la terminal, en horas de la noche, te cobra muy caro”.

En cuestiones de acceso a la Santiago-Habana, siempre habrá qué hacer, pues es obvia su lejanía del centro de la Ciudad de los Parques y de otras ubicaciones. Estar en la periferia nunca fue un capricho ni un desliz geográfico; responde a una práctica común en el mundo entero, a fin de facilitar el tránsito de los autobuses y propiciar un movimiento correcto del resto de los vehículos.

Hay que resaltar en la “José María Pérez Capote” , dónde se aborda la confronta y su horario e itinerario, porque la población, claramente, está poco familiarizada con su existencia e incluso estudiar la ampliación de su actividad. Se ha dilatado demasiado que Viajero –empresa de reservaciones– intervenga en Holguín con puntos de venta de pasajes; esto redondearía un servicio asumido ahora por Ómnibus Nacionales, en la antigua terminal.

La Santiago-Habana tiene un puesto clave de ómnibus urbanos a algunos metros de distancia, pero es un hecho que este, por la realidad del transporte en el país, es un “bálsamo”, no la solución definitiva. Sin embargo, de ninguna forma la nueva terminal interprovincial nació “torcida”. Es pertinente perfeccionar su integralidad.
 
Artículo relacionado
 
Nelson Rodríguez Roque
Author: Nelson Rodríguez Roque
Licenciado en Estudios Socioculturales Periodista Deportivo y de temas Históricos y Políticos
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Luz Marina 15-05-2018 19:56
Yo le pregunto al compañero Delio, si ¿ha tenido la oportunidad de llegar en la madrugada a la Terminal y encontrar algún medio de transporte estatal? Seguro que sí, su auto debe hanerlo estado esperando, porque simple mortales como yo hemos llegado y no ha habido NADA. Y creame periodista, que si es así el panorama.. ojalá los dirigentes anduviesen más a pie para que comprobaran de primera mano cómo funciona verdaderamente el transporte público en Holguín. Periodista extrañé leer su opinión acerca de esta situación.. Saludos..
Responder
# el luisi 16-05-2018 10:59
Para mi la terminal esta en el lugar ideal aunque la quisieron sacar de la ciudad por el trafico esta en un lugar céntrico pues la periferia de holguin en ese sentido hoy es el cruce del coco.Comparto el criterio de Delio pues a ella puedes llegar y salir por varios medios incluso con precios MUY MODICOS que pueden ser de 20 CENTAVOS
Responder
# yoel amed 16-05-2018 13:20
Si la husieran creado con un servicio intermunicipal a Moa, otro a Gibara - Antilla cada 90 min la cosa fuese diferente, pero acostumbrados a ser cubanos por el hecho de que las cosas nos quedan a medias, las penurias se mantienen y mas aquellos que llegan a las 1200am y van con esos destinos, en fin seguimos pasando la mano y no atacando las cosas como debe ser.
Responder
# Will 20-07-2018 20:36
Por esto y mucho más es que Moa se está quedando sin gente. El transporte (en este caso) hacia dicho municipio es una de las problemáticas más graves que tiene esta provincia. Increible!!!, 100 pesos por el sector privado desde Holguín hasta Moa (si no estas muy apurado) porque si lo estas, Aguantate!!. El petróleo que usan esos toyotas son algún tipo de petróleo especial (o es combustible de avión). Pero bueno, no quiero dilatarme en lo del pasaje privado, solo pienso que la solución matricial si está para todos aquellos que llegamos a Holguín sobre la 1 am desde la capital y tengamos que esperar hasta la 6 am a que salga la primera guagua para Moa. Súmale a eso que si la logramos coger debemos aguantar hasta las 10 am que lleguemos a Moa, waooo, se dice y no se cree. Creo que si los choferes disminuyeran un poco la compra de leche, yogour y otras cosas podríamos llegar un poca más temprano a Moa, no se, es mi criterio. Nada que somos cubanos y tenemos más que provado que cuando queremos lo logramos. Si no hechemos una mirada a la historio y miremos a los asaltantes del moncada
Responder