Sistematicidad contra el Aedes

  • Hits: 3951
Aedes 1
 
Temperaturas muy altas y sostenidas; lluvias, vacaciones, descuidos, desorganización, indisciplina social y problemas en la calidad del trabajo técnico y de supervisión son algunos de los “ingredientes” perfectos para que la situación epidemiológica se torne compleja, sobre todo en estos meses, históricamente, reportados como los más propensos y favorables para reproducción del mosquito Aedes aegypti (Aa).

Sin embargo, después de casi más de un lustro enfrascados en una campaña antivectorial, en la cual se han invertido cuantiosos recursos humanos y materiales y puesto en práctica varias estrategias de trabajo, Holguín se mantiene como la provincia del país con mayor índice de infestación y los mismos problemas señalados en el cumplimiento de esta determinante tarea.

Por ejemplo, partamos cada uno de nosotros de un análisis de conciencia de qué hacemos en el enfrentamiento a las arbovirosis desde nuestros hogares. Nos daremos cuenta entonces de las fallas en el autofocal, de los tanques destapados y sin el contenedor de abate; las veces que no fue fumigada la casa o de haber permitido el tratamiento adulticida abrimos ventanas y puertas antes de los 45 minutos reglamentados; de las fiebres y otros síntomas y signos escondidos por más de un miembro de la familia negado a ir al médico o ingresar en un centro asistencial hasta el etcétera de todas esas medidas bien conocidas que pasamos por alto sin pisca de percepción de riesgo a un problema latente.

En la otra parte está el sistema de Salud y organismos encargados de apoyar esta cruzada contra el mosquito Aedes aegypti. Una de las principales fallas arrastradas es no acabar de completar la plantilla de control de vectores y de fuerza técnica tanto para realizar la labor sistemática de inspección y supervisión, como el tratamiento adulticida.
 
Aedes 2

Y si a esas dificultades unimos que muchos de los llamados a suplir el déficit de personal calificado o los mismos integrantes de la Campaña Antivectorial infringen responsabilidades de marcada importancia se enreda más la madeja como lo está ahora.

Nos viene a la mente el focal o visita inoperante de algunos que apenas se limitan a entrar a la casa (si entran) y mirar de soslayo un tanque y acto seguido pedir el “Visto”; las “pesquisas” desde la puerta de la casa con la pregunta a cualquier de la familia: “Hay alguien con fiebre?”, y ante el No rotundo y seco proferido por alguien está la invitación a firmar al lado de cuántos nombres del núcleo estén relacionados en el papel.

También es muy recurrente la llegada del fumigador cualquier día u hora sin un aviso oportuno, lo cual trae consigo que el tratamiento adulticida se realice a regañadientes o queden viviendas cerradas y después no se recuperen, a pesar de conocerse las implicaciones de esta falla.

Además, con mirada crítica y responsabilidad pensemos en la mezcla de fumigación adulterada, en el poco aprovechamiento, que no pocas veces damos a las posibilidades y conocimientos de las decenas y decenas de estudiantes de la carrera de Medicina movilizados para apoyar esta tarea y las fisuras evidentes en la organización y control del trabajo cuadra a cuadra o manzana a manzana en cada uno de los repartos, lugar donde se pierde o gana la batalla al mosquito.
 
Aedes 3

Y la única alternativa posible para todos los holguineros tiene que ser desterrar al Ae de nuestro territorio. Para ello debemos llamarnos a reflexión y cumplir con lo que nos corresponde. Así podremos bajar el 1,33 de índice de infestación reportado por la provincia, como consecuencia de la situación presente en la casi totalidad de los municipios, ocho de ellos con ese indicador por encima de 1,0 y más puntualmente el cabecera, donde está a 2,24 con las nueve áreas de salud urbanas en situación compleja y por donde inició todo con el Ae.

La mayor positividad sigue correspondiendo a los tanques bajos y aunque las viviendas continúan con papel protagónico en esta problemática, los centros de trabajo fuera del sistema de vigilancia requieren de análisis casuístico, a partir de la cantidad que se reportaba con focos (184) hasta el pasado día 18 de este mes, algunos en ellos descubiertos en unidades y establecimientos de sectores para los cuales una sola larva debe constituir un bochorno.

Por eso cada uno de los involucrados en la Campaña antivectorial y la población deben recordar, que desde un inicio los especialistas del Ministerio de Salud Pública, que han acompañado a la provincia en esta tarea, advirtieron que al mosquito solo lo eliminaríamos con sostenibilidad en todas las acciones de prevención y enfrentamiento a las enfermedades trasmitidas por ese vector. Retomemos más que la palabra, su significado y vayamos a cumplir con lo que nos corresponde por la salud y el bienestar de toda una población.
 

Escribir un comentario

Comentarios  

# Alexander 08-07-2019 10:42
La tarea de eliminar el mosquito es responsabilidad de todos ,todos tenemos que contribuir a la limpieza de nuestros hogares y centro de trabajo , no dar tregua a este flajelo es la misión mas importante que tenemos para erradicar este peligroso insecto .
Responder