Donantes de vida

  • Hits: 502
Hay quienes lo definen como “símbolo altruista”, otros “muestra desinteresada”, “alta cuota de sensibilidad” o “gesto solidario”. Me quedo con esta frase de nuestro Comandante en Jefe Fidel: “No se puede medir ni en millones, ni en dinero, lo que significa una donación de sangre”.
Así, concretamente, Fidel especificaba un acto difícil de traducir en pocas palabras, por la grandeza que representa desprenderse de una parte de sí para entregarla a otra persona, sin que medie ningún tipo de interés o beneficio propio.

donante sangre 1
 
Desde 1962, cuando inició la donación voluntaria de sangre (DVS) en Cuba, hasta ahora suman miles y miles de nacionales, entre 18 y 65 años de edad, quienes en distintos momentos han abrazado esta práctica, para así contribuir a salvar incontables vidas e incrementar la esperanza y calidad de vida de pacientes dentro y fuera de fronteras.

Sí, porque en más de una ocasión cubanos han extendido su brazo sin mirar atrás para ayudar a otros hermanos con su sangre. Por ejemplo, imposible de olvidar el mayo de 1970 cuando tras un fuerte terremoto ocurrido en Perú, el Líder Histórico de la Revolución fue el primero en donar sangre entre los más de mil ciudadanos que respondieron al llamado a lo largo del país.

Sería él, también, impulsor en nuestro país de la DVS, convertidas ya en tradición revolucionaria liderada por el Ministerio de Salud Pública (Minsap) y los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), cuyo trabajo conjunto ha propiciado que nuestro país supere la meta propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de una entrega de sangre por cada 20 habitantes y, además, esté entre las pocas naciones del mundo donde ese elemento esencial para la existencia se ofrezca de manera voluntaria, gratuita y de forma sistemática.

A ese logro ha contribuido la provincia de Holguín, hoy entre las de mejores resultados del país y planes más altos de entrega, con 38 mil 6 donaciones de junio de 2018 a similar mes de 2019, concedidas por unos 38 mil hombres y mujeres incorporadosde manera generosa y casi anónima al esencial Programa,desde cualquier lugar de este extenso territorio.

A esas personas se les agradece que cada tres meses, por lo regular, extiendan un brazo, para dejarse extraer cerca de 450 mililitros de sangre, cantidad que no trae complicaciones alorganismo y posible de recuperar en breve período.

Por eso el reconocimiento a cada uno de esos donantes, que quizás durante esos 15 minutos que ven llenar la bolsa plástica con el líquido rojo extraído de su cuerpono hayan reparado en pensar cómo con su desprendimiento benefician a unas tres personas o contribuyende manera decisiva a la asistencia médica, porque sin el respaldode sangre no es viable el tratamiento de muchas enfermedades, como las oncológicas; proteger al Programa Materno Infantil, las intervenciones quirúrgicas, trasplantes de órganos y la atención a politraumatizados, pacientes con hemorragias o quemaduras, entre otros; así como también a la industria médico farmacéutica.

De manera que para los más de 38 mil holguineros de hoy y los cientos de miles que a lo largo de estos 57 años han sido parte de este noble Programa no debe ser solo el 14 de junio la fecha a tenerlos presentes y reconocer su valía sin precio.

El aporte de ellos se precisa enaltecer en todas y cada una de las jornadas de forma oportuna,desde el barrio, el centro de trabajo o estudio y sí, además, recordar, que el Día Mundial del Donante de Sangre se celebra en honor al nacimiento del doctor austríaco Kart Landsteiner, descubridor de los grupos sanguíneos humanos y Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1930.

Escribir un comentario