La Cuba ansiada

  • Hits: 758
Las soluciones a muchas de las actuales dificultades hoy en Cuba, ocurren por las características que tienen los directivos decisorios en cada lugar. Los llamados “cuadrados” e insensibles son grandes escollos a la hora de buscar soluciones inteligentes a problemas cotidianos.

Díaz-Canel defiende la sensibilidad de los cuadros, como requisito fundamental en su accionar y sentencia: “tenemos que ponernos en el lugar de los pobladores, para poder enfrentar los problemas con acierto, hacerlo con buen gusto e involucrar a la gente, para mejorar el ambiente en que viven con sus propios esfuerzos”.

Entre los pilares para el mejor ejercicio del gobierno, en cualquier instancia sobresalen: Estar en actitud para rendir cuentas, el constante debate y el diálogo permanente con la población, en los lugares más complejos y sobre cualquier tema.

Hay que ser capaces de usar, como instrumento, la comunicación social, lo que beneficiará la interactividad entre el gobierno y su pueblo, tanto por los medios de comunicación tradicionales, redes sociales o cualquier otra vía.

En la actualidad los dirigentes deben saber que los problemas enfrentados tienen soluciones muy complejas y, por tanto, hay que asumirlas con varias alternativas desde la cientificidad y la innovación.

Los métodos y estilos de trabajo deben distinguir la complicada responsabilidad de quienes dirigen. Importante es tomar decisiones correctas, lograr que puedan interpretarlas, tantos los implicados como quienes participan en la materialización.

De ahí que una cualidad tipificadora, de nuestros dirigentes, debe ser la capacidad de pensar como los necesitados y meditar sobre las dificultades del país, con pensamiento flexible, más acorde a la ubicación geográfica, porque no es lo mismo una solución en Ciudad de la Habana o en Moa.

Motivo de insatisfacción popular son esas respuestas dilatadas, por demoras no entendidas. Asunto sin atender son deficiencias acumuladas y personas con disgustos, por el mal tratamiento a sus quejas.

La dirección colectiva permite la participación conjunta en la búsqueda de las soluciones más adecuadas, con una significativa vinculación con la base y el chequeo sistemático de lo hecho.

Explicar con claridad y transparencia cuanto realizan, no solo pone al tanto de los emprendimientos, sino facilita la participación colectiva para hallar los mejores caminos en esos objetivos, porque en la medida que conozcan, a fondo, las tareas acometidas, pueden opinar, sugerir o analizar las acciones con mejores conocimientos.

Fundamental son las rendiciones de cuenta de los organismos sin autocomplacencia, porque la realidad añade convencimiento a quienes evalúan los empeños y, muy importante, es la calidad de lo que se hace, sello identificativo de la utilidad de cada acción.

Debemos acostumbrarnos a buscarle alternativas a cada insuficiencia, porque para ellas no hay una sola variante y nadie tiene verdades absolutas en sus manos.

A la disciplina y el orden nunca debemos renunciar, como requisitos de esa necesaria eficiencia. En cada pedacito del país la prosperidad y tranquilidad ciudadana pasan por las cosas bien hechas y el descontrol es un pésimo escenario, para conseguirlo.

Hay que ir a la esencia de los inconvenientes, defender el rigor, orden y conducta propios de la sociedad que queremos. Entre las batallas fundamentales, la económica requiere devolverle al salario su lugar priorizado, con el objetivo supremo de resolver los problemas financieros de las familias, como fundamental obligación dentro de los cambios.

Solo de su pueblo depende la Cuba ansiada, con el trabajo en el escalón fundamental.
 
Rodobaldo Martínez Pérez
Author: Rodobaldo Martínez Pérez
Máster en Comunicación Social, autor del blog Holguín Ahora.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Eliades Hidalgo Torres 11-05-2019 10:24
Todos vemos cómo nuestro Presidente le está metiendo el pecho a todo lo que tiene que ver con la atención a la población en cosas muy sensibles, reúne a su Consejo de Ministro, participa en las Mesas Redondas, visita a las provincias y a organismos relacionados con la atención al pueblo, etc,etc,etc. Mirando ese ejemplo pienso que en las provincias pudiera hacerse lo mismo. Los Consejos de Dirección de los Organismos básicos(dígase Vivienda, Planificación Física, MINCIN, etc,) debieran hacer recorridos por las instancias que están establecidas para atender soluciones del pueblo y chocar de primera mano con los que en esos momentos se encuentren para tramitar o resolver situaciones y escuchar sus criterios porque estoy seguro muchos problemas no se resuelven por la insensibilidad de algunos funcionarios y trabajadores. Tele Cristal pudiera crear uno o dos programas semanales (parecido a la Mesa Redonda) donde se aborden los problemas de la provincia con la presencia de los principales directivos del tema que se quiera tratar, y la solución que se está dando. La prensa por su parte aunque lo hace creo debe incrementar más con reportes ilustrativos de las cosas que más nos afectan. Esto, a mi humilde criterio ayudaría.
Este comentario no es una critica, es una opinión muy personal que ayudaría en gran medida a la solución de algunos problemas.
Muchas gracias
Responder