¿Por qué el Sí?

  • Hits: 1591
constitucion voto comentari
 
La pregunta base, que da pie a este comentario, es el significado de darle un Si al proyecto de Constitución cubana este 24 de febrero del 2019.
 
No se trata, simplistamente, de validar una Ley de Leyes más, para sumarla a la lista de tan importantes documentos del país, sino de concientizar que aprobar esa Carta Magna, en específico, es abrirle las puertas al único sistema que piensa en las mayorías.

Cuando decimos que la afirmación en el referendo defiende la continuidad referimos, precisamente, eso, la aprobación de un gobierno humanitario, que durante 60 años su preocupación mayor es su pueblo.

Una Constitución distinta, hija de otra dirección gubernamental en el territorio, no hablaría de derechos a los niños, jóvenes, mujeres, ancianos…, sino a las minorías, para aumentar su poder de explotación a las grandes masas.

¿Se imagina una constitución capitalista hablando de educación y salud para todos, construcción de obras sociales y servicios populares? La esencia de ese sistema es incompatible con tales dividendos.

Tenemos grandes dificultades en el ámbito nacional, una por la crisis mundial, un bloqueo yanqui que existe, pese a quienes se empeñan a negarlo y nuestros errores de los hombres, culpables de las fallas, pero la nueva Constitución refleja principios socialistas, benefactor de la población, redactada con una esencia colectiva, de beneficio popular y con gratuidades negadas en otras partes.

No nos confundamos, no vamos a votar para perpetuar las dificultades que pueden ser objetivas o subjetivas, sino preservar una política de sensibilidad, cuando se refiere al pueblo, aquella que medita sobre el bienestar de los hombres y mujeres e incluye la justicia.

La realidad de hoy, en el territorio nacional es circunstancial y se diseñan mecanismos para tratar los males y la Carta Magna refleja
principios más duraderos, frutos de un tipo de administración que desde 1959 rompió los regímenes entreguitas que brindaban Cuba a Estados Unidos en bandeja de plata.

Esa es la independencia pretendida a salvaguardar, la cual aboga por una Tierra soberana, sin dueños extranjeros y nunca convertidos en fruta madura obligada a caer en la boca engullidora del Imperio, por una sencilla gravitación.

El actual proyecto, sometido a consideración pública, posee 229 artículos y el capítulo cinco dedicado a derechos, deberes y
garantías. Con su aprobación se deroga la constitución de 1976 y sus reformas, con el mérito de ser la primera Constitución socialista del Hemisferio occidental.

En un breve repaso, son importantes las 4 constituciones de la República en Armas, la de Guáimaro en 1869, la de Baraguá, en 1878, Jimaguayú, en 1895 y la Yaya, en 1897.

Corresponde a la etapa neocolonial la de 1901, nacida con el engendro de la Enmienda Platt y la del 40, progresista par a su época. En la Revolución la de 1976 y sus reformas en 1992 y 2002.

El presidente Díaz- Canel precisó que la nueva Ley de leyes reforzará la institucionalidad del país, establecerá la prevalencia de
la Constitución en el actuar de los principales dirigentes gubernamentales, además, de una mayor inclusión, justicia e igualdad
social y "un reforzamiento del empoderamiento del pueblo en el gobierno de la nación”.

Llamó a la unidad de todos los cubanos, e insistió que "el país que necesitamos se construye con el esfuerzo de todos y calificó al 2019 como otro año de grandes desafíos".

El proyecto constitucional fue enriquecido con los planteamientos de las masas y se le hicieron, aproximadamente, 760 cambios, entre adiciones y eliminaciones de artículos, frases, palabras y otros.

El próximo 24 de febrero, los ciudadanos con derecho al voto, podrán ejercer el sufragio para respaldar la nueva Carta Magna cubana, una Constitución moderna que nace como fruto de un histórico ejercicio de construcción colectiva.

El conocimiento nunca debe faltar, así como el significado del Si en la Constitución, para el futuro de Cuba.
 
 
Rodobaldo Martínez Pérez
Author: Rodobaldo Martínez Pérez
Máster en Comunicación Social, autor del blog Holguín Ahora.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario