El reto del equipo de Holguín

  • Hits: 846
cachorros holguineros
 
La pasión está de regreso al abrir su “portón” la LVIII Serie Nacional de Béisbol y Holguín se dispone a la batalla, luego de un torneo precedente nada halagüeño, que vio a Los Cachorros alejarse hasta el decimocuarto lugar, posición que tratarán de hacer olvidar en esta nueva campaña.

Escribía estas notas cuando faltaban algunas horas para el comienzo del primer partido de Holguín frente a Villa Clara en el “Sandino” y me preguntaba si Los Cachorros podrían romper el maleficio de apertura de temporada, que lo han llevado a perder su primer desafío y subserie en los últimos cuatro inicios de campeonatos.

El último “arranque” feliz se remonta a la LIII Serie, cuando Holguín debutó con barrida a Ciego de Ávila en el “Calixto García” y seguidamente ganó 2-1 el compromiso a Granma.

Realmente para esta nueva Serie, los problemas objetivos de los holguineros comenzaron días antes de que se diera la voz de ¡a jugar!, debido a lesiones y otros contratiempos de varios jugadores, que anunciaba la apertura con una alineación debilitada, en comparación con la esperada antes de ocurrir esos imprevistos.

Mas estos deben ser obstáculos transitorios. Si a esas ausencias en el comienzo, le agregamos que el primer y segundo exámenes serán frente a dos elencos exigentes, como Villa Clara y Ciego de Ávila, entonces podemos convenir que el arranque es tortuoso. Veremos…

La nómina holguinera se ve mejor en el infield con el regreso del pelotero-softbolista Luis Raúl Domínguez, quien es una garantía en el campo corto y facilita a Paumier a ir a la antesala, su mejor trinchera. Y el retorno de Cáceres ayuda cualitativamente a la alineación y refuerza los jardines.

Siempre se espera muestras de avances en jóvenes con un año más de acción y que experimentados tengan una temporada mejor, pero lo más preocupante es el pitcheo, que siempre define para bien o para mal. Resulta una incógnita su posible rendimiento, máxime ahora que Santiestaban está dolencias y podría perderse, por lo menos, las primeras subseries y la baja definitiva por lesión de Ernesto Hernández.

La fuerza monticular holguinera descansa sobre brazos varias veces lastimados. El pitcheo entrenó mucho con la égida de los destacados preparadores Ávila y Gil y el ojo avizor del mentor Noelvis, convencido de que en ese sector está gran parte del todo o nada del destino de su equipo.

Las luces de esperanzas están puestas mayormente en los veloces José y Rafael Sánchez, abridor y cerrador, respectivamente y que el persistente zurdo Luis Ángel Gómez tenga otra vez una productiva serie, más lo que puedan aportar Santiestaban, Paredes, Oris y otros.

Noelvis confía en que Yunier Suárez lo saque nuevamente de aprietos en los finales de partidos. Holguín no es inicialmente favorito para clasificar (estar entre los seis), ¿pero cuándo lo ha sido?, sin embargo, ha logrado el boleto para la segunda etapa en cuatro de las últimas cinco temporadas? Eso ha sido posible porque se ha superado a sí mismo con el batallar de jugadores y dirección. Ese es nuevamente su reto.

Calixto González Betancourt
Author: Calixto González Betancourt
Master en Comunicación Social, Licenciado en Periodismo. Especializado en temáticas deportivas. Responsable de la Columna “En esta Serie” por más de 30 años.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario