Veranómetro musical

  • Hits: 3209
 Soy una melómana empedernida -y que den fe mis conocidos-, una amante del ritmo… una bailadora implacable. Por eso en el verano, quizás también para olvidar este “calor nuestro” que achicharra, me entrego sin pudor al mundo de la melodía, bailo, tarareo o canto el estribillo de moda u otro que, sencillamente, me atrape.
 
Lo cierto es que empezar el día con música me hace más dulce, mejor persona, menos huraña. Con un tema “bien arriba” es fácil perdonar, olvidar y por supuesto, vivir.
 
Según los especialistas, escuchar lass canciones favoritas reduce el dolor, disminuye el estrés, refuerza la salud, estimula el cerebro; aumenta el rendimiento físico; facilita el sueño; funciona como medicina emocional… y hasta etcétera.
 
Si a estos beneficios se le añade la “magia” que envuelve a los días de verano, entonces la música se va integrando al repertorio personal de cada quien, y la etapa estival queda inevitablemente unida al son de estas composiciones, que, con el paso de los años, recordamos con cariño.
 
La banda sonora de mis vacaciones, por ejemplo, tiene varios hits de las listas de éxitos nacionales e internacionales a lo largo de mis 28 veranos. Temas musicales que de manera constante, a traición, asoman imparables en estos meses del año. Piezas demasiado poderosas que no me permiten retroceder, ni huir, ni siquiera decir que voy al baño como excusa. Músicas que solo puedo…bailar y bailar.

En este “veranómetro musical” están el Aserejé de Las Ketchup -canción española flamenco-pop con coreografía incorporada que sacudió mi verano de 2002. Para ser sincera es una canción delirantemente tonta, pero su estribillo incomprensible me hace todavía mover los brazos al aire hipnóticamente.

Otro de mis temazos históricos es Waka-Waka de Shakira, que incluso en estos días de mundial me hace despojar ataduras e intentar igualar el movimiento de la popular colombiana. Sin dudas, esta fue la canción del verano 2010 y tema oficial del Mundial de Fútbol de Sudáfrica conquistada por España.

Así, con “La mano arriba, cintura sola, da media vuelta, Danza Kuduro” (Don Omar, 2011), mi lista se ensancha. “Despacito” (Luis Fonsi y Daddy Yankee, 2017) las bailo hasta la saciedad en bares, discotecas, fiestas en el pueblo... Por supuesto, siempre se forma “La gozadera” (Gente de Zona y Marc Anthony, 2015)… y “Ai Se Eu Te Pego” (Michel Teló, 2012) puede que nos quedemos “Juntos pero no revueltos” (Qva Libre, 2016).

Mi ranking personal tiene, también, otras canciones vetadas, musiquillas que se encuentran sumergidas en las más oscuras y tenebrosas profundidades de la ineptitud musical; que se meten en las entrañas de tu cerebro y lo taladra hasta la extenuación.

En esta vuelta suben los temas que denigran a la mujer e incitan a la violencia, las que venden líricas soeces y obscenas, cantos que exaltan los mensajes de cambio político o regeneración moral.
 
Bailable y altamente socializadora, así es la música que prefiero. Si se mete en una coctelera musical algo del merengue dominicano con unas gotas puertorriqueñas, un poco de son cubano, de reggae jamaicano y de rap y hip-hop neoyorquinos, el resultado final es el ritmo ideal para que no pasen desapercibidos estos días de playa, sol, deportes…

Aún queda mucho por escuchar en el panorama sonoro de la Isla, quién sabe si de pronto nos sorprende alguna que otra canción y “engorde” aún más las anécdotas vividas este verano.

¡Ah!, eso sí, cuidemos todos de la tranquilidad y del ambiente apacible de nuestra ciudad. Subamos el volumen, pero al afecto fraternal, la solidaridad y el respeto entre coterráneos, porque la moda de los altos decibeles no solo incomoda, sino enferma. ¡Y de qué manera!
Isis Sanchez Galano
Author: Isis Sanchez Galano
Licenciada en Periodismo desde 2013 y puro sentimiento hace más de dos décadas.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# VENTURA CARBALLIDO PUPO 19-07-2018 16:07
Miren que cosa más intersante el de este bonito trabajo, donde esta joven periodista, identfica las cosas que le sirven de estimulo esperititual de motivacion en la vida; que la hace feliz. Ella con su narrartiva de que es''' una melómana empedernida una amante del ritmo… una bailadora implacable'' Ella da una eleganmte bienvenida al verano identifica que '' para olvidar este “calor nuestro” que achicharra, me entrego sin pudor al mundo de la melodía, bailo, tarareo o canto el estribillo de moda u otro que, sencillamente, me atrape.'' Asegura esta comunicadora,Isis Sanchez Galano. que tienen ya un lustro de graduada en periodismo, que:
'' empezar el día con música la hace más dulce, mejor persona, menos huraña. ''Con un tema “bien arriba” es fácil perdonar, olvidar y por supuesto, vivir.
En su narrativa desde el punto de vista psicologico, da por probado, que ''segun los especialistas, escuchar lass canciones favoritas reduce el dolor, disminuye el estrés, refuerza la salud, estimula el cerebro; aumenta el rendimiento físico; facilita el sueño; funciona como medicina emocional… y hasta etcétera.''
Este atractivo y contagioso articulo, da la medida que existen muchas cosas en la vida, que son prospensa, a generar cosas buenas y cosas malas. Si no existiera la musica, el baile, esta muchachita desde el punto de vista emosional, estaría incompleta; y sirve para anunciar otras experiencias; yo por ejemplo soy un apasionado a la pelota, al Bésibol; cuando mi equipo gana trabajo mejor, mi sueño es reaparador , soy feliz; cuando sucede lo contrario, (Como esta pasando ahora) resulta diametralmente opuesta mi vida emosional. Por suerte tengo otras cosas que me sirve para buscar mecanismo de ajustes: leer, todo tipo de libro, preferentemente de hisatória, y cosas como este trabajo que me resulte agradable. La felicitacion a la autora.
Responder
# ISGalano 23-07-2018 14:32
Gracias Carballido!!!, como he dicho en otras ocasiones yo escribo en primera persona, pero mi sentir es también las de otras muchas personas!!! Se que en esta isla "acaimanada" la música la llevamos en el alma!!. Saludos
Responder