La honradez es una virtud

  • Hits: 1152
En época de mis abuelos decían: “Con pantalones zurcidos, pero honrado”, para ilustrar que podía tenerse mala situación económica, con la falta de las más disímiles cosas, sin embargo, no era justificación para tener bienes, acudir al fraude, robo, estafa e ilegalidad.

El hurto al Estado Cubano, en cualquier expresión, ahora conocido como “luchar”, es un peligroso riesgo socio-ideológico, por la comprensibilidad de algunos en considerar licito lo extraído, incluso, hasta se solidarizan con la expresión: “los pobres, están necesitados” a quienes, indebidamente, cogen mercancías y, después, venden a precios desorbitados.

La honradez es una virtud que consiste en decir la verdad, ser decente, recatado, razonable y justo. Desde un punto de vista filosófico, es una cualidad humana que consiste en actuar de acuerdo como se piensa y se siente.

Es lastimoso que artículos acabados de llegar a los centros de trabajo, con una finalidad determinada, aparezcan en las calles, por revendedores. Patrimonios estatales van a bolsillos particulares, sin el menor esfuerzo.

Ese efecto coladera desangra al país, porque se le extrae sus riquezas, con el nada entendido pretexto de sustraerle sus recursos, para después ofrecerlos como si fueran de propiedad personal.

En verdad se requieren, hacen faltas en los hogares y, en una deteriorada psicología social, lo adquieren hasta personas decentes, pero con necesidad de ese producto, acción nociva para nuestra sociedad.

Hay quienes muestran sin recato, “su capital”, alejado totalmente del trabajo honrado y hasta embullan a otros a buscar el dinero fácil.

Se entronizan formas cómodas de aumentar los peculios, sin sudar la camisa, como hacerse dueños de los primeros turnos de una cola para venderlos después. No hay más remedio que caer en esas manos, si quiere resolverse.

Es una muestra de un preocupante alto nivel de déficit de exigencia y control, sobre quienes aprovechan cualquier debilidad estatal, para engordar su bolsillo. Realmente el enfrentamiento requiere ir a la raíz de cada problema, de lo contrario hoy se oculta y mañana vuelve, como el cuento de nunca acabar.
 Hilda Pupo Salazar
Author: Hilda Pupo Salazar
Periodista especializada en temas de educación y valores. Autora de las columnas Página 8 y Trincheras de ideas.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario