La academia desde el surco

  • Hits: 633
unidad docente 1Fotos: Alexis del Toro
 
Muy altas son las expectativas que sobre el polo productivo de Mayarí tiene Cuba, por su elevado potencial en la sustitución de importaciones y la producción de alimentos. Tal reto implica la búsqueda de alternativas que pongan a la ciencia como medio para un fin. Por ello surgió la Unidad Docente Cueto, perteneciente a la Empresa Agropecuaria “Guatemala”

Nacida de un convenio entre el Ministerio de Educación Superior, representado por la Universidad de Holguín (Uho) y el Ministerio de la Agricultura, esta institución lleva apenas un año de funcionamiento y recibe a estudiante de la carrera de Ingeniería Agrónoma de dicha casa de altos estudios, quienes permanecen todo el cuarto año en la instalación hasta donde llegan también los de tercer año durante sus prácticas pre-profesionales.
 
unidad docente roberto Roberto Batista Valcarcel, Jefe de departamento de Ciencias Agropecuarias en la Uho.

“Este proyecto tiene el objetivo de desarrollar en los estudiantes mayores habilidades prácticas, organización, disciplina laboral, pues se vinculan directamente a un aérea de producción al tiempo que reciben docencia. Realizan mayor cantidad de clases prácticas”, comenta Roberto Batista Valcarcel, Jefe de departamento de Ciencias Agropecuarias en la Uho.
 
unidad docente alexander

Alexander Rodríguez, administrador de la unidad docente, explica que el centro cuenta con 14 cubículos, cada uno con capacidad para cuatro estudiantes y otros dos con espacio para seis; posee agua potable las 24 horas y en total pueden albergar 80 personas incluyendo a los docentes.

Además, tienen dos aulas, un laboratorio de computación con cuatro máquinas conectadas a internet, suministradas por la Uho.
 
Cuentan con una cátedra y biblioteca; tres almacenes, cocina-comedor y áreas comunes amuebladas para el confort de los estudiantes, todo esto gestionado con un capital humano de 10 personas. Los gastos se comparten entre la Universidad y la Empresa Agropecuaria.
 
Raúl Borrero San Juan, coordinador de la carrera de Ingeniería Agrónoma del Centro Universitario Municipal de Cueto, afirma: “Tenemos 30 estudiantes de tercer año y de cuarto 23. Estos últimos trabajan con los bancos de problemas de los centros productivos.

Durante las prácticas los de tercer año visitan las unidades productivas, fundamentalmente toman en cuenta las estructuras de recursos humanos; la preparación de los suelos para la siembra, y otros contenidos preestablecidos por el plan de estudios.
 
 

En el caso de los de cuarto año, reciben docencia lunes y martes y realizan prácticas laborales el resto de la semana en las diferentes unidades productivas del territorio. En su mayoría, además de participar en los sistemas productivos, montan sus experimentos en esas unidades, con lo cual tributarán a sus respectivos trabajos de diploma.

Actualmente los profesores que imparten la docencia son de la sede central, pero estamos trabajando en la categorización de siete profesionales de la zona. También se prevé ofrecer cursos de postgrado para técnicos e ingenieros, en correspondencia con las necesidades del territorio.
 
Para llevar a cabo todos estos procesos realizamos convenios con la Empresa Agropecuaria Guatemala y hemos tenido el apoyo de la empresa de cultivos varios, de todas las formas productivas, incluso aquellas que trabajan con privados”.
 
unidad docente 02

De las ventajas de esta iniciativa habla Raidel Guevara Mora, directivo de de la empresa agropecuaria: este centro ayudará a resolver cuestiones desde el punto de vista profesional pues los egresados deben incorporarse a la parte productiva con experiencias prácticas.

Ellos socializarán sus conocimientos, serán la mano profesional calificada que tendremos dentro de uno o dos años. Por ejemplo, ahora algunos hacen sus experimentos sobre el cultivo del maíz a partir de un nuevo híbrido, investigan el rendimiento del mismo a partir del empleo de las máquinas de pivot central y verán el desarrollo del frijol y el plátano extra denso que se encuentra bajo riego.

Por aquí también pasarán estudiantes de economía, veterinaria y otras especialidades que favorecerán el trabajo de la cooperativa pecuaria. Esta es una experiencia muy ventajosa que valdría extender a todo el país caribeño.
 
unidad docente yelenisYelenis Palmiera, estudiante de cuarto año de Agronomía.

Aunque algunos alumnos se mostraron reticentes al cambio que esta alternativa implicaba para la cotidianeidad de la carrera, ya se hacen evidentes sus ventajas, como asegura Yelenis Palmiera, de cuarto año de Agronomía.

Para ella “la unidad docente permite que los estudiantes adelanten los experimentos que tributan a sus tesis. En mi caso me correspondió el cultivo del frijol y los bioestimulantes que se emplean en este.

Los resultados aportarán beneficios directamente a la población. Esta es una carrera donde vale más la práctica que la teoría y aquí tenemos la oportunidad de contactar directamente con el campo”.
 
unidad docente abelAbel Sánchez Perdomo, director de la empresa agropecuaria Guatemala

Tan altas como las aspiraciones que sobre el polo productivo se fundan, son las que nacen de la Unidad Docente Cueto, para Abel Sánchez Perdomo, director de la empresa agropecuaria Guatemala “si hay un problema de nuestra empresa es el déficit de profesionales de especialidades afines a la agronomía .

Tenemos una demanda de fuerza técnica calificada de más de 600 profesionales hasta el 2030, según el programa de desarrollo y las inversiones que trascenderán en Mayarí. El hecho de que los estudiantes se formen aquí, resolviendo problemas prácticos de la empresa y que hayamos creado esto y tengamos vínculos con la Universidad, nos facilita que ese personal permanezca aquí.

Tenemos la proyección de terminar en el próximo año tres casas para técnicos, cuando los estudiantes salgan de acá pasan a ellas, que están previstas en Birán, Cueto y Mayarí, para que hagan su adiestramiento. Luego tenemos un programa de viviendas por el que pueden optar, todo ello para estabilizar la fuerza. La idea es enamorarlos de la Empresa Agropecuaria Guatemala.

Esta unidad docente era una necesidad. Hasta el momento hay cuestiones que se deben definir en el convenio con la Uho, en materia de presupuesto de gastos. Aún falta completar la inversión, esto debe seguir creciendo, es nuestra proyección y apuesto por ella”.

Con mucho por hacer nace este proyecto, que configura un ciclo cerrado de un proceso que va desde lo académico a lo productivo, con la ciencia como herramienta, para resolver necesidades concretas del sector agropecuario. Difícilmente las investigaciones que resulten del trabajo en la unidad docente se “engaveten”, afortunadamente están previstas para la inmediata generalización de sus resultados para que un asunto entendido como de seguridad nacional: la producción de alimentos, se concrete de manera eficiente, sostenible y científicamente sustentada.
 
Artículos relacionados:
 
Liset Prego Díaz.
Author: Liset Prego Díaz.
Yo vivo de preguntar… porque saber no puede ser lujo. Esta periodista muestra la cotidiana realidad, como la percibe o la siente, trastocada quizá por un vicio de graficar las vivencias como vistas con unos particulares lentes
Más artículos de este autor

Escribir un comentario