Vidas revolucionadas en Sagua y Cayo Mambí

  • Hits: 606
Fotos: Aroldo García (Radio Rebelde)Fotos: Aroldo García (Radio Rebelde)
 
¿Sería ese mes el último de la Tiranía? El centro de Cuba ardía, con el Che, Camilo y sus fuerzas invasoras embistiendo a los batistianos. Al usurpador le quedaban reductos en Oriente.
 
El norte de aquella provincia, en su porción este, todavía tenía guarniciones en pie de guerra. Fidel y Raúl, conocedores de esa región cercana a Birán, decidieron asestarle al enemigo el golpe de fin de año.
 
cayo-mambi.jpg
 
Fue así que combatientes rebeldes de la Columna 19 José Tey y la 17 Abel Santamaría, ambas pertenecientes al Segundo Frente Oriental Frank País y lideradas en cada caso por los Comandantes Belarmino Castilla y Enrique Lussón, desarrollaron la Operación Sagua-Cayo Mambí. El Día “D” resultó el 16 de diciembre, cuando la defensa del territorio “cayomambisero” se resquebrajó ante el empuje barbudo, y al filo de las 11 de la noche los tiros empezaron a escucharse en la localidad sagüera.
 
Durante ocho jornadas, el Ejército Rebelde peleó palmo a palmo en cada sitio de Sagua de Tánamo e impidió la llegada de refuerzos desde el Cayo, geográficamente próximo.
 
Si España tuvo su Guernica en la Guerra Civil, nuestra Isla puede decir que la cabecera del municipio más montañoso del Holguín actual fue su Ciudad Mártir. La aviación de Fulgencio se ensañó bombardeándola.
 
cayo mambi 2
Cualquier lector que consulte publicaciones de aquella etapa, podrá constatar los destrozos ocasionados por ametrallamientos y proyectiles lanzados desde el aire.
 
La Fuerza Aérea del II Frente Oriental, a pesar de su poca disponibilidad de aeronaves y escasa experiencia combativa,hizo algunas incursiones sobre el cielo de las posiciones lacayas. Ya para la Noche Buena del ‘58 la Revolución Cubana triunfó en esas zonas y se abrió camino hacia otras.
 
cayo mambi 3
 
La inventiva del “Caballo de Troya”, blindado empleado por los guerrilleros, quedó como testigo de aquella ofensiva. Nunca serán suficientes cuartillas para reseñar esos pasajes, donde el pueblo fue aliado incalculable y los mártires superaron la veintena.
 
Hoy, “Frank País” y Sagua no son ni la sombra de hace 60 años. La vida allí revolucionó. Cayomabiseros y sagüeros son otros, son personas. Llegan de Brasil dignamente vestidos de médicos, recogen café en el lomerío, triunfan en lides multideportivas o reciben títulos de ingenieros o maestros… Fueron abrazados por la justicia social.

Escribir un comentario