Con nueva sala de Oncohematología pediátrico de Holguín

  • Hits: 2234
Fotos: Carlos RafaelFotos: Carlos RafaelConfortable y dotado de todos los requerimientos exigidos para la atención de los pacientes reabrió sus puertas el Servicio Territorial de Oncohematología del hospital pediátrico Octavio de la Concepción de la Pedraja de Holguín, al concluirse la reparación de su local al costo de más de 400 mil pesos.
 
La amplia sala, ubicada en el tercer piso del edificio, multiplicó su espacio para aumentar de tres a cinco los cubículos de aislamiento destinados al seguimiento de los niños una vez inician el tratamiento para combatir la leucemia linfoblástica aguda infantil (LLA), linfomas y otros tipos de cáncer hematológico requeridos de cuidados especiales; además de otros dos de ingreso, pero de régimen más abierto, todos dotados de baño sanitario independiente, teléfono fijo y equipos de televisión de pantalla plana.
 
inaugaurac sala pediatricoH4
 
También fue dispuesta una cabina de seguridad para la preparación de los sueros citostáticos, amplió departamento enfermería y se construyó cuarto y sala para médicos, donde discutir los casos y reposar los especialistas de guardia 24 horas; además de un pantry.
 
Otra de las más importantes piezas habilitadas es el local de quimioterapia ambulatoria con entrada y salida fuera de la sala, ahora con mayor capacidad, baño y demás beneficios para la asistencia de los pacientes.
 
Esas mejoras ya las aprecian los 14 niños ingresados y sus familiares en la Unidad, que fuera visitada por Ernesto Santiesteban Velázquez, primer Secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia y Manuel Hernández Aguilera, vicepresidente del Consejo de la Administración (CAP) en este nivel, tras dejar reinaugurada la obra asumida por la Empresa Constructora de Holguín (Ecopp) y apoyada por más de 10 organismos y entidades del territorio.
 
inaugaurac sala pediatricoH
 
El doctor René Núñez Inza, jefe del Servicio de Oncohematología, agradeció en nombre de su colectivo de 30 especialistas, enfermeras, técnicos y auxiliares y de los niños en tratamiento, la transformación lograda en esa sala donde se atienden pacientes de las provincias de Las Tunas, Granma y Holguín, con la profesionalidad y amor que necesitan estos infantes.
 
Explicó que cada año son diagnosticados, como promedio, entre de 25 a 30 casos nuevos, es decir la incidencia crece; sin embargo, por el seguimiento, la eficacia de los tratamientos y no escatimar ningún recurso para ellos la mortalidad disminuye para así aumentar la sobrevida.
 
Por ejemplo, el tratamiento solo de citostáticos en un niño de unos 27 kilos de peso cuesta entre 20 a 30 mil dólares, y, en ocasiones más, debido al bloqueo norteamericano por el cual deben trasladarse esos medicamentos de lejanos países como China e India.
 
La doctora Odalys Escobar Pérez, especialista para la atención del Programa de Cáncer en la provincia, informó que la segunda causa de muerte en Holguín son las enfermedades oncológicas de manera general.

Escribir un comentario

Comentarios  

# Mayelin Osorio Góngora 14-09-2018 10:36
Estoy muy contenta en ver la repación que se le hiso a esta sala, además la atención y el amor que se le brinda tanto a familiares como a pacientes, por favor les pido hagan todo cuanto puedan por estos angelito, ellos merecen conocer la vida.
Responder
# odalis perez 17-09-2018 10:05
El reconocimiento infinito a todo el personal que trabaja en la sala de Oncohematología.El talento y la dedicación que pone en práctica este colectivo unido a que la Revolución no escatima esfuerzos para el tratamiento de estas enfermedades ,especialmente en los niños ,es digno de la admiración y el respeto de toda la sociedad.Merecen que se les dedique un trabajo periodístico especial los doctores René , Rafael y Richard , las enfermeras María Luisa,Milagritos,Ërida,Bárbara,Yanela,Mileydis...y todo el resto del personal , incluidas las pantristas , las encargadas de la limpieza y las dedicadas del laboratoriol.Mi familia vivió en carne propia lo que es enfrentar una de estas enfermedades cuando mi niña tenía apenas 5 años,pero gracias a Dios,que puso en nuestro camino a todas estas maravillosas personas,hoy después de trece años , goza de perfecta salud.Toda mi gratitud y felicitaciones a este colectivo y el deseo de que su trabajo sea "recompensado".
Responder