Osmundo, un héroe al servicio de las ciencias en Cuba

  • Hits: 710
Fotos: Juan Pablo CarrerasFotos: Juan Pablo CarrerasOsmundo Héctor Rodríguez Pérez es uno de esos hombres que no necesita andar vestido de caballero medieval para ser un héroe verdadero, uno que conoce la educación como la mejor de las doctrinas mientras libra desde el campo de las soldaduras las batallas épicas más importantes de su vida.
 

Más de cuatro décadas al servicio del magisterio han sido testigo de sus pasos en la ingeniería mecánica, aportes científicos que se ha revertido en la formación de las nuevas generaciones y en solución para múltiples problemas de la industria dentro y fuera de Cuba.

Profesor Osmundo 2
 
Quien lee su impresionante hoja de vida reconoce la veracidad y justeza de su Título Honorífico de Héroe del Trabajo de la República de Cuba, condición que le fue conferida en mayo de 2017 por su extraordinaria labor docente e investigativa, fundamentalmente en las provincias de Santiago de Cuba y Holguín.

A sus 71 años este cubano originario de Santiago recuerda que su vocación por la ingeniería mecánica se formó desde los primeros años de la infancia cuando acompañaba a su padre, entonces chofer de grúa, a la otrora Refinería de Petróleo de la Texaco (hoy Hermanos Díaz).

Por esos pasillos también bebió de la sapiencia de su hermano a quien le seguiría los pasos años más tarde como ingeniero y profesor cuando en el cuarto año de la carrera formó parte de un grupo de estudiantes que fueron seleccionados para impartir la disciplina de Construcción de Máquinarias.

Profesor Osmundo 3
 
Cada profesor seleccionó a un estudiante para especializarlo en su campo de acción, el que me seleccionó a mí se había especializado en soldadura en Checoslovaquia y logró impregnar en mí esa pasión que me acompaña hasta el día de hoy.

Fue así también como nació mi vocación por el magisterio ya que ellos tenían la responsabilidad de prepararnos para ser profesores universitarios una vez graduados lo que sucedió en el año 1971.”

Orgulloso de su profesión agradece a las Universidades de Oriente y de Holguín la oportunidad de vincular siempre el ejercicio teórico con la práctica, pues es consciente de que los buenos ingenieros solo se cuecen en la medida en que se resuelvan problemas económicos y sociales en las fábricas.

Dentro de los múltiples proyectos que han hecho a Osmundo merecedor de múltiples distinciones y reconocimientos sobresale en su opinión el diseño de una tecnología de soldadura para la recuperación de los Dromos de las Minas de Pinares de Mayarí.

A esto se suman los estudios relacionados con los problemas de soldadura de los tanques de procesamiento de agua para la elaboración de la cerveza Bucanero y de corrosión en los reactores de la fábrica Mayabe, investigaciones con significativo ahorro económico al país y que evita la importación de piezas de repuesto.

Su fructifera vida laboral lo ha llevado en varias ocasiones fuera de la Isla caribeña a prestigiosas universidades e instituciones de América Latina, Europa y Africa, donde ha impartido múltiples conferencias y cursos especializados.
“Hoy me encuentro cumpliendo misión internacionalista en la Universidad Eduardo Mondlane de Mozambique, donde imparto docencia con el mismo ímpetu y entrega que lo hago en Cuba, colaborar con la ciencia es el mejor aporte que puede hacer un profesional desde donde se encuentre”.

Su amplia trayectoria laboral es avalada por la entrega de 11 premios relevantes de la Academia de Ciencias de Cuba, Vanguardia Nacional por 12 años y Educador ejemplar desde la década del 90 entre muchas otras distinciones entregadas por la Central de Trabajadores de Cuba y el Ministerio de Educación Superior.

Sin embargo, esa vitrina de reconocimientos que hoy se engalana con la Héroe del Trabajo se resume para Osmundo en el colofón de una historia de trabajo en el que muchas personas participaron.

“En un momento tan gratificante como este no puedo dejar de agradecer a mis alumnos y colegas por el apoyo en la actividad científica y a mi familia por el cariño y la comprensión, ahora sé que no fue en vano”.

Como buen héroe de ciencias asegura que buscar cada día el por qué de las cosas y las causas de los problemas es una constante que no perderá jamás con el objetivo certero de ayudar a crear una vida mejor entre los seres humanos basada en valores sociales y morales

Escribir un comentario