Rusia-2018: Tandas del domingo

  • Hits: 653
Espana Rusia1Dos mil 089 pases completó España en etapa de grupos, no hubo equipo que la igualara, y frente a Rusia su posesión siguió brillando, pero le fue insuficiente tras la caída ante el nuevo “Acorazado Potemkin”.
 
Mucho “tiki-taka” y muy pocos goles, algo previsible antes de Rusia-2018. Si algo se le señaló siempre a los ibéricos fue el desacierto de cara al arco rival. Un fallo por aquí, otro por allá, terminaron pasándoles factura.

Fue este el quinto duelo español ante un rival anfitrión, en citas orbitales, y de nuevo se fue sin victoria. Julen Lopetegui, con su falta de ética, hizo mella en el conjunto, poco antes de acometer el Mundial; le faltó tiempo a Fernando Hierro para acomodar su forma de dirigir a los campeones de Sudádrica-2010. El consuelo es que, al menos, en esta ocasión fueron más allá de los tres primeros encuentros, algo que se les negó cuatro años atrás, en Brasil.

Aplausos para Rusia, que saca notas altas en la organización y sobre el césped. Se nota el trabajo por parte del técnico Stanislav Cherchésov y su colectivo de entrenadores. Es cierto que jugó a la riposta, no obstante, aguantó y aguantó, hasta que llevó a La Roja a la lotería de penales, donde estaban en igualdad de condiciones.

Valieron los amistosos que celebró ese once antes del Mundial, donde prevalecieron las enseñanzas, sobre el resultado. Los euroasiáticos nunca habían accedido a los cruces, en tres participaciones precedentes, y ya pueden “darse en el pecho”: están entre los ocho mejores planteles de su fiesta.

Tanto Croacia, como Dinamarca, venían con un pasado común, sus mejores actuaciones en Copas del Mundo datan de Francia ´98. Los croatas dominaron la primera mitad del partido, pero La Dinamita Roja se las arregló para nivelar las acciones. Daneses y balcánicos solo permitieron un gol en la fase grupal y en el partido entre ellos sus sectores defensivos se vieron sólidos.

Los goles en los primeros cinco minutos preveían un choque de varios tantos, mas hubo que recurrir al tiempo extra y también a la tanda de penaltis. Subasic y Schmeichel se retaron a duelo, y todavía hay quienes dicen que las penas máximas las fallan los cobradores.

Esta generación de la exrepública yugoslava va más allá de los Rakitic, Mandžukić o Modric (hubiera sido lastimoso verlo de villano), y de ganarle a Rusia, el sábado 7 de julio en el estadio Olímpico de Sochi, estaría muy cerca de la gloria que obtuvieron los Suker, Prosinecki y compañía.

Resultados de la jornada:

Rusia 1 (Dzyuba)-España 1 (Ignashévich –autogol–)… (4-3, en penales)
Dinamarca 1 (Jørgensen)-Croacia (Mandžukić)… (2-3, en penales)
Los héroes: Akinféev y Subasic, con sus atajadas en tandas de penal y sus desempeños en tiempos reglamentarios y extras.
Los villanos: Gerard Piqué y su mano alzada tipo voleibol, algo innecesario en estos desafíos, donde todo cuenta, más ahora con el VAR.
La polémica: Los agarrones que protestaron los españoles en la prórroga, en los cuales el VAR se negó a pitar penalti.
El detalle: El buen ambiente vivido en el estadio moscovita Luzhnikí, pues ambas aficiones, rusa y española, “hincharon” sin fanatismo por sus representativos.
Nelson Rodríguez Roque
Author: Nelson Rodríguez Roque
Licenciado en Estudios Socioculturales Periodista Deportivo y de temas Históricos y Políticos
Más artículos de este autor

Escribir un comentario