El mosquito no cree música

  • Hits: 1291
 La revelación hace algunos meses del descubrimiento de un grupo de científicos de Malasia, Japón y Tailandia de que la canción electrónica 'Scary Monsters and Nice Sprites', del DJ estadounidense Skrillex resulta “lo suficientemente ruidosa para ralentizar o reducir el ataque y apareamiento del mosquito Aedes aegypti (Aa), trae en vilo a muchos por acá, que en vez seguir con las medidas de prevención les ha dado por grabar y amplificar la escandalosa música para ahuyentar a ese dañino vector.
 
De acuerdo con el estudio publicado en la revista científica Acta Tropica esa música, en específico, tiene “efectos sobre la búsqueda de alimento, el ataque y las actividades sexuales del insecto trasmisor del dengue, zika y la fiebre amarilla”.
 
“Los mosquitos se basan en vibraciones acústicas a la hora de aparearse, por lo que machos y hembras deben sintonizar los tonos que emiten sus vuelos para reproducirse con éxito. Así, los investigadores asiáticos analizaron el comportamiento de las hembras de esa especie tanto en silencio como con ruido, con el objetivo de comprobar si las ondas rítmicas de la música afectan a las vibraciones que realizan para llevar a cabo ese proceso natural”, resalta la publicación.
 
aedesFoto: Granma.cu
 
Sin embargo, hallazgo a parte, en Holguín más que a la canción del DJ estadounidense Skrillex para controlar, ahuyentar y eliminar el Aa de nuestro territorio lo que debemos y estamos llamados a realizar, sin dilación, es el focal, destruir los criaderos, fundamentalmente, en viviendas, donde hay serios problemas aun con tanques destapados o mal protegidos; así como acudir al médico ante signos o síntomas de las arbovirosis y dejar que su casa reciba tratamiento adulticida.
 
Hoy la situación epidemiológica continúa complicada en el municipio cabecera, como en “Urbanos Noris”, Moa y Cacocum, por la infestación del mosquito debido a problemas puntuales relacionados con deficiencias en el control y fiscalización del trabajo en la comunidad, mala calidad de la actividad de los técnicos y en las labores de fumigación, para la cual no hay un aviso oportuno y consecuente ni comprobación in situ.
 
Todas estas insuficiencias y otras relacionadas con la baja percepción de riesgo de enfermar de muchos propician el alto nivel de infestación que se mantiene de manera sostenida hace meses, de hecho el más alto del país.
 
Además, se comprueban insuficiencias en la calidad de las inspecciones de los trabajadores de la campaña a viviendas, centros laborales y otros; sin contar la alta cifra de casas y locales sin revisar por meses hasta propiciar la focalidad y cantidad de manzanas reiterativas que reporta el municipio de Holguín.
 
Debe existir claridad de que cada vez que repite una manzana es porque el operario no hizo bien su trabajo y no se solucionaron los riesgos presentes en hogares para evitar proliferara el vector.
 
De igual manera la hospitalización de los pacientes resulta imprescindible desde la primera fiebre u otros signos de la enfermedad. Ese es el período de transmisibilidad del enfermo al mosquito, y cualquier Aa que esté en la vivienda en ese momento y pique a una persona febril puede transmitir el virus a otro sano y ahí comienza la cadena.
 
El enfermo tiene que permanecer aislado bajo mosquitero para evitar la trasmisión. El que se queda en casa con fiebre, está atentando contra su salud, la de la familia y los vecinos, porque el dengue tiene varios síntomas que cruzan con la enfermedad: fiebre, dolor de cabeza, musculares y detrás de los ojos y rash cutáneo, síntomas con posibilidad de complicarse en la medida que transcurren los días hasta llevar a la muerte.
 
El dengue no puede pasarse en la casa, pues nadie sabe cómo y cuándo puede presentar otros problemas. En el hospital el paciente es chequeado sistemáticamente por los médicos y enfermeras hasta el sexto o séptimo día de la primera fiebre. Se le practica una serie de análisis, como leucograma y conteo de plaquetas para ir monitoreando cómo se van comportando estos elementos, y al sexto día es la prueba del IgM, muestra a través de la cual se confirma o no la enfermedad.
 
Recordar que en estos meses de verano con los estudiantes y la mayoría de la familia en casa los mosquitos no cogen vacaciones ni dan tregua. Su fábrica es de producción continua los 365 días del año, por lo cual no puede haber descuidos en el autofocal y demás medidas de preventivas.
 
Ah, no hay problemas con aquellos que quieran amplificar en casa la canción electrónica Scary Monsters and Nice Sprites', del DJ estadounidense Skrillex, pues todas las “armas” que empleemos contra el mosquito Aedes aegypti nunca serán suficientes.

Escribir un comentario