Muchacha de eterna sonrisa

  • Hits: 917
sorilin lopez 1Sorilín López dirigía la sede holguinera de la Asociación Cubana de Limitados físico-Motores (Aclifim).
 
En la sede holguinera de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores (Aclifim) el silencio invade los rincones. Un mustio recodo cubre las miradas. Las frentes están marchitas y las gargantas vacías. La Asociación está llorando y es por ti.

La noticia me sorprendió como a todos, me angustió, me dolió, como a todos…me llenó de interrogantes sobre la vida y las leyes de la muerte, como a todos…pero me indicó esta nota, que se sobrepone a todo.

Zorilyn López Corcoba : Alguien como tú no puede irse a hurtadillas. Siempre te encargaste de gritar a los cuatro vientos tus mensajes. En una ocasión escribiste que “la fórmula del triunfo está en no desmayar y el secreto en continuar luchando mientras otros han desistido, pues al final de la jornada una sonrisa de satisfacción y conformidad embellece el rostro de los valientes y perseverantes; esos que no enmarcan diferencias entre el mundo que les rodea y ellos, y albergan siempre la firme convicción de seguir adelante”.

Sí, porque sé que te encantaba la literatura, escribías y reflexionabas mucho. Te enfadaba la idea de que un discapacitado está destinado a estar con otra persona igualmente afectada, porque tu hombre no albergaba discapacidad. Creías que lo importante es saber representar un espacio en la sociedad. Hacer de cada amanecer un reto era tu impulso. Lograste descifrar la importancia de la superación técnica y profesional para la vida.

Desde temprana edad asumiste cargos y responsabilidades y te valiste de ingenio y ahínco para conquistar tus mayores sueños. Escribir para la radio, colaborar con emisoras locales, cursar estudios universitarios, graduarte de Máster en Ciencias Sociales y transitar por los caminos de la maternidad fueron el resultado palpable de una lucha incesante; en la cual siempre prevaleció el amor y el empeño.

Aparejada a tu aspiración de ser doctora en Ciencias Pedagógicas estuvo tu “Modelo dirigido a favorecer la inclusión social de las personas con diversidad funcional física”, siempre pensando en transformar el mundo, alcanzar imposibles.

Vivir sola, valerte sola, como demostración a ti misma de un sí se puede. Desafiaste los obstáculos de la vida, los problemas de salud, la silla de ruedas... siempre desde el talento y la cultura.

La sensibilidad fue tu aliada. No logro pensarte sin tu eterna sonrisa, por eso, pese al dolor y la ausencia, siempre desandarás por la memoria de todos los que te quisieron bien.

Sori, tu lucha sigue en cientos de rostros: seguidores, amigos, compañeros, familia. Tatuaste un mensaje en muchos corazones y la “tinta” echa de alma es imposible de borrar.
 

Escribir un comentario

Comentarios  

# omar estevez morales 23-05-2019 17:48
Una gran mujer, un orgullo a seguir
Responder