Clave para un vendedor exitoso

  • Hits: 967
 
 
vendedor comentario
 
De acuerdo con las definiciones de la enciclopedia colaborativa cubana Ecured, la clave para ser un vendedor o comerciante exitoso se basa, entre otras cuestiones, en el buen humor, la relación con el cliente, conocimiento del producto y amor a la profesión.

Hace poco visité el mercado estatal Las Carpitas, del reparto Pedro Díaz Coello, en la cabecera provincial, donde ciertamente no había muchas ofertas, pero entre las pocas, se podían adquirir algunas a modestos precios.

Lo mejor de este día, y raro que suceda así, no fue el modesto precio ni los productos, sino la amable atención del joven Alejandro, dependiente del establecimiento. El muchacho, con total agrado, atendió a todos, ofreció explicación sobre el estado de piña, calabaza, ají y chopo que exhibía.

Del último producto brindó toda la información posible, aludiendo a la calidad y las razones que la fundamentaban. Como es de esperar, clientes satisfechos con la explicación no dudaron en comprarlo. De hecho, muchos volvimos luego por más, una vez comprobado lo dicho por el joven.

La experiencia del día anterior no rozó ni la similitud en esta oportunidad, no por los productos, sino por la actitud del dependiente de turno, un desanimado que fungía en este rol. El señor de pocas ganas, lejos de atraer a los clientes, permanecía callado en su puesto.

Evidentemente su carisma es nulo. Y aun cuando no es obligado anunciar lo que contienen las cajas, porque para eso está la pancarta a la entrada del mercado, bien pudo llamar la atención de quienes esperábamos el alistamiento de la carpa de en frente, donde también había, entre otras ofertas, chopo.

Pensé entonces que un poco de promoción no le haría daño; al contrario, contribuiría a gestionar más sus ventas. No reparé en esos detalles y decidí acercarme.

Con la maestría en selección que recibí de Alejandro, me dispuse a escoger los chopos de acuerdo con las teorías formuladas por este. El señor, además de pocas ganas, no tenía ápice de amabilidad y por consiguiente no contribuyó al deseo de llevarme alguno de los ejemplares.

Mientras la cola se alargaba a la espera de la venta en la otra carpa, su puesto permanecía vacío. Es claro que no conoce las claves para ser exitoso en sus ventas, como indica la Ecured.

Sin embargo, su posición desinteresada acompañada de unas cejas levantadas, como quien alude a pérdida de tiempo, no fue lo que más llamó la atención, a fin de cuentas, encontrarse con vendedores de su estilo es común. Mas, que un cliente riposte a otro porque reclame sus derechos, eso sí es preocupante. ¿A dónde va a parar el sentido común?

El cliente de marras balbuceó como si le molestara que eligiera el producto que, además, pagaría con mi dinero, el que se gana día a día con el arduo trabajo. El muy necio al parecer no tenía otro entretenimiento, mientras esperaba en la cola.

He escuchado y visto, hasta en videos que corren de móvil a móvil, cómo la gente ataca a quienes tratan de defender sus derechos. Sucede en las ferias cuando alguna autoridad impone multa a quienes violan lo establecido o cuando decomisan productos sobrevalorados y elevados a la enésima potencia.

Pareciera que prefieren seguir siendo explotados por los inescrupulosos, al aludir que son los únicos que les resuelven la comida en la mesa.

En reiteradas ocasiones nos quejamos de la atención que recibimos en ciertos establecimientos. Criticamos la actuación de quienes poco colaboran porque la estancia en el lugar sea feliz o por lo menos nos produzca satisfacción.

Pero mientras aparezcan inoportunos como el del mercado y dependientes poco identificados no se resolverán los problemas de esta índole.

Hacer valer nuestros derechos pasa por el incumplimiento de deberes. Más allá de una resolución que proteja al consumidor, hay que educar y querer hacer bien el trabajo.
 
Para empezar, conocimiento, buen humor y amor a la profesión son esenciales, claves en Alejandro, quien, sin dudas, es un dependiente de éxito.
 
 
Yanela Ruiz González
Author: Yanela Ruiz González
Lic. en Estudios Socioculturales, periodista de la Casa editora ¡Ahora! Especializada en temas de Educación y Educación Superior Fan de las redes sociales
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Eliades Hidalgo Torres 20-05-2019 15:43
Estamos necesitados de contar con muchos Alejandro, en cada una de las Unidades Comerciales. Los dependientes deben ser personas de buen humor, que sean sensibles y no arrogantes en lo general y en lo específico deben conocer lo que venden para que pueda hacer una buena gestión de ventas, su forma debe ser atrayente para el cliente para que éste salga satisfecho, debe hacer una buena representación de la mercancía. Muchos Alejandro necesitamos en Tiendas, Farmacias, Cafeterías, Oficinas de trámites y hasta etc.
Responder
# Omar Garcell Tamayo 21-05-2019 18:39
Muy coplacido con lo publicado en este articulo y ojalà todos los vendedoes hicieran lo que tienen que hacer y dejen de explotar al trabajador que es el que màs siente la situaciòn actual por que tiene que luchar lo que va a comer dia a dia.
Responder