Honestidad, sensibilidad y justeza

  • Hits: 1169
burocracia
 
No se lograría mucho si la prioridad dada a la economía cubana en el 2019, por toda la significación que ella tiene en el destino del país, no viene junto a los valores de los protagonistas.

Si se habla de buscar soluciones en la rama donde más se concentran las insatisfacciones de la población, el ejemplo no puede faltar. Por eso, muy acertado en los planes para estos nuevos 12 meses es unir a los propósitos concebidos la adecuada preparación de los cuadros o lo que es lo mismo, mayor capacidad de los directivos y es que esos fines son más cumplibles si se incluyen las cualidades de quienes dirigen.

La burocracia, corrupción, sociolismo o ineficacia se combaten con la exigencia de los administradores de recursos y eso tiene mucho que ver con los méritos de esas personas. Carecen de honestidad, sensibilidad más justeza aquellos que lucran con lo ajeno.

Si en un punto de venta de materiales de la construcción se favorece a quienes pueden pagar altos montos y hacemos pasar trabajo a la gente, para los cuales se creó ese mecanismo de subsidio, los máximos culpables son quienes están al frente de la actividad.

Lo del Estado se convierte en un negocio, con dividendos para bolsillos particulares.Eliminar los males corrosivos de las obras buenas, creadas para el pueblo, como nos tiene acostumbrados la Revolución, es un vital requisito para nuestro desarrollo. Las metas y las positivas características de los protagonistas deben estar unidas.

Ni el robo, las tareas ilícitas o el interés de aumentar caudales a partir de lo que no es propio concuerda con el progreso. Las fallas actúan como piedras en el camino y esos escollos hay que eliminarlos si queremos avanzar.
 
El control de los bienes garantiza el normal desenvolvimiento de un proceso, por eso pongamos un ejemplo, si se edifica una instalación y no existe organización, el cemento, las cabillas, los ladrillos, la arena o los herrajes pueden ir a parar a cualquier lugar, menos a aquellos a lo que fueron designados.

No nos confundamos, el socialismo es un sistema humanitario que prevé siempre alcanzar el bienestar de las mayorías como propósito central, buscarle otro sinónimo es un error. Un designio como el de este año, cumplible y realista, precisa de la educación de quienes lo vayan a materializar.
 
De la actitud humana dependen las realizaciones. A hombres buenos corresponden logros, humildad, aciertos o cosas correctas, por el contrario, los malos arrastran los desvíos, esfuerzos inútiles, gastos indebidos, chapucerías, prepotencias o ineficacias.

Dijo Raúl Castro “El secreto para logar mayores éxitos está en la capacitación de los cuadros (…), establecer las prioridades, organizar el trabajo, cohesionar las fuerzas (…), exigir disciplina, educar con el ejemplo, explicar la necesidad de cada tarea, comunicar, entusiasmar, levantar el espíritu y movilizar la voluntad de la gente.”
 
 
 Hilda Pupo Salazar
Author: Hilda Pupo Salazar
Periodista especializada en temas de educación y valores. Autora de las columnas Página 8 y Trincheras de ideas.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario