Doctor Luis Velázquez: PREMIO AL MÉRITO

  • Hits: 5259
Luis Premio Lucia carlosrafael 1Fotos: Carlos RafaelEntre los planes del Doctor en Ciencias Luis Velázquez, nuevo presidente de la Academia de Ciencias de Cuba (ACC) nunca estuvo establecerse a 774 kilómetros más allá de su terruño. A pesar de los constantes viajes fuera de frontera, por sus múltiples responsabilidades y ardua labor investigativa, sabía que, pasados unos días o meses, volvería al hogar de la ciudad de Holguín y si la añoranza por la casa de los viejos le llegaba, en pocos minutos podía estar en los campos de Sabanilla de Damián, donde se crió y vivió momentos inolvidables de niño y adolescente.
Desde el Centro, que contribuyó a formar, siempre se imaginó al lado de su equipo de trabajo consagrado al desarrollo de investigaciones científicas para mejorar la calidad de vida de los pacientes con ataxia hereditaria, prevenir el surgimiento de nuevos casos, continuar en el desarrollo de estrategias de intervención y en la preparación de más jóvenes científicos dedicados a nuevos estudios sobre esta problemática de salud, no solo de Holguín sino de alcance nacional.
Por eso el nuevo nombramiento para el DrCs Luis C. Velázquez Pérez “implica nuevos retos y un compromiso con el campo de las Ciencias a una escala mucho mayor sin dejar de laborar por y con los pacientes atáxicos, pues es la línea de trabajo que llevo hace 20 años y continuarla no dependerá nunca de una responsabilidad que se me asigne o no, sino del encargo social contraído con nuestra sociedad y las familias afectadas por esta enfermedad heredodegenerativa”.
La aclaración del académico Titular de la ACC la acojo a manera de mensaje de tranquilidad a los cerca de 2 mil pacientes diagnosticados y más de 10 mil en riesgo ubicados en casi todas las provincias, tras hacerse pública su elección de Presidente de la Academia a principios de diciembre. Desde entonces insistimos en conversar con él, pero no fue posible hasta un día o dos antes de cerrar 2017 durante el acto de entrega del Premio Lucía Íñiguez Landín, por la Obra de toda la vida y el traspaso oficial de mando del Centro para la Investigación y Rehabilitación de las Ataxias Hereditarias (Cirah) a su colega la DrC Jacqueline Medrano Montero.
No hay dudas de sus méritos, pero qué significa para este holguinero que entre tantos científicos del país se pensara en él para dirigir la ACC, continuadora de la Real Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, inaugurada el 19 de mayo de 1861.
“Asumo el cargo como un reconocimiento a la actividad del Cirah, centro con más jóvenes asociados a la Academia de Ciencias de Cuba de la cual formamos parte hace un lustro. El colectivo ha logrado en todos estos años sostenibilidad en sus investigaciones y actividad asistencial. Por ejemplo, es la institución más premiada a nivel nacional, incluso por encima de grandes institutos de la Capital. Aquí se han formado dos investigadores Titulares, cinco Auxiliares y dos agregados, es decir, el 75 por ciento de los profesionales. Hay 10 especialistas con grados científicos, entre los que se incluye un Doctor en Ciencias, cuatro en Ciencias de determinada especialidad y más de cinco Máster.
De manera general sumamos más de un centenar de premios, en su mayoría internacionales; varios artículos en prestigiosas publicaciones, como en la revista Movement Disorders, una de las principales de Neurología clínica a nivel mundial; en la Journal of Neurological Sciences y Clinical Neurophysiology y The Lancet Neurology.
A esto se suma la colaboración científica con universidades alemanas de Tubingen, Aachen y Frankfurt para el desarrollo de estudios electrofisiológicos e imagenológicos, así como con el Instituto Nacional de Rehabilitación de México y la Universidad Nacional Autónoma de México, en proyectos de neurorrehabilitación y pesquisaje de otras formas moleculares de ataxias, como la SCA7.
En el orden personal vemos la nueva misión como continuidad del trabajo en marcha sobre las ataxias y otras enfermedades heredogenerativa en las que también estamos inmersos, como Alzhéimer, Huntington y los trastornos del sueño. Significa, también, un reto importante porque vamos a interactuar directamente con todos los académicos del país.
Graduado de médico en el año 1988 con Título de Oro y seleccionado dentro de los mejores egresados del país recibió su Diploma de manos del Comandante en Jefe Fidel, quien concibió para Cuba un futuro construido por hombres de ciencia y de pensamiento ¿Qué opinión le merecen estas palabras en este momento?
“El desarrollo de cualquier país del mundo depende del impulso de las ciencias, la tecnología y la innovación. Esto se repite continuamente a veces por disímiles personas; sin embargo, en ocasiones no se tiene la claridad suficiente de lo que significa hablar de desarrollo de las ciencias, aplicar los métodos científicos ante un problema determinado y algunos hasta se imaginan grandes instituciones de cristal con laboratorios y personas trabajando consagradamente, pero no se trata solo de eso, la Ciencia es un poco más.
“Hoy hay un camino hacia lo que se llama la economía del conocimiento e incluso existen países que tienen gran adelanto desde el punto de vista de sus recursos naturales y están moviéndose hacia esta rama. Cuba, que no posee recursos naturales importantes ni una agricultura sostenible, que le permita generar grandes riquezas en este sentido, depende, en gran parte, del conocimiento científico de la investigación.
“Es por eso que Fidel en los ´60 explicó que el futuro de nuestro país tendría que ser necesariamente de hombres de ciencia, de pensamiento. Por lo tanto dentro de las funciones que le corresponde a la Academia está, precisamente, el asesoramiento. Hay una función consultiva en este sentido, pero también en el perfeccionamiento de la ciencia, la tecnología y la innovación a escala nacional.
“Por lo tanto considero que esto conlleva una gran responsabilidad para contribuir con esa máxima de Fidel, a partir del potencial que poseemos, de la colaboración científica internacional y del impulso al trabajo en las jóvenes generaciones, que indiscutiblemente se impone, porque al final son los ellas las que nos van a relevar en estas tareas”.
Volviendo al Cirah ¿Qué pasará en lo adelante con las investigaciones, muchas de las cuales usted lidera?
“Las investigaciones de las ataxias siguen, no se detendrán. De hecho estamos realizando un estudio epidemiológico de carácter nacional, a través del cual se evalúan las familias de los pacientes, con el objetivo de actualizar la cantidad de enfermos y sus descendientes por provincias, estado clínico y otros elementos necesarios. Hasta ahora hemos visitado nueve provincias y el estudio ha permitido identificar mil 20 pacientes. Los resultados son muy interesantes y nos llama la atención el incremento de casos detectados.
“Estamos hablando de crear una Red nacional de ataxias para que los servicios puedan ser un poco más amplios e integrales en todas las provincias.
“Además, existen otros proyectos de colaboración muy importantes, como el establecido con la Universidad de Aachen, en Alemania, para el estudio imagenológico. Este fue aprobado de conjunto con el Ministerio de Ciencias, Tecnología y Educación Superior de ese país europeo y el de Educación Superior de Cuba y alrededor de 12 instituciones cubanas más.
“Con una universidad de EEUU hay otro sobre el estudio del trastorno de movimientos en nuestros pacientes. Fruto de este convenio de colaboración
acaban de donar a la institución un equipamiento móvil para hacer estudios de los principales trastornos de la función cerebelosa, me refiero a la marcha, estabilidad postural, coordinación de miembros superiores e inferiores y, a partir de ahí, desarrollar instrumentos objetivos que nos permitan evaluar a los pacientes afectados y a los descendientes en riesgos.
“De la misma manera entró otro equipo de donación procedente de la Fundación Alexander von Humboltd, que también tienen como objetivo realizar diagnósticos y evaluación de alternativas terapéuticas.
“Y lo más importante el centro ha contribuido al conocimiento científico mundial de la Ataxia Espinocerebelosa Tipo 2 (SCA2) y todos los días lo hace y es una responsabilidad insoslayable. La doctora Jacqueline, como jefa de la institución y el DrC Roberto Rodríguez, responsable del Área de Investigaciones, asumirán también otras tareas para consolidar, continuar y emprender nuevas misiones”.
Así concluye categórico el Presidente de la ACC, miembro de más de una veintena de 21 asociaciones científicas nacionales y extranjeras, merecedor de cerca de 70 distinciones y condecoraciones; autor de libros y alrededor de 160 publicaciones en revistas más importantes de Neurología Clínica y con unos 15 premios internaciones, como de la Movement Disorders Society, de la Federación Mundial de Neurofisiología Clínica y el más reciente el “Georg Foster” de la Fundación Alexander von Humboltd, en Alemania, que se otorga a Investigadores que han realizado aportes científicos con repercusión. Luis Premio Lucia carlosrafael 2

Escribir un comentario

Comentarios  

# SUSANA ROZA 06-01-2018 12:55
ME RESULTA MUY INTERESANTE EL TEXTO X Q YO PADEZCO DE ATAXIA ME GUSTARIA QUE OTROS COMENTARIOS AL RESPECTO
Responder
# Benjamin Suarez 07-01-2018 10:44
Esa nueva responsabilidad asignada al Dr Luis Velazquez es el reconocimiento a un cientifico de los que soño Fidel, ejemplo de altisimo nivel cientifico, rigor y constancia tan importantes en un investigador, identificacion social en el centro de sus objetivos pensando por encima de todo en el paciente, humildad y capacidad de liderazgo simultaneos que lo hacen un hombre muy querido por su tropa y lo mas importante un patriota entregado al bienestar de su pueblo.Felicidades
Responder