Xique en el recuerdo

  • Hits: 634
orlando xique 1Orlando Xique (gorra azul) junto a sus pupilos. Fotos: Carlos Rafael
 
Cada vez que se recuerda a Orlando Xique Yaneza, se puede decir que dejó admiración y reconocimiento en todos los lugares donde quedó su rastro de consagrado entrenador de lucha. Este año se le rindió homenaje durante el acto de constitución de la Peña de ese deporte que lleva su nombre y dirige Arnoldis Pérez.

“El deporte ocupó una gran parte de su accionar infantil. Primero la pelota y más tarde la lucha. Orlando fue niño y un hombre bueno, que nunca me dio dolor de cabeza”, rememora su madre Bárbara Yaneza Parra.

A los 11 años de edad comenzó a entrenar en lucha grecorromana en la Escuela Integral de Deporte Escolar (Eide) que funcionaba en el Ateneo Fernando de Díos.

Estuvo entre los iniciadores de la práctica de ese estilo de lucha en Holguín. Luego, como alumno, fundador de la Eide Pedro Díaz Coello.

Desde el primer momento mostró sus facultades para esa disciplina, con meritorios resultados competitivos en lides escolares, juveniles y de adultos.

Cuando se graduó en la Escuela para Profesores de Educación Fisica (EPEF) se inició como entrenador en la Eide, donde formó sobresalientes luchadores, con quienes ocupó significativos lugares en justas pioneriles y escolares y promovió a varios de ellos a preselecciones nacionales.
 
orlando xique madreBárbara Yaneza rememora con nostalgia a su hijo.

Xique nunca descuidó la superación. Recibió cursos de actualización en La Habana y en Holguín logró la licenciatura en Cultura Física. Fue profesor fundador de la antigua Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético (Espa) Provincial, donde se distinguió en su labor formadora de gladiadores. Igual resultado integral tuvo en la misión que cumplió en Venezuela.

A pesar de su salud quebrantada, continuó laborando en la formación de niños luchadores en el combinado Feliú Leyva, de Holguín. Sufrió un trombo en una pierna. Falleció el 31 de octubre de 2018.

Hay varios testimonios que muestran su alta calidad humana y su elevada condición de entrenador: “En el camino hacia al trabajo iba recogiendo a sus alumnos y preocupándose por cualquier problemas que tuvieran”, recuerda su amigo Serguei Aguilar.

“Orlando era alegre y bromista. Aquí a la casa llegaba con los niños a cuesta y me pedía que les preparara meriendas. Si uno de sus infantes tenía necesidad de zapatos, se los compraba. No puedo olvidar como feliz viajaba, junto a sus muchachos, a la Copa Ramón Real In Memoriam, que cada año se efectúa en Cayo Mambí”, así también evocó Bárbara a su hijo.

Esa es la estela de bien que dejó Orlando Xique.
 
Calixto González Betancourt
Author: Calixto González Betancourt
Master en Comunicación Social, Licenciado en Periodismo. Especializado en temáticas deportivas. Responsable de la Columna “En esta Serie” por más de 30 años.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario