Tres "bestias" y un leñador

  • Hits: 8628
Matanzas comenzó el play off semifinal igual que terminó el calendario regular: Una “maquinaria” acoplada y sin fisuras, que en el primer duelo no dejó resquicios al actual campeón, Granma, en un estadio Victoria de Girón con el clamor de miles de seguidores, ilusionados con la idea de que esta vez el desenlace será diferente.
El zurdo Yoanni Yera confirmó su estelaridad y sus compañeros, sin batear mucho, aprovecharon el descontrol del pitcheo y los deslices defensivos de sus rivales, quienes no tuvieron una buena noche, sin extraer dividendos con su as Lázaro Blanco en el box, la presencia de Alfredo Despaigne en la alineación y un infield mejorado en la defensa, aunque para eso el jonronero Lázaro Cedeño tuvo que quedarse en el banco.
Más allá de esta primera victoria, 7-1, ante sus victimarios en la semifinal de la contienda anterior, Matanzas es un gran equipo, que está en gran momento y encabeza las preferencias de las opciones en pos del trono, con margen estrecho, en un cuarteto donde cada uno de los desafiantes reúne cualidades y potencialidad para subir al codiciado sitio.
El manager Víctor Figueroa, con sabiduría y ecuanimidad, puede lograr la cosecha negada a Víctor Mesa, aunque este sacó del ostracismo a Los Cocodrilos. Para muchos, ahora sin la “presión” de Mesa, puede deshacerse el mito de que nadan mucho pero mueren al llegar a la orilla.
Tendrán que doblegar a unos granmenses con una tanda ofensiva temible, dormida en el primer duelo, y sin menospreciar el pitcheo de Los Alazanes. Los yumurinos lucen inmensos, particularmente por su cuerpo de lanzadores, que preside Yera y si logran adjudicarse la semifinal aumentarán significativamente los puntos a favor en su ilusión, largamente acariciada, de ser Campeones.
Si Granma es el victorioso en ese play off, entonces la tropa de Carlos Martí avanzaría un gran trecho en su propósito de mantener el banderín. Algunos predicen que el titular emergerá finalmente del ganador de la porfía Matanzas-Granma.
Industriales es un León agazapado, pero fiera al fin, con todo lo necesario para disfrutar de una corona, que hace muchos años le es esquiva. De este equipo se puede esperar lo mejor y lo peor. Su renglón que no era sólido, el pitcheo, se reforzó considerablemente, lo que ahora se une a la respetable ofensiva, defensa y experiencia de una nómina casi compacta, con Víctor Mesa en el puente de mando, por cierto un poco más apacible y quien nunca ha podido ganar un Campeonato. ¿Podrá quitarse ese fardo?
Sin embargo, tendrán los capitalinos que sobrepasar un valla muy complicada en la semifinal, al enfrentar al sorprendente Las Tunas, uno de los principales animadores de este torneo y muy bien conducido por Pablo Civil.
Esta vez Los Leñadores unieron armónicamente los diferentes factores del juego para ser unos oponentes difíciles. Los tuneros ya lograron su mejor desempeño en Series Nacionales. Todo lo que hagan en lo adelante será sobrecumplimiento, pero no se conforman y sus “hachas” se disponen a seguir cortando todo lo que encuentren.
¿Cómo será la final?: ¿entre dos occidentales? ¿una inédita lucha oriental? u ¿occidental –oriental? Veremos…
Calixto González Betancourt
Author: Calixto González Betancourt
Master en Comunicación Social, Licenciado en Periodismo. Especializado en temáticas deportivas. Responsable de la Columna “En esta Serie” por más de 30 años.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Ernesto Gibara Cienfuegos 05-01-2018 11:59
Solo le pido a Dios que Alzanes y Lennadores no cambien el nombre actual por: Holgazanes y Hechos Lenna, respectivamente.

Saludos
Responder