Papeles

  • Hits: 1593
vivienda opinion.suñol
 
Con su permiso Polito. Le robo esta canción y la tarareo. Envuelvo entre palabras la idea, entre papeles por nada, disfrazados, ridículos, viejos, empolvados. Papeles constantes, que invaden a la sociedad, a la Cuba profunda del XXI, que burocratizan mecanismos, acciones, movimientos. Papeles presentes y cotidianos, que dan lugar a un peloteo absurdo e incompresible, a decepciones mayores, a buscar alternativas por “la izquierda”, que atrasan sueños e ilusiones. Papeles que demoran o nunca llegan.

Nuestro Semanario llega cada sábado a ustedes, y como no entiende de extensos trámites (al no ser el de correos y su distribución) y de “otras” envolturas que pudiéramos enumerar, llega para denunciar, conmover y hasta seducir, una vez más a los implicados (que somos todos) sobre lo que se ha convertido ya en el deporte nacional, y no hablo precisamente del béisbol, sino del peloteo. “De aquí pa’ allá y de alla pa’ acá”. Reguilete, te conviertes en eso. Vas, como pelota sin guantes que la sostengan, de un lado a otro, para buscar respuestas y soluciones, pero no la encuentras, no se alumbran los caminos.

A veces ni discutes, te come la inercia, la necesidad, y es mejor no buscarte problemas. Pero hay días en que no aguantas más. Reclamas y recibes insultos y no explicaciones. La espera, por “portarte mal”, se incrementa. Es una rutina, un esquema dondequiera que vayas. No es un secreto: nuestra sociedad está contaminada de un burocratismo enfermizo y agotador. A pesar de los debates, de los esfuerzos. Pero no es debatir, es asumir.

Por los diccionarios el término pelotear significa repasar y señalar las partidas de una cuenta y cotejarlas con sus justificantes respectivos. También se refiere a jugar a la pelota por puro entretenimiento y sin la formalidad de haber hecho un partido. En la práctica, es otra cosa bien distinta. Lo definimos como: arrojar una cosa de una parte a otra, disputar, controvertir.

La idea no está en alterar el orden, no radica en violar procederes establecidos. El logro sería viabilizar las acciones, los enormes trámites de vivienda, carné de identidad, emigración, el banco nacional… por solo citar ejemplos claros. Hace falta compromiso con lo que se hace, más explicaciones a los usuarios sobré qué dirección debe tomar su caso y hacia dónde deben dirigirse concretamente.

¿Por qué mandar al cliente que solicita un servicio específico a ver hasta cuatro personas, si va directo con el trabajador que supuestamente debe estar capacitado para brindarlo? ¿Por qué tardar semanas, incluso meses, en hacer una simple planilla, que pudiera realizarse en días? ¿Lo han vivido no? Si no ha sido víctima, lo felicito.

He aplazado por meses renovar mi carné de identidad. El pobre, ya no aguanta más. Pero temo a perder todo el día en una cola interminable y al final no pueda tener mi “plaquita” nueva. Pero eso solo lleva una madrugada y una espera perseverante. Eso es solucionable. Lo triste del caso es entrar a oficinas de Recursos Humanos y ver papeles acumulados, del siglo pasado incluso, totalmente ignorados que luego se conviertan en basura, rica materia prima que una vez atrasó o impidió a alguien un sueño, un trabajo ¿Papeles para mañana?

Cuba cambia, nuestra constitución cambia, pero hace falta cambiar mentalidades, viejas y erradas decisiones. Hace falta librarnos de tantas firmas y planillas, tanto ir y venir, tanto peloteo, que no es para nada apasionante, como ir al estadio y ver a los cachorros jugando.
 
Jorge Suñol Robles
Author: Jorge Suñol Robles
Periodista, hasta cuando duermo. Escribo porque las palabras pueden construir caminos y describir realidades, pueden cambiar el mundo. Melómano excesivo. Cubano, de pies a cabeza.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Guest 04-10-2018 14:32
Genial y valiente. Decir la verdad, la pura realidad, es ser mejor cubano revolucionario.
Responder
# Jorge 12-10-2018 19:07
Gracias por su comentario. ¡ahora! trata de parecerse cada día mas a la realidad de los cubanos. Esta tema tiene mucha tela, que seguro en próximos trabajos indagaremos. Es una burocracia constante que tenemos que enfrentar.
Responder
# miguel dixan 05-10-2018 08:59
Triste , pero cierto.Esa es una realidad que se viene viviendo en esta, la Cuba de todos.Lo que ocurre con estas instituciones, que supuestamente deberian de brindar un servicio de calidad y excelencia , es que su lema ya no es ´eficiencia , rapidez , y buen trato´, al contrario , lo renovaron por uno mucho mas atractivo ´morosidad , falta de respeto gratis y si, MUCHOS PAPELES´
Responder
# Haniel Valdés Velázquez 11-10-2018 13:57
Excelente manera de describir, de gritar, de denunciar ese día a día, si, porque nuestra cotidianidad es un peloteo constante. Sigamos llevando el cántaro de la burocracia sin sentido hasta la fuente de la luz pública, mi sueño es que algún día el dichoso cántaro termine por romperse.
Responder