Senectud

  • Hits: 3470
Tener hijos, sentir que no puedes hacer cosas que antaño te resultaban cotidianas y sencillas, cumplir 30 años o más otorga una conciencia de la mortalidad que puede ser dolorosa, pesada.
Envejecer, cosa que se dice hacemos desde el nacimiento, pero de la que solo se es realmente consciente al ver las canas de tus padres, es un proceso complejo y aceptarlo, un reto enorme.
 
vejez
 
Hay una vejez que duele doble, porque llega antes, la de tus seres queridos. En un país con un elevado índice de senectud nadie escapa a las probabilidades de tener un anciano en la familia.
 
Nunca como ahora fue tan evidente cuántas carencias sufre este grupo etario, más allá de políticas institucionales, prioridades gubernamentales o voluntad estatal.
 
Cama fowler, colchón antiescaras, pañales desechables, toallitas húmedas, medias para favorecer la circulación, bastones, andadores, suplementos alimenticios, accesorios para el baño, parecen lujos en muchos casos en los que incluso, la eufemística e indefinible vivienda digna continúa siendo un anhelo por alcanzar pese a que quienes la sueñan pueden incluso superar la esperanza de vida de la nación.
 
Peor que no tener nada de esto, por demás necesario, es la desmemoria, la postración, la soledad, el desamor, la certeza de una enfermedad terminal, a todo ello puede enfrentarse un anciano, a todo eso podemos enfrentarnos los que hoy les vemos perder recuerdos, movilidad, facultades.
 
Muchos hemos tenido que enfrentar la contabilidad que no cuadra, la búsqueda de una mano financiada por un bolsillo ya sufrido, para brindar compañía y ayuda a los ancianos solos durante el día o el año.
 
Algunos han debido dejar sus empleos para cuidar a los mayores de la casa, menguando sus ingresos en un momento en que necesitarían duplicarlos, es así como se enfrenta la sociedad cubana actual a ese fenómeno que vive una isla del tercer mundo como si fuese del primero. Y aunque las garantías de salud gratuita, pensión, hogares de ancianos, círculos de abuelo, conforman un alentador panorama, sigue siendo insuficiente.
 
Es complejísima la situación a la que se enfrenta la familia cubana en este siglo que ya va para su tercera década. Las soluciones que se requieren son para ayer, porque antes de que podamos darnos cuenta llegará el día en que no veremos las letras chiquitas, nos será imposible enhebrar una aguja sin ayuda, tocarnos los dedos de los pies, o recordar dónde dejamos la dentadura postiza, tal vez antes de lo que suponíamos, estaremos tan desgastados de cuidar a los que llegaron primero, y entonces lamentaremos no haber garantizado para ellos y para nosotros mejores condiciones.
 
La atención a los adultos mayores requiere un trabajo consciente, multisectorial, sistémico, estratégico, sostenido y sostenible. Con suerte todos llegaremos a viejos, y es necesario poner en esa etapa de la vida dignidad y respeto, atención y cuidado.
Liset Prego Díaz.
Author: Liset Prego Díaz.
Yo vivo de preguntar… porque saber no puede ser lujo. Esta periodista muestra la cotidiana realidad, como la percibe o la siente, trastocada quizá por un vicio de graficar las vivencias como vistas con unos particulares lentes
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# DANIEL 24-09-2018 11:11
Ante todo quiero felicitarla por el articulo presentado, en mucho tiempo no había leído un articulo periodístico que hiciera una definición tan acertada de este fenómeno en nuestro país, utilizando un lenguaje claro y directo.
Responder
# Maribel F. 25-09-2018 10:17
Tema muy sensible, pero más que sensibilidad requiere de políticas tangibles. Me vienen ahora a la memoria los comentarios que he escuchado de familiares con ancianos recluidos en las salas de geriatría de nuestros hospitales, muchos no son buenos.
Responder
# Regis 27-09-2018 13:18
Genial prima. Siempre me conmueven tus artículos. Besos
Responder
# lisetjulio3@gmail.com 27-09-2018 14:16
Gracias Regis, qué suerte tenerte como un lector fiel.
Responder
# Liset Prego 27-09-2018 14:19
Gracias por sus comentarios, ciertamente es difícil escapar de esta realidad, ser insensible a sus golpes, esperemos los cambios que se proyectan lleguen a este grupo poblacional y a sus cuidadores, todos urgidos de apoyo e infraestructura
Responder
# DM 28-09-2018 17:29
Las personas mayores y su cuidado por la propia familia son un problema que merece especial atención
Responder
# DM 29-09-2018 10:12
Nosotros sabemos de esta situación por amigos y por la propia familia. Lo cierto es que cada día es mayor la preocupación de qué hacer en estos casos y me refiero a: los hijos son responsables de su cuidado, pero deben dejar de trabajar para dedicarles todo el tiempo, SIN EMBARGO no tienen derecho alguno a un retiro, aún cuando tengan el tiempo de trabajo. Entonces?
Responder
# Virgen Gutiérrez 29-09-2018 15:24
Qué bueno que los periodistas más jóvenes empiecen a tomar conciencia desde esa juventud de la necesidad de crear condiciones adecuadas para las personas mayores, que se sensibilicen con los que cuidan de los familiares, casi siempre descuidando el cuidado personal de cada uno que tiene esa humana tarea de atender a un fmiliar envejecido y casio siempre ya inutil para valerse por sí mismo.
Te felicito periodista por ese tema y no lo dejes de lado. Sigue insistiendo
Responder
# Mary 04-10-2018 15:02
Son varios los comentarios al respecto y recientemente salió un trabajo sobre un tema similar en al TV nacional.
Responder
# Yoly 04-10-2018 17:27
Las casas de los abuelos como se han nombrado desde sus inicios y surgimiento en la Habana, ayudan, pero no son solución al problema. Debe dársele especial atención a este tema tan sensible.
Responder