Ella no escribía postcrítica

  • Hits: 5158
Cuatro años después descubriría que era el peor de los tiempos. Había sido cordialmente invitada al periodismo cultural tras diplomarse. Por supuesto, aceptó. No hubo ceremonia de iniciación. Mejor así. Frente al paredón del Word en blanco, comprendió que a ser crítico no se aprende sino en la escuela de la experiencia y la universidad de la constancia.
 
Y allí estaba junto a colegas de Cuba toda en su mismo estado crítico… de arte. En aquella sala recibía transfusiones de sabiduría de dos donantes universales: Luis Álvarez Álvarez y José Aurelio Paz.
 
El resultado de los análisis practicados en Camagüey no era alentador. Dijo el doctor Álvarez que, si no somos los peores en Periodismo Cultural, competimos por el galardón en América Latina. Por eso, el necesario encuentro en el I Coloquio de Periodismo Cultural, desarrollado entre el 30 de mayo y el primero de junio.
 
Tras el ingreso culturológico comprendió que muchos habían padecido los mismos síntomas. Incluso el profe José Aurelio, reconocido recientemente con el Premio Nacional de Periodismo, pero quien fuese bautizado como José Aurelio Paz con Nadie, al aventurarse en los vericuetos de la crítica artística.
 
Allí estaban todos conscientes de que su estirpe está “condenada a cien años de soledad”. Pertenecen a un limbo en que no son ni artistas ni periodistas. Varios de los primeros los consideran arribistas al intentar trascender a través de su obra. Algunos de los segundos creen que el periodismo cultural es una temática “blanda”, sin los rigores y la pertinencia de las especializaciones “fuertes” como el periodismo económico.
 
Y les dijo José Aurelio que los artistas son “Amistades Peligrosas”. Si la crítica no es laudatoria en su totalidad, lo mismo pueden sonarte un trombón que un trompón. Y les confesó que no tendrían muchas recompensas, pues en los concursos, el periodismo cultural, casi siempre pierde las batallas.
 
Ella no escribía postcrítica y era criticada por eso. No estaba en su naturaleza desmembrar un producto artístico que en ámbitos provinciales pudo costar mucho trabajo su realización, ni era amiga de reseñarlo todo con alabanza.
Comprendió que el periodista cultural no debe ser cronista de lo que pasó ni látigo que fustiga. Es el mediador entre el público y el hecho artístico.
 
Ante el dilema de entender el arte contemporáneo, su misión es invitar al público al hecho cultural, no alejarlo con jergas técnicas en la que “la obra planimétrica, en su función hedonista, muestra una mixtura de técnicas y un eclecticismo en los estilos, que prefiguran una geometría desnuda que no llega al abstraccionismo”. Su escritura debe ser jocosa, atractiva, dicharachera, irónica… tal como somos los cubanos, y no adoptar posturas de lord inglés.
 
Y asumió, gracias al doctor Álvarez, que el periodista cultural es un señor que sospecha para leer entre líneas y debe gestionar información y valoraciones, contextualizar, analizar e interpretar el hecho cultural.
 
Concluyó que no hay mejor marketing de productos culturales que una crítica, ya sea positiva o negativa. Por eso, los críticos de artes están considerados como “un mal definitivamente necesario”.
 
Cuatro años después descubriría que era el peor de los tiempos, pero podrían mejorar para el Periodismo Cultural.
Rosana Rivero Ricardo
Author: Rosana Rivero Ricardo
Rosana Rivero Ricardo. Periodista 25 horas al día. Amante de las lenguas... extranjeras, por supuesto. Escribo de todo, porque “la cultura no tiene momento fijo
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# José Aurelio 10-06-2018 06:33
Roxana, ¡al fin una crítica del Coloquio de la crítica! Me aprecía inconcebible que nadie del grupo hiciera la más mínima valoración del mismo y todo quedara en el ambiguo terreno de la reseña promocional. Te felicito. Un abrazo
Responder
# Guest 12-06-2018 09:02
Gracias profe por su comentario y sus transfusiones de conocimientos. UN abrazo desde Holguín.
Responder
# Laudivino 13-06-2018 13:09
Hola Rosana, creo lo mismo que josè aurelio,una critica muy buena. Por casualidad tu estudiaste en la Conrado Benitez.
Responder
# Yanetsy 14-06-2018 13:20
Me alegra tanto tu texto por la profundidad de la sospecha. También has puesto en práctica las técnicas narrativas de Heras y Sacha. Ten mi abrazo.
Responder