Ippones, peloteros leyendas y béisbol profesional

  • Hits: 3088
Esta vez los aficionados y estudiosos al deporte pueden estar de pláceme, pues a diferencia de otros años en la actual Feria del Libro en Holguín han puesto a disposición de los lectores varias novedades editoriales del mundo del músculo y la mente, como Ippón de Historias, Pasiones y Leyendas de la pelota cubana y Contratos del Béisbol Profesional Norteamericano.
 
Ippón de Historias, de Ronaldo Veitía Valdivié y Cándido Pérez Agüero, de la editorial Científico-Técnica, es al mismo tiempo autobiografía de Ronaldo Veitía, el artífice del judo femenino cubano e historia de los grandes triunfos de esa disciplina en este país.
 
Veitía es uno de los más consagrados y laureados técnicos cubanos. Al él se debe en alto grado que Cuba se convirtiera en potencia mundial del judo femenino. Moldeó y preparó a quienes serían grandes estrellas de esa disciplina. Con pedagogía propia, consagración, exigencia y técnica creó la Escuela Cubana del Judo para mujeres.
 
Este Héroe del trabajo de la República de Cuba ganó por colectivo dos Copas del Mundo, los Juegos Olímpicos de Sydney-2000, varios Juegos Panamericanos y Juegos Centroamericanos y del Caribe, junto a varios más eventos internacionales. Por muchos años (tres décadas) el entrenador principal de la escuadra cubana de judo femenino y de campeonas olímpicas y mundiales.
 
Fue un destacado judoca, pero los resultados de su maestría pedagógica sobrepasó con creces sus resultados como deportista. Su intransigencia con lo que consideraba no correcto, fuerte carácter y estricta disciplina fueron también elementos, que conformaron su personalidad de pedagogo y entrenador.
 
El periodista Joel García, en el Prólogo. muestra la personalidad de Veitía, al hombre, al pedagogo. Manifiesta que el autor con fluida redacción consigue atrapar al lector desde la confesión íntima y reveladora, hasta el detalle más olvidado de una competencia internacional. Reunió desde el principio la capacidad de organizar y ser ejemplo ante su colectivo. Las páginas de este libro muestran un entrenador con virtudes y defectos. Primero entrenó niños en la Eide Mártires de Barbados. La desilusión inicial cuando le encomendaron al equipo femenino cubano, se convertiría luego en el sentido de su vida y lo haría famoso.
 
Cándido Pérez Agüero, coautor del libro, escribió la introducción, donde se refiere a los aspectos más importantes de la historia del judo mundial y cubano. Al origen del judo (maestro japonés Jigoro Kano-1882) y sus primeros pasos.
 
Que fue introducido en Cuba en 1951 por el maestro y cinturón negro Andrés Kolychkine Thompson, pedagogo finlandés nacionalizado belga…En 1951 creó la Federación Cubana y más tarde la Unión Panamericana. Aborda el desarrollo de esta disciplina en nuestro país luego de 1959, las primera medallas mundiales, el bronce de la holguinera 0dalys Revé (bronce, 66 kilogramos) y oro de la santiaguera Estela Rodríguez (más de 72), desde entonces Cuba nunca se ha ido sin medallas en esos certámenes.
 
Para sus confesiones en este libro, Veitía utiliza preguntas que muchas veces le hicieron los periodistas, que responde a manera de diálogo, que no es más que sus aubiografía, con las experiencias positivas y negativas vividas.
 
Las interrogantes le permiten recorrer lo más importante de su existencia: ¿cuántos años estuvo en el equipo nacional de judo?, ¿qué representa Mercedes Rodríguez Caballero para usted? (su esposa), considerado entre los grandes pedagogos del deporte cubano y a nivel mundial ¿cuánto le ha aportado sus enseñanzas al judo cubano?
 
Sé que en el Equipo Nacional hay una relación escuela-deporte: ¿sobre qué principios metodológicos se rige la Escuela cubana?, ¿cuánto le ha aportado su categoría científica a su condición de pedagogo? ¿cómo pedagogo, cuáles atletas considera como estrellas?
 
Al contestar esta última pregunta, en su relación estelar de las que consideran las mejores judocas cubanas, aparecen cuatro holguineras, Odalys Revé, de los 66 kilogramos, primera judoca cubana y de Latinoamérica, Campeona Olímpica, en Barcelona-1992, que fue a su vez el primer oro olímpico del deporte holguinero, la Campeona Olímpica y Mundial Legna Verdecia (52 kilos),la monarca del orbe y bronce olímpico Yurisleidis Lupetey (57) y Yalennis Castillo (76), subcampeona olímpica. Aquí un dato incorrecto, Revé es sagüera no de Moa. Incluye una reseña de las 18 mejores judocas cubanas de todos los tiempos.
 
Otras interrogantes que responde: ¿Qué representa para su carrera deportiva su esposa, hijos, atletas, amigos…? Que le permite referirse a las personas más allegadas y las que más han influido en su vida.
 
Aparecen en este libro versiones de trabajos periodísticos referentes a Veitía y su obra en el judo femenino; reflexiones propias sobre su trayectoria como entrenador de judo, vivencias y creencias personales, anécdotas que escaparon y no incluidas en las preguntas relativas a su andar. Dice: Mi religión y mi fe nunca las he negado, no contradice mi disposición para ser militante del Partido y revolucionario, con más de 35 años en las filas de la mayor organización política del país, el PCC. He abrazado las dos fe : la religiosa y la otra, la que se debe tener a la Revolución. No faltan todos sus resultados como jefe técnico de la selección nacional de judo femenino y los resultados de las judocas cubanas en olimpiadas, campeonatos mundiales. Copas del orbe por equipos y campeonatos panamericanos. En fin, este libro es Veitía con su gran obra en el judo femenino cubano.
 
Pasiones y leyendas de la pelota cubana, del prolifero autor de obras sobre el deporte, el pinareño Juan Antonio Martínez de Osaba, de Ediciones Loynaz, es un libro para “comérselo de un solo bocado”, como dice un frase popular. Es un manjar para los aficionados y apasionados al béisbol.
 
A través de reseñas de figuras legendarias de la historia del béisbol cubano de todos los tiempos, no solo peloteros, con un lenguaje que atrapa rápidamente, en forma de coloquios y anécdotas, Martìnez de Osaba muestra con excelencia la esencia intima, cultural, popular, de patrimonio e identidad, que tiene el béisbol para los cubanos.
 
La obra comienza con un artículo (publicado en Juventud Rebelde el 10 de junio de 2012 de la intelectual Graziella Pogolitti sobre la pelota para los cubanos, con esa profundidad que ella imprime a sus escritos, no importa del tema que se trate, a pesar que reconoce que nunca ha visitado un estadio, salvo cuando la convocaban en la universidad, a las mujeres, una vez a la semana a jugar béisbol, pero reconoce que nunca logró que el bate tropezara con la bola. Dice que la pelota ha permeado hasta el hablar del cubano. De Osaba realiza a continuación una reflexión sobre el escrito de Pogolitti.
 
Las Pasiones y Leyendas de la pelota cubana se abren paso en este libro con las historias de peloteros del ayer como Martin Dihigo, un beisbolista completo, el jugador de cuadro Tany-Tony Pérez, el fenómeno del pitcheo José Caridad Méndez, como también Adolfo Luque, Alejandro Oms, jardinero, uno de los más recios bateadores zurdos de cualquier época, igualmente con el célebre narrador deportivo Felo Ramírez y el incorruptible árbitro Amado Maestri.
 
Del Gran lanzador Conrado Marrero, que llegó a trascender a nuestros días con su sabiduría como entrenador y del insuperable torpedero nacido en Velasco Willie Miranda y entre otras grandes hombres del decursar del béisbol cubano hasta 1959…
 
No faltan grandes trifulcas en el terreno de juego, agravios, ofensas y ataques, incluyendo la muerte de un pelotero por la agresión de otro jugador. Las huellas en Cuba del gran jonronero norteño Baby Ruth y otras historias.´
 
Por su puesto. están las historias de estrellas de nuestras series nacionales; Manuel Alarcón, el que enseñaba el número cuando lanzaba, para muchos el mejor lanzador de su época de Revolución, aparte de las estadísticas, Agustín Marquetti, Armando Capiró, Braudilio Vinent, Luis Giraldo Casanova, Omar Linares, Alfonso Urquiola, Omar Ajete, Faustino Corrales, Antonio Muñoz, Orestes Kindelán; Pedro Luis Lazo… y varios más.
 
De los recordados narradores y comentaristas Eddy Martín y Héctor Rodríguez, de los manager Roberto Ledo, José Miguel Pineda, Servio Tulio Borges, Jorge Fuentes… Termina con el tema Todos Estrellas, lo que siempre será polémico entre lo polémico en el béisbol. Cierra con su Todos Estrellas de siempre.
 
En general, algunos pueden pensar que su pertenencia pinareña pudo inclinar su opinión en varias partes del libro, pero todos los vueltabajeros, que distingue son indiscutibles estrellas del béisbol cubano en la época de Revolución. Este libro está salpicado y enriquecido con anécdotas, que se pierden muchas veces cuando se hacen las historias. Es un gran placer leerlo.
 
Contratos del béisbol profesional norteamericano, con ampliación de título: Negocio o posibilidad de llegar a las Grandes Ligas, es del autor Frangel Reynaldo Balbuena, uno de los más estudiosos, conocedores y científico del béisbol cubano actual.
 
De este libro puede decirse mucho: Necesario, útil, esclarecedor, instructivo, sobre cómo funciona en el mundo el béisbol profesional, muy particular en Estados Unidos, las diversas ligas, como se contrata y se puede llegar a las mismas y la relación irregular de nuestro béisbol con ese mundo. Es, además un libro para conservar como importante material de consulta para los estudiosos, conocedores y aficionados al béisbol.
 
En primer término muy interesante y oportuno el Prólogo del conocido periodista Reynaldo Taladrid Marrero, donde se insiste en sus sueños de que no se olviden los sucesos y las glorias de la pelota cubana, que se vean las causas de los fenómenos que sucedieron, porqué fue necesario reinventar luego del triunfo de la Revolución, cómo se aisló nuestro béisbol por mucho tiempo y luego los motivos del descenso.
 
Su atinada explicación ayuda a entender mejor el libro de Frangel: “… Bienvenido este libro de Frangel Reynaldo, bienvenido cualquier aporte a este debate,,,y bienvenidos los sueños de muchos cubanos que como yo imaginamos, fantaseamos volver a ser la gran potencia del béisbol que fue Cuba, por qué, porque lo que nunca nadie podría quitar es que el béisbol está en la sangre, en el corazón, en la esencia de la nacionalidad cubana y es parte importante, yo diría, fundamental de nuestra nacionalidad y de nuestra cultura, y este libro es un grano de arena, una gota en un océano de la lucha por mantener esto que se llama Cuba..”
 
Como él dice en el Prefacio, Frangel realizó una exhaustiva revisión bibliográfica de materiales sobre el tema. Argumenta que sintió la necesidad de encontrar mayor cantidad de aportes teóricos, que contribuyan a fundamentar cada uno de sus planteamientos, pues esta obra no solo se trata de decir y mostrar, sino de proponer, analizar y reflexionar.
 
Inicia con los orígenes del béisbol y el surgimiento de la pelota profesional. Se refiere luego a la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Restados Unidos, su intervención en el béisbol cubano; piensen inmediatamente en los que llaman política de embargo, que es realmente un bloqueo integral: En las reglas de las Grandes Ligas para contratar jugadores de béisbol profesional, está el pago de un porcentaje del monto de contratación al país de procedencia de jugador. Pensemos entonces cuántos millones de dólares pudieran ingresar a Cuba por la cantidad de jugadores formados por la Escuela cubana. Explica Frangel en una tabla, si se cumpliera lo establecido, su propuesta de clasificación del pelotero cubano para incursión en el béisbol profesional, de cómo debería ser la relación económica de contratación a peloteros de distintos grupos de edades.
 
Explica la idea de un proyecto de Ley Cubano para insertarse en el béisbol de las Grandes Ligas. Realiza seguidamente un recorrido por las ligas profesionales de béisbol del mundo: cómo son, estructura y funcionamiento.
 
Un capítulo de muchos elementos técnicos: Sistema de selección del béisbol cubano. Semejanzas y diferencias con el procedimiento de scouteo del béisbol profesional. Le siguen los capítulos: Sistema de scouteo del béisbol profesional, Firma de jugadores para equipos de las grandes ligas; Contrato de jugadores y estructura del béisbol en las Grandes Ligas, Academias de Béisbol, para formar peloteros profesionales y Reglas de las Grandes Ligas.
 
Otro capítulo muy técnico: Formación del jugador de béisbol y como epílogo: Una historia que merece ser contada, lo que ha acontecido relativo al tráfico de peloteros cubanos hacia el béisbol profesional de los Estados Unidos. Es un libro muy enjundioso.
Calixto González Betancourt
Author: Calixto González Betancourt
Master en Comunicación Social, Licenciado en Periodismo. Especializado en temáticas deportivas. Responsable de la Columna “En esta Serie” por más de 30 años.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario