Los ángeles cantan en Holguín

  • Hits: 2289
 voces 1Fotos: Cortesía de la Compañía
 
Para el que observa desde fuera estas son unas clases muy extrañas. Los integrantes de la Compañía Lírica Infantil Voces de Ángeles bostezan una y otra vez frente a sus maestros y a ellos ni les molesta. Al contrario, conceden la notamás alta al alumno que mejor lo haga.
“Los niños tienen que aprender que el bostezo es la posición más importante en el canto lírico, para lograr que la voz, sin usar micrófono, viaje mucho, incluso por encima de una orquesta”, explica María Dolores Rodríguez, directora del Teatro Lírico Rodrigo Prats(TLRP) e impulsora de su versión infantil que también lidera. “A ellos no les puedes decir que tienen que abrir la laringe y el velo del paladar, porque no entenderán nada”, añade.
 
Por eso, la profe Laritza Ochoa, subdirectora de la compañía,ha creado un divertido sistema de enseñanzajunto a otros colegas. “Les decimos que coloquen la boca como si tuvieran dentro un huevito hervido o como si fueran un sapito. Si cantan muy bajito, les indicamos que deben sacar la voz y asustarnos como si ellos fueran fantasmas”.
 
 
voces 2
 
La técnica de aprendizaje para pequeños entre 6 y 14 años ha funcionado muy bien, a juzgar por las reacciones del público y los cantantes líricos cuando comparten escenario con ellos. Eltrabajo de los profesores desarrollado en los tres años que cumplirá la compañía en septiembre próximo, es tangible además en la calidad alcanzada por sus alumnos, capaces de competir con otros que se preparan años para entrar al Conservatoriode Música José María Ochoa.
 
Dice la profe Laritza, o Lari, como cariñosamente la llaman sus pupilos, que en el 2015, año de la creación de Voces de Ángeles, ingresaron dos alumnas ala unidad docente de Canto Lírico del Conservatorio. Un curso más tarde, de 15 plazas disponibles, 14 fueron ocupadas por pequeños de la Compañía y en 2017-2018, las cifras fueron de 10 y 9.
 
 
voces 3
 
El sueño de su fundadora estáun paso más cerca de cumplirse:“Esperamos que ellos, al egresar de nivel medio,entren a la filial de Canto Lírico del Instituto Superior de Arteen Holguín y se gradúen. Tendríamos alumnos de todas las edades preparándose, lo cual garantizaría que el TLRP, de larga tradición en la provincia, tenga una estabilidad al contar con artistas suficientes y de reconocida calidad para el coro y ser solistas”.
 
Hoy todo parece más previsto y organizado que en una ópera italiana. Sin embargo, los inicios fueron más difíciles que cantar O SoleMio a capella.
 
“Cuando se decidió fundar la compañía, el primer paso fue convocar a los profesores que deberían trabajar de forma voluntaria con los niños y tener talento para impartir la difícil técnica del canto lírico en estas edades. Varios dimos nuestra disposición y nos mantenemos hasta la actualidad”, recuerda la profe Lari.
 
 
voces 4Profesores de la Compañía Lírica Infantil Voces de Ángeles.
 
“El segundo reto –añade María Dolores- fue decidir a qué edad deberíamos comenzar el proceso de enseñanza. Alejandro Millán,profesor de ballet y coreógrafo del TLRP, fue quien dispuso que debieran tener, al menos, seis años para que pudieran contar al hacer los pasos de baile.
 
“Algunos no sabían leer muy bien y su mamá o papá escribían las letras de las canciones para enseñárselas. La idea ha evolucionado con el tiempo para tener un orden lógico de trabajo, sobre todo con la profe Lari al frente, quien trabaja directamente con los niños todo el tiempo”, apunta.
 
Una canción vale más que mil palabras. Solo hay que escuchar a José Ernesto Ojeda, de tan solo 9 años, interpretar O SoleMio en “modo Andrea Bocelli”, para percatarse de que la Compañía Lírica Infantil tiene más futuro que el presente.
 
voces H5José Ernesto y Patricia María, solistas de la Compañía Infantil Voces de Ángeles, de Holguín.
 
Él es uno de los 70 niños afortunados que hoy conforman Voces de Ángeles, pues la lista de aspirantes a ingresar es extensa. El pequeño fue bautizado por su profe Yunior Galano como “El tenorcito de Holguín”, título ganado a base de voz, constancia y esfuerzo.
 
 Como el resto de los infantes asiste cada sábado en la mañana a la Casa del Ballet, una de las sedes de la filial de Canto Lírico. Las clases con el profesor de danza inician a las nueve y se alternan con los talleres de actuación. Luego de un receso los alumnos inician las lecciones de canto en el coro. Aquellos que tienen más posibilidades vocales se les asigna un profesor individual.
 
Los logros del trabajo de profesores y alumnos son mostrados en la peña que mantiene la Compañía cada último domingo del mes a las cinco de la tarde en la Sala Alberto Dávalos del Teatro Eddy Suñol.  “La peña ha sido muy buena –sostiene Laritza-. Estas presentaciones mensuales ayudan a que los niños se desinhiban y puedan llegar del coro a ser solistas. Además la preparación para estos espacios va más allá de la instrucción en la técnica vocal, pues cada uno está dedicado a una efeméride o personalidad y aprovechamos las clases para la formación en valores”.
 
Los niños también se presentan en todas las funciones que realiza el Teatro Lírico, como la gala por el aniversario 55 de esta institución.
 
“En esa ocasión interpretaron Brindisde LaTraviata y FuniculíFuniculá, dos canciones en idioma extranjero”, cuenta Laritza. “Aquí les enseñamos la fonética, le dictamos bien la letra como se pronuncia y le damos las grabaciones de la canción que interpretarán.El tenor Yuri Hernández se asombró de la buena pronunciación de los niños. Dijo que su dicción era mejor que la de algunos adultos”.
 
 
Los halagos también vienen de María Dolores quien, sin temor a que la recomendación venga de cerca, asegura que “los niños están fuera de serie. Por lo general, no se parecen a nada de lo que hay en Cuba en ese tipo de Compañía. Tengo entendido que el Teatro Lírico Nacional tiene una Cantoría Lírica, que no es lo mismo. Nosotros tenemos una pequeña compañía lírica igual que la compañía mayor”, afirma la maestra.
 
voces 6
 
Sin duda, el gran suceso de público de Voces de Ángeles fue la Gala de Navidad de 2017. Una de sus protagonistas fue Patricia María Castaño quien, a sus escasos 9 años interpretó magistralmente Pie Jesu. Desde el público la observó y aplaudió su madre Odalis Ricardo, quien comparte el sueño de su hija de “entrar en el nivel medio y seguir hacia adelante para ser una gran cantante lírica”.
 
 
 
Odalis forma parte de esa gran familia en que se ha convertido la Compañía, donde los padres son un puntal fundamental. Se encargan de ayudar a ensayar a los niños en casa, buscar el vestuario, y asumir otras tareas logísticas.
 
Pero ellos no solo entregan a la Compañía, sino que también reciben. Laritza explica que con los padres se trabaja la cultura lírica y, aunque en su mayoría no son músicos de profesión, aprenden y les gusta este arte.
 
Así lo experimentó YulietBartes, madre de la pequeña Fabiana, quien manifiesta que le gusta el canto lírico. “Tengo que ir a las clases y aprender también para ver la colocación de la boca y todo lo que la profe Lari le va diciendo a la niña para recalcarlo en casa”.
 
voces 7
 
Con esta acción logramos formar un público de todas las edades e ir recuperando ese que perdimos por el cierre del Teatro Eddy Suñol”, acotó María Dolores.
 
En este verano los niños y sus padres disfrutan de las vacaciones, pero los profesores no descansan. María Dolores proyecta un espectáculo de ópera junto a la Orquesta Sinfónica de Holguín que seguro garantizará muy buenos bostezos, y no de aburrimiento
Rosana Rivero Ricardo
Author: Rosana Rivero Ricardo
Rosana Rivero Ricardo. Periodista 25 horas al día. Amante de las lenguas... extranjeras, por supuesto. Escribo de todo, porque “la cultura no tiene momento fijo
Más artículos de este autor

Escribir un comentario