“A mí no me gusta la radio”

  • Hits: 2570
Fotos: Cortesía del entrevistadoFotos: Cortesía del entrevistado
 
Después, cuando ya su nombre estaba en el aire tanto como podría estarlo el oxígeno, supo que aquella tarde le había cambiado el dial en las frecuencias de su vida. Tenía 14 años cuando entró por primera vez a un estudio de la emisora CMKO Radio Angulo.
 
Iba solo a divulgar las actividades de su colectivo pioneril en el programa Tu escuela es. Tres décadas después, Víctor Osorio Zaldívar ha sido el hombre detrás de la idea original, el guión, el sonido, la producción musical o la dirección de los más populares y variados programas: La Fórmula, AM FM, Buena Suerte, Estamos tan cerca, De madrugada, Caribe 11PM…
 
“Comencé en el círculo de interés de la radio con Adolfo Víctor Mora como aprendiz de sonidista, porque nunca me gustó mi voz para la locución. Luego me dieron la posibilidad de dirigir al equipo de jóvenes colaboradores en el programa “Noche de Fiesta” y aprender sobre producción musical y dirección.
 
“Entrar al Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas José Martí no me impidió continuar el vínculo con la radio. Todo el tiempo libre que tenía se lo dedicaba. Además, el remoto de la emisora, durante los tres años que estuve allí, casi siempre estaba en la Unidad 5 en las noches de recreación.
 
“Cuando terminé en la vocacional en 1991, aún como radialista aficionado, me proponen una plaza de director de programas y comienza mi vida profesional. El primer espacio que dirigí fue AM FM, el cual también había creado y todavía está en el aire. Asumo además la dirección de Señal y¿Qué tal, joven?.
 
En los estudios de radio y sobre radio…
  VICTOR H1
 
“Decidí estudiar la especialidad de dirección en la filial del Instituto Superior de Arte en Holguín. Por varias razones me alejé de la teoría. Para mí la práctica siempre está primero, aunque tenga un basamento teórico. Quería descubrir poco a poco el concepto y la dramaturgia de la radio. Llegó el momento en que necesité la teoría y decido estudiar, no para obtener un título, sino para aumentar mis conocimientos.
 
“Me gradué de la Facultad de Medios Audiovisuales en 2007. El trabajo de tesis llamó la atención, porque fue un dramatizado que se llamaba A mí la radio no me gusta. Era una adaptación de la obra de teatro Todo sobre Eva, de Fabián Suárez. El material recreaba la última emisión de un programa de participación sin audiencia, porque no se permitía que la voz de los oyentes saliera al aire. Con esto defendía la pertinencia del desarrollo de la radio participativa en la comunidad, por la importancia de que el oyente se sienta representado en los programas de radio para la aceptación de estos espacios”.
 
Retos “en el aire”…
 
“En 1999 asumo varios programas de la tira de la tarde, entre ellos, Dígame y algo más, un espacio de enorme popularidad creado por el maestro Miguel Gutiérrez Guetón. Cuando aquello se usaban las cintas magnetofónicas. El oyente llamaba en la mañana para solicitar un número musical que se radiaba en la tarde. Al avanzar la tecnología y llegar la directiva del Instituto Cubano de Radio y Televisión de eliminar los programas de complacencia se hizo necesario renovarlo.
 
“Presenté el proyecto de La Fórmula que creé junto a León Batista Suárez.Los primeros tres días del programa estar al aire la audiencia fue dirigida. Los habituales de Dígame y algo más se quejaban porque habían quitado el espacio.
“Había su temor, pero Moraima López León, como directora provincial de radio, una vez más apostó por nosotros los jóvenes en ese momento. Ella nos sugirió que combináramos a los locutores de Dígame…como Enma García, Osvaldo Aguilera González y Rafael Peña Santana con León. ‘La Fórmula’ funcionó muy bien, tanto es así que,Enma García, ya jubilada, agradece y extraña muchísimo el espacio”.
 
Cambiando de frecuencia…
 
“Casi paralelamente al mundo de la radio, empecé en el de los espectáculos. En 1996, Richard Ronda, entonces periodista del periódico ¡ahora!, me propone hacer la versión holguinera del popular espacio Mi salsa de la televisión nacional. Buscando al sonero fue el primer espectáculo que dirigí, aunque antes me había entrenado al frente de las galas de premiaciones de los festivales provinciales y nacional de radio, cuando nuestra provincia fue sede. Ya para 1999 me proponen una plaza como director artístico del entonces Centro de la Música y los Espectáculos.
 
“Tuve la posibilidad de trabajar en el Hotel Playa Pesquero con una compañía que hoy se llama Danza Evolución. Comenzaron las coincidencias de horario con la programación radial y tuve que abandonar algunos proyectos. Sin embargo, amo la radio y soy radialista ante todo. Su dramaturgia y recursos están presentes en cada uno de mis espectáculos.
 
VICTOR H2
 
“Por ejemplo, el inicio de la gala del verano de 2017, lo hice con el tema de Radio Reloj, porque se cumplía aniversario cerrado de la emisora. El Teatro del Pueblo de los Carnavales de ese año, tuvo como hilo conductor el programa El Exitazo de Radio Taíno.
 
“Para mí el sonido es muy importante y no solo velo porque llegue con la mejor calidad al público. Forma parte de la dramaturgia. En la gala por el aniversario de la Ciudad en enero de este año, entró un carro antiguo a la escena, al tiempo que de fondo se escuchaba las campanadas del reloj de La Periquera y el sonido ambiente de nuestras calles”.
 
En sintonía…
 
“A pesar de que dedico parte de mi tiempo al mundo del espectáculo, siempre estoy en sintonía con la radio. Desde que estoy en la emisora siempre hago programas especiales para fin de año que se han quedado en la parrilla habitual por su aceptación como Caribe 11 PM que desde hace un año sale los sábados a las once de la noche con la conducción de Osvaldo Aguilera.
 
“El pasado diciembre hice cuatro proyectos nuevos. Hay dos que propuse para la programación habitual:Quédate con nosotros, programa de participación con público, que sale al aire a las 12 del día en días festivos, y Somos cubanos, una revista musical de 6 a 8 de la noche.
 
Súbeme la radio…
 
“La gente dice que ya la radio no se oye, pero hay que estar en la calle para comprobar que sucede lo contrario. En Cuba todos los días hay una fiesta y muchas veces la protagonista es una emisora. Antes la radio era casi el único medio para informarse, aprender algo u oír música. Ahora hay nuevas tecnologías, pero la gente, incluso los jóvenes, prefiere la compañía, cercanía, rapidez e inmediatez de la radio.
 
“Lo que hay que hacer es acercarla más al oyente y aprovechar las redes sociales para la retroalimentación; además de potenciar la radio en vivo y participativa. Debemos crear, no bajar la guardia. La radio es fascinante y con pocos recursos puedes hacer mucho”.
Rosana Rivero Ricardo
Author: Rosana Rivero Ricardo
Rosana Rivero Ricardo. Periodista 25 horas al día. Amante de las lenguas... extranjeras, por supuesto. Escribo de todo, porque “la cultura no tiene momento fijo
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Victor Osorio Zaldivar 28-06-2018 07:36
Hay nombres que no aparecen pero si han contribuido: Orquídea Canel, Zoila Marante, Rene Martinez, Aida Portelles, Edelsis Ricardo, Carmen Sera, Raymundo Peña...
Responder