“Vicios ocultos” tras una pared

Las construcciones, su durabilidad y acabado es un asunto que preocupa a los holguineros. ¡ahora! investigó algunas causas y consecuencias de errores en la ejecución; los vicios ocultos: deficiencias que solo se hacen notar cuando están en explotación las obras y las demandas prematuras de mantenimiento a edificaciones recién estrenadas.

Antes nos asombrábamos, hoy parece ser asunto que se ha puesto de “moda”. Es lamentable ver cómo edificaciones con poco tiempo de explotación deben ser sometidas a mantenimiento porque algo falla. Pero, ¿dónde está el error?, ¿quién paga por él?, ¿cuánto nos cuesta invertir en lapsos tan breves por obras defectuosas?


Una mirada global al asunto ofrece Manuel Cuenca, director provincial de Economía y Planificación en Holguín, quien afirma que durante el 2018 se trabajó con limitación en los recursos, en un 66 por ciento menos que en el 2017.

INFG 1

INFG 2

INFG 3

El pasado año, según declara el directivo, las inversiones quedaron por debajo de lo previsto: “Entre los factores que incidieron se encuentran, por ejemplo, que solo se recibió el 56 por ciento del acero, pero también fueron insuficientes los suministros de cristalería, carpintería, grey cerámico y herrajes”.

De forma general, de acuerdo con Cuenca, hubo problemas para completar la fuerza de trabajo calificada y mucha improvisación a la hora de hacer las obras, sobre todo, por el desconocimiento del personal que asume el proceso inversionista en las instituciones. Además, no se aplicó correctamente el Decreto Ley 327: “Cuando violamos este decreto, nos vemos obligados a hacer inversiones cada tres o cuatro años”, sostiene.

INFG 4

INFG 5

Pero, cuando alguno de estos elementos falla y hay que gastar más de lo previsto, ¿de dónde sale el presupuesto? Cuenca aclara: “todos los años a las instalaciones hay que hacerles mantenimiento constructivo, eso garantiza la continuidad de las obras. El presupuesto para el mantenimiento de una entidad es de hasta un 10 por ciento anual”.

Son muchas las denuncias de la población sobre el asunto. Esta vez ¡ahora! cruza la pared en busca de respuestas. Para ilustrar este fenómeno, ofrecemos varios ejemplos, donde poco tiempo después de una intervención, léase: mantenimiento, inversión o reparación, fue preciso volver sobre lo hecho o malhecho, para subsanar; pero al bolsillo estatal difícilmente se le pueda compensar con igual brevedad.

La derrota del “Victoria”

Los errores en los procesos inversionistas se pagan caro. Dificultades con los suministros, asuntos legales, inconvenientes de distinta naturaleza que surgen sobre la marcha pueden entorpecer y afectar la calidad de una obra, como lo demuestra este caso.

“En Sagua de Tánamo existían locales que no prestaban servicio hacía 20 años, como el hotel Victoria. La instalación cerró por su alto grado de deterioro. La intervinimos con un proyecto de reparación capital. Cuando se encontraba en ejecución, vecinos con los que se compartían paredes comunes, establecieron una demanda a la que dieron con lugar, y hubo que reproyectar las conexiones hidrosanitarias.

Ello trajo consigo que los materiales utilizados no fueran adecuados: no eran compatibles las tuberías hidráulicas de PVC con las uniones usadas, tampoco pudimos adquirir las adecuadas con nuestros proveedores en ese momento”, explica Iver Peña Escobar, director de Desarrollo y Servicios del Grupo Empresarial de Comercio en Holguín.

victoria

Pese a que este equipo llegó hasta Sagua de Tánamo durante el proceso constructivo, fue imposible obtener declaraciones de los vecinos del hotel.

El “Victoria”, según declara el directivo, prestó servicio solo tres meses: “El cambio provocó que una vez inaugurado, la obra comenzara a filtrarse y a deteriorar las cubiertas. Logramos encontrar un material de termofusión, y se solucionó con la menor afectación posible, aunque hubo que levantar los enchapes de pisos y baños para sustituir las instalaciones. Con esto, apareció otro inconveniente: encontrar un enchape igual o parecido, y lo logramos. Se ha trabajado en la recuperación de los baños y prácticamente no se nota la diferencia”, añade.

Una enfermedad “terminal”

En busca de otros ejemplos, este equipó viajó hasta la Terminal de Ómnibus Nacionales. La inversión inicial de la obra fue de más de cinco millones 700 mil pesos en CUP y 750 mil CUC. Los holguineros agradecieron el cambio de una vistosa y confortable instalación, por la multifuncionalidad de sus servicios, sin embargo, a menos de un año de su inauguración, varios lectores escribieron a la Columna Aquí, para advertir insuficiencias relacionadas con el estado del falso techo, el piso y el sistema hidrosanitario.

Eliecer González Aguilar, director UEB Ómnibus Nacionales Holguín, responde: “En cuanto al estado del falso techo, no es problema de garantías, está en el contrato. No dependía de la calidad, sino de un proyecto que calculó el drenaje de las aguas por lluvia, y al final nos percatamos que la canal no da abasto. Le pusimos tubos en diferentes puntos, pero cuando cae un aguacero grande, lo que baja por ahí es un río. Entonces decidimos abrirle huecos”.

Terminal

Por su parte, Julio César Cantillo, arquitecto de Umbrales, empresa constructora que llevó a cabo el proyecto, declara: “No es tanto que el diámetro sea insuficiente, sino la limpieza y mantenimiento que requiere. Si llueve tienes que limpiar, si no se tupe”.

Además, se refirió a dificultades que dilataron el proceso, como la reproyección de la cimentación del edificio y la disponibilidad de materiales: “Una vez que se tiene la estructura de la edificación terminada, con todos los espacios definidos estructuralmente, se pasa al embellecimiento. No había piso, no había pintura. Los plazos de ejecución se vieron muy limitados, contra el tiempo, debido a un cronograma desajustado de suministros”.

Terminal2

Esta problemática también influyó en la toma de decisiones. González Aguilar detalla: “Con el piso de los salones, estuvimos tiempo analizando y hubo varios criterios, al final pusimos grey. ¿Qué ha demostrado? Que no es funcional. La gente trae hasta mochilas con hierros; los asientos cuando se mueven, dañan el piso. Por suerte, tenemos el material para reponerlo, y del mismo color. Pero cuando se agote, habrá que poner de otro tipo”.

Afortunadamente, existe un Plan de Mantenimiento y reparaciones, y se acometerán acciones, sobre todo, en el Salón de Lista de Espera.

“Achaques” de una casa joven

La Casa del Joven Creador, sede de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) fue otra de las instalaciones-víctimas para este reportaje. Lilién Aguilera, presidenta de la AHS, deja claro las dolencias de un inmueble de elevada belleza: “Esta edificación se inauguró en noviembre del 2016, tiene pocos años de explotación, pero fue invadida constructivamente en cuanto a estructura.

“El trabajo que hizo el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) fue bastante invasivo para el inmueble, por supuesto, todo eso fue consultado por especialistas, para evitar que sufriera daños el edificio. Esa fue una de las razones por la que, pocos meses después, se volvió a reparar”, agrega.

Hay que reconocer que una vez detectado los problemas constructivos, esta empresa asumió con responsabilidad. Según Cecilia Rubio González, especialista principal de Obras por Encargo del FCBC en Holguín, las principales deficiencias estuvieron en la parte hidrosanitaria, que ellos no modificaron, porque para eso el cliente contrató a cuentapropistas: “La instalación hidrosanitaria no estuvo bien hecha, le sacó humedad a las paredes con un grado de deterioro bien grande.


AHS


“A medida que se terminan las acciones se le pide al cliente actas de conformidad, pero nosotros chequeamos la obra, si vemos que el creador no está ejecutando con calidad su trabajo, mandamos a romper y a volver hacer. Cada vez que entregamos un trabajo le damos al cliente un año de garantía”, añade la especialista.

No obstante, el trabajo desde un inicio debió ser en conjunto, para evitar que surgieran este tipo de inconvenientes. La calidad debe verse y medirse desde un enfoque integral, y en este proceso, en el que intervienen muchos factores y agentes, debe haber consenso, trabajo en equipo, proyectos que se adecuen a las condiciones del lugar.


INFG 6


Este reportaje es solo una breve mirada al tema, otros vicios “ocultos” todavía se esconden detrás de paredes húmedas. Sin embargo, demuestra que existen en todo el proceso constructivo prácticas indebidas que se traducen en calidad insuficiente.

La durabilidad, acabado y calidad de las obras constructivas que se ejecutan en la provincia son una vital reserva del presupuesto. Esto, claro, si se evita gastar más de lo previsto para corregir fallas previsibles: desvío de recursos. Si evitamos tales asociados del despilfarro se ahorraría de lo que no sobra, para gastar en lo que tanto nos cuesta.

Caricatura de cierre

 

Créditos:


Periodistas: Jorge Suñol, Heidi Viguera y Liset Prego

Infografía : Torralbas

Caricaturas : Jorge Sánchez

Edición: Yani Martínez Peña 

Desarrolladora web: Yeni Nogueira

 

 

Escribir un comentario

Comentarios  

# mflamand 26-03-2019 10:33
Excelente trabajo, falta que se sea receptivo con cada planteamiento, sobre todo los inversionistas que reciben obras en mal estado por la falta de control y verificación durante los procesos productivos. En este caso no se habla de los viales, pero son un ejemplo de deficiente ejecución razón por la cual duran lo mismo que un merengue en la puerta de una escuela.
Responder
# Martina Glez 29-03-2019 21:49
Creo k deverian controlar kien d dever cada obra xra k no se malbaraten los recursos economicos y puedan dar continuidad a las muchas obras k nesecitan mantenimiento sono siempre estaremos en lo mismo como 1 circulo viciozo asi no se adelante y kien sufre todo esto pues todos devemos crear conciencia educacion d cuidar amar y respectar xra k nuestra ciudad siempre este entre las mas bonitas limpias d cuba.gracias
Responder
# Rosa 01-04-2019 14:07
Y QUE ME DICEN DE LA OBRA EN LA CARRETERA CENTRAL DE NUESTRA PROVINCIA. LA DEMORA EN LA ZONA DEL DIVEP, SERVICENTRO DE TRANSTUR, SERVICENTRO ¨LA CURVA¨. LA ALCANTARILLA QUE SALE DEL REPARTO ALEX URQUIOLA, CERCA DEL DIVEP. AL MAL DISEÑO, LA MALA Y LENTA CONSTRUCCION SE LE UNE LA INDOLENCIA DE LOS VECINOS QUE TIRAN BASURA, RAMAS DE ARBOLES Y TODO LO QUE SE LE PUEDA OCURRIR , EN DÍAS QUE AL PARECER VA A LLOVER Y PIENSAN QUE EL AGUA SE LLEVARA TODO. ESTO EN LUGAR DE SER DRENAJE ES UN VERTEDERO. ACLARO QUE ESTÁ ABIERTO DANDO PIE A ESTAS INDISCIPLINAS.
Responder
# VENTURA CARBALLIDO PUPO 01-04-2019 15:52
Una mirada al me lleva a pensar , valorar, y formular algunas interrogantes:
?Superficilidad a la hora de disenar los proyectos?
? No uso de las dosificaiones en los materiales , fundamentalmente, cemento y pintura, para que quden ''ahorros''para darle otro uso confines de lucro ?
No quiero ni pensar en eso; pero como en la viña del señor hay de todos ?lguién que intencionalmente provoque estas situaciones para fastifiar o para J....?
Responder
# Luis German Gonzalez 06-04-2019 12:21
Hablando de Inversiones . El colosal programa inversionista que se lleva a cabo en el municipio de Antilla para el turismo , debiera de ser revisado por las autoridades, pues pienso que sus diseñadores ,no han tenido presente respetar el entorno y mucho menos el patrimonio de nuestro territorio, es un criterio común entre los pobladores que están arrasando con los pulmones ,refiriéndonos a la tala indiscriminada de los arboles que por mas de 50 años adornaron nuestros parques ,pienso con fundamento cognoscitivo que pudiesen muy bien ,salvarse esos majestuosas caobas , framboyán , robles , Ficus y otros que nos brindan sus sombras en estos mediodías de sol que rajan piedras. trabajándolos por especialista y después reconstruyan los parques para los cuales también debiera de investigarse porque se construyeron como hoy están.por tanto en virtud de mantener un proyecto que no afecte al pueblo , favor de revisar el tema y revisarlo rápido convoque a los artistas y especialistas .hagamos algo que quede en la memoria , que merite la pena , que sea duradero , protejamos lo que ya tenemos que es cultura y historia , nos preocupa la calidad conque se esta trabajando, ya se demolió un parque , ya están plantados los nuevos arboles , yo no tomare descanso bajo sus copas , pues sencillamente necesitan años para madurar .esperemos que se salven los arboles y la destrucción sea vista por nosotros como necesaria y no pensar que se esta construyendo para el turismo sin tenernos en cuenta. ha y utilizar bloques en la cimentación del arco del parque no es lo mas apropiado , es mejor fundir. para que sea duradero . solo recuerden que gran parte de este terreno es relleno. acción del hombre para la convivencia.
Responder