Sin carteros bajo la manga

El cartero continúa siendo un personaje en nuestros barrios. A pesar de los avances tecnológicos en materia de comunicaciones, las cartas sobreviven y, con ellas, los hombres que las hacen llegar. Sin embargo, este oficio podría desaparecer en Holguín…

De los siete carteros más famosos del mundo es posible que ninguno de ellos pasara por las vicisitudes afrontadas por los que desempeñan hoy este antiguo oficio en Holguín. En toda la provincia, de una plantilla de 188 trabajadores, existe una considerable cantidad vacante de plazas, por la fluctuación de la fuerza laboral.


Y si hablamos de las “aventuras” vividas por estos trabajadores de Correos de Cuba, qué decir entonces de las insatisfacciones de la población por el (des)servicio recibido, esencialmente debido a la entrega demorada de la prensa a los suscriptores.


Si bien hoy se han visto disminuidas sus funciones, a partir de la irrupción de la tecnología en las comunicaciones, por lo cual la correspondencia ordinaria es menor, ellos continúan con sus abultados bolsos cargados de la prensa del día, desandando calles y caminos bajo el intenso sol.

infografia carteros
A pesar de ese peregrinar de domingo a domingo, desde inicios del 2018 son recurrentes los reclamos de suscriptores por la inestabilidad en la llegada de los periódicos a sus hogares. Hay repartos como “Pedro Díaz Coello”, donde los abonados pasan semanas sin recibir los periódicos, mientras en otros llega muy tarde o se unen los de dos, y hasta tres días.


Así lo confirma Ivonne Fonseca, residente en aquella vecindad: “Hoy estamos leyendo noticias viejas, al recibir periódicos hasta con siete días de atraso y, en ocasiones, no nos llegan, a pesar de pagar por un servicio adelantado”.


En una visita al correo Holguín 10, ubicado en el “Pedro Díaz Coello”, corroboramos sus testimonios. Allí, varias personas reclamaban no solo por la inseguridad en el servicio, sino también por la suspensión a quienes no saldaron el importe correspondiente en el tiempo establecido, como le ocurrió a Olga Livia Reyes, del reparto La Quinta.


El contrato especifica que si el cartero no acude a cobrar entre el 10 y el 25 de cada mes, el cliente debe acudir a la Unidad de Correos a pagar la mensualidad antes de que concluya el mes. Pero de la misma manera que se suspende la prestación a quienes no ingresan el importe, a pesar de las irregularidades presentadas, tampoco se cumple el apéndice 4.1 del documento, en el que se establece la restitución gratuita del o los periódicos, cuando el incumplimiento es imputable al ejecutor.


El diálogo con Yusdelmis Cruz Mojena, administradora de la unidad Holguín 10, aclaró la causa principal de esta problemática:

“Nos faltan carteros. Vienen, se pasan un tiempo, pero pronto se van porque no aceptan el sistema de pago. Las condiciones de trabajo tampoco son buenas, el calzado es de mala calidad; las bicicletas están en mal estado y son ellos quienes deben repararlas, a eso súmele el sol intenso y las altas temperaturas. No duran 15 días en el puesto”.

Lamentablemente, esta situación es casi generalizada. Suscriptores del Correo Central (que asume a los consejos populares Centro Ciudad Norte y Sur) también padecen esta problemática. Eglis Ricardo, residente en el reparto Ramón Quintana, aseguró que a principios del mes de septiembre estuvo cuatro días sin recibir la prensa.

Situaciones similares se notificaron a nuestra Redacción, entre otros, Héctor Pupo Cruz y Nelia Pupo, del reparto Sanfield; Gilberto Campaña y Leodán Peña (Vista Alegre), José González Herrera (calle Martí) y Olga Lidia Hidalgo Batista, quien en nombre de su anciano padre envió una extensa comunicación sobre las múltiples irregularidades afrontadas con la entrega del Granma y ¡ahora! desde abril. 

Ella, tras narrar los problemas y diligencias durante todos estos meses, debido a cobros y suspensiones indebidas del servicio, inestable entrega de los ejemplares, y hasta maltrato en las oficinas, pregunta: ¿Cuál es la protección al cliente de la Empresa de Correos de Holguín?

¿Y los carteros dónde están?

El trabajo de un cartero es de domingo a domingo, aunque haga sol fuerte, llueva o relampaguee, y muchas veces a pie, porque no poseen todas las condiciones laborales, deben realizar su labor

 

Juan Carlos Sánchez Guerra no se parece ni es como ninguno de los siete carteros más famosos del mundo, pero sí pueden dar crédito los vecinos de los repartos El Llano, Salida a San Andrés, Nuevo Llano y Ciudad Jardín de su laboriosidad en sus tres décadas de corre-corre por las calles de esas barriadas para entregar la correspondencia ordinaria, la prensa, los sobres de la declaración jurada a los contribuyentes y efectuar el cobro de las suscripciones.


Aunque él ha visto multiplicarse el trabajo por el número de zonas por cubrir, debido a la falta de carteros, no ha percibido aumento en su salario mensual, que oscila entre 400 y 500 pesos. Comenta:

“Este trabajo no es fácil, es de todos los días, aunque haga sol fuerte, llueva o relampaguee, y muchas veces a pie, porque la bicicleta no tiene gomas o está ponchada”

Casi iguales fueron los criterios de Misael González, del Correo Central:

“Se gana muy poco. Existe un salario básico, pero es ficticio, porque tienes que formártelo a partir de cero, de acuerdo con la cantidad de servicios que realices. Por cada periódico que entreguemos, solo se cobra un centavo”.

Desde Herradura, Báguano, José Pupo Bidopia dijo que:

“Se nos exigen muchos servicios, recorremos a diario más de 10 km por calles malísimas, pero en un año no nos han dado para las bicicletas gomas ni cámaras, las cuales estamos obligados a comprar a alto precio con nuestro salario”.

Leydis Ramírez, secretaria del buró sindical de la Empresa de Correos, y Martha Gámez, técnica de Recursos Humanos, explicaron que el Cartero Integral está acogido a la Resolución 6 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), que establece el sistema de pago por resultados, a destajo y por rendimiento, razón por la cual deben formarse el salario a partir de cero, de acuerdo con la cantidad de servicios por realizar, cuya norma es de 200, aunque puedecarteros holguinn sobrepasarla.

 

Aseguraron que a los nuevos en el oficio, para protegerlos, durante el primer mes se les paga el salario básico, o sea, 275 pesos con 25 centavos, que se forma por la mensualidad de 260 pesos más 15.25 por condiciones anormales de trabajo, y afirmaron que el Director de la Empresa (con quien no pudimos contactar, a pesar de varias gestiones realizadas) tiene la facultad de cambiar el sistema de pago, transcurridos los seis primeros meses de su implantación.

Ana Rosa Almaguer, comunicadora institucional, aseguró que la inestabilidad de los carteros solo ocurría en la ciudad de Holguín; sin embargo, posteriormente, conocimos de varias incidencias en Banes. Para ella, el problema está en la desorganización existente en las unidades antes mencionadas: “Hay dificultades con la sectorización, porque mientras unos devengan salarios estimulantes, a otros les resultan insuficientes”.

 

entrevista directivo correos

Otra es la opinión de Raúl Torres, subdirector de Correos: “El inconveniente no es el sistema de pago, pues existen normas cumplibles y con posibilidades de duplicarse según estudios realizados”. Para el directivo, la base de la situación afrontada por los trabajadores radica en las condiciones de trabajo, por el clima, tener que laborar todos los días por la falta del cartero relevo, estado de las bicicletas, cuyas reparaciones corren por cuenta de ellos, y por el sistema engorroso que existe para sufragar esos gastos por la Empresa.

 

 

 

¿Adiós al cartero?

Si existe conocimiento de cuáles son las dificultades que atentan contra la estabilidad de los carteros a no prestar un correcto servicio, y no se resuelven, ¿es qué estamos condenados a su extinción?

Entonces, si existe conocimiento de cuáles son las dificultades que atentan contra la estabilidad de la fuerza que lleva a los carteros integrales a no prestar el servicio previsto, ¿qué limita a la Empresa de Correos de Holguín a atenderlas y darles solución, como la reparación de las bicicletas y la entrega periódica de cámaras y gomas, de acuerdo con la cantidad de recorridos y particularidades de los municipios? ¿o propiciar capas para protegerse de la lluvia, y chaquetas y sombreros que les permitan resguardarse de las inclemencias del sol del mediodía?

Además, ¿qué prohíbe realizar un análisis el sistema de pago, que no debe ser una camisa de fuerza, a partir de que todos los territorios no poseen las mismas características?

No puede permitirse que el oficio pionero en la vida de las Comunicaciones continúe muriendo, pues a pesar del desarrollo de las nuevas tecnologías la gente aun envía cartas, giros postales y bultos, y, sobre todo, sigue leyendo la prensa del día.

 

¿Quieres saber cómo se comporta este problema en otras partes del mundo? Léelo en este enlace:
https://www.elconfidencialdigital.com/articulo/te_lo_aclaro/muerto-carteros-Espana/20180131141434088264.html

 

Créditos:


Periodista: Maribel Flamand y Lourdes Pichs
Fotos: Elder Leyva y Carlos Rafael

Infografía: Félix Javier

Video: Equipo Multimedia

Edición: Edilberto Carmona
Desarrolladora web: Yeni Nogueira

 

Escribir un comentario

Comentarios  

# Leonel 16-09-2018 12:15
El cartero, oficio antiguo y abnegado, es en estos momentos el responsable de la situación, pero yo pregunto donde está la responsabilidad contractual de la Empresa Correos de Cuba con sus clientes, entre los derechos de los clientes de esta empresa está el número 4 que dice "que sean protegidos sus intereses como consumidor mediante relaciones contractuales y de compraventa justa y equitativa"; los clientes de correos hacen una compra mensual y pagan por ANTICIPADO, quien responde legalmente ante la violación de estos derechos? La vergüenza y el sentido de pertenencia de los muchos y serios trabajadores que existen en esa empresa deben motivar a sus directivos a tomar medidas para eliminar esas deficiencias, porqué no se hace un estudio para reordenar las rutas de reparto, por qué los directivos a cualquier nivel desde los gestores, los inspectores o los administrativos no asumen, hasta tanto se resuelvan las deficiencias, la tarea de portear la prensa? Eso es respeto a los clientes y amor a su empresa.
Responder
# Maribel F. 18-09-2018 09:42
Leonel estamos totalmente de acuerdo con sus puntos de vistas. Ojalá este reportaje contribuya a revitalizar un servicio tan estimado y necesario, pero que también el cartero, el hombre que trabaja en la calle, bajo cualquier circunstancia, lo hago con condiciones menos desgastante.
Responder
# alina 18-10-2018 14:36
bueno en la habana te llevan la prensa cada dos o tres dias, y despues te exigen el pago del servicio de cartero, uno paga cuando hay buen servicio con buena calidad. hay que tener en cuenta esto

LA CALIDAD ES EL RESPETO AL PUEBLO
Responder