Fisuras en la raíz

  • Hits: 511
Siempre nos referimos al futuro cuando tratamos del deporte escolar, y es así, pero la raíz de este asunto está más allá y la encontramos en las clases de Educación Física y en las áreas de los combinados, que son donde laten los corazones de la actividad muscular y mental de los niños con más talentos, seleccionados para una preparación especializada, pensando en el porvenir.
Si esos primeros eslabones no andan bien, es difícil positivos resultados integrales en las competencias Pioneriles y hace más complicado el trabajo de captación y de formación deportiva en la Eide (Escuela Integral de Deportes).

Foto: Radio Cadena AgramonteFoto: Radio Cadena Agramonte
 
Las clases de Educación Física son para todos los educandos como componente importante en la formación físico-espiritual del individuo y también puede ser el primer espacio del despertar de la vocación deportiva y para descubrir cualidades y talentos. A veces se subestiman o no se le dan el valor real a estas clases, por eso debe ser tarea permanente de Educación y Deportes “vigilar”, insistir y evaluar para que esta necesaria actividad se realice y sea de calidad, más allá de garantizar profesores de esta disciplina para todas las escuelas.

Lo mismo podemos decir de las áreas. Tanto en un caso como en el otro la situación dista de ser color de rosa en esta provincia, sin caer en la ligereza de verlo todo en blanco o negro y sin olvidar las carencias materiales.

Un pequeño botón de muestra o ejemplo negativo: Recientemente, luego de hacer un reportaje en un área modelo de béisbol en el municipio de Holguín, intentamos averiguar a través de colaboradores como estaban sus similares en ese territorio.

Las respuestas no fueron alentadoras: En ese tiempo ninguna otra área de pelota estaba funcionando, porque sus profesores estaban involucrados en el Torneo Provincial de adultos o carecían de técnicos o se desconocían las causas.

Al respecto, tuve un debate enriquecedor con un grupo de comisionados provinciales. El análisis y el intercambio rebasaron la situación de las disciplinas que atienden esos funcionarios. Al final pudimos resumir varios de los aspectos que influyen negativamente en el trabajo de los técnicos en sus áreas: Estrategias que no coinciden entre lo que se quiere y se hace, problemas de estructura del trabajo planificado, las faltas de motivación, creatividad y de más dedicación.

Por supuesto, también se trató de las carencias o limitada disponibilidad de medios para preparar a los niños y la reducción considerable de la fuerza técnica disponible, lo que provoca la paralización o eliminación de áreas. Por ejemplo, en Moa, uno de los municipios potencia deportiva de esta provincia, fueron cerrados dos combinados, de cuatro existentes, con lo cual desaparecieron varias áreas deportivas.

Según una cifra del departamento de Alto Rendimiento Provincial, en el pasado curso (2017-2018) las áreas perdieron 269 técnicos por causas diversas, entre las que se cuentan lo que se fueron a trabajar en el turismo o para convertirse en cuentapropistas en varias faenas, abandono de misión o se encuentran en otras naciones como entrenadores por decisión personal.

En el debate mencionado se abordó lo que se hace en otras provincias con el deporte pioneril y si es adecuado o no, concentrar a esos pequeños deportistas un tiempo previo prudencial para redondear el alistamiento y trazar estrategias, como se hace en otras comarcas.

Hago estás reflexiones, después de observar los resultados de Holguín, generales y particulares de varias disciplinas, en las Copas Nacionales Pioneriles de este año. Aunque todavía falta conocer el desempeño de dos deportes, el lugar 12 de la provincia es ya inamovible.

En el 2018 Holguín quedó décimo y se pensaba que ese lugar podría mejorarse ahora hasta el octavo, pero ocurrió lo contrario. El duodécimo puesto es malo en cualquier circunstancia, pero más para una provincia como la nuestra, de alta cifra poblacional y gran extensión territorial, de considerables números de escolares, instalaciones deportivas…

Son meritorios los resultados del baloncesto, balonmano , boxeo, gimnasia artística y clavados (se anunció como primero, pero pasó al tercero por reclamaciones de otras provincias). El resto se califica modesto o malo.

El béisbol clasificó para finales en lid que se desarrolla en Granma, donde el plantel nororiental está demostrando ser el más débil de los concursantes, con tres nocaos recibidos en las primeras jornadas, incluyendo un marcador de escándalo, 27-5; los otros dos, 19-5 y 13-0.

Como los niños que compiten en las competencias pioneriles proceden de las áreas, eso infiere y demuestra que la raíz tiene fisuras, como hemos comentado. La problemática es compleja, pero además de intentar soluciones puntuales, no queda otra que trabajar con lo disponible.

Una respuesta en parte a la falta de técnicos es preparar más activistas y la continua exigencia por la acción sistemática en las áreas.

Resultados de Holguín en los Pioneriles: Terceros lugares en baloncesto, balonmano (ambos en competencias zonales), boxeo y clavados. Cuarto en gimnasia artística; séptimos en bádminton y tenis de mesa y octavo en judo, levantamientos de pesas y natación artística.

El resto: pentatlón (noveno), gimnasia rítmica y tenis (décimos); atletismo y taekwondo (oncenos); futbol, kárate do y voleibol (décimoterceros) y lucha (décimosexto). Faltan resultados de béisbol (en marcha) y ajedrez (en julio). Holguín envío representaciones en 23 de los 28 convocados (el patinaje asistió, pero definitivamente no compitió).
Calixto González Betancourt
Author: Calixto González Betancourt
Master en Comunicación Social, Licenciado en Periodismo. Especializado en temáticas deportivas. Responsable de la Columna “En esta Serie” por más de 30 años.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario