Muy peligroso: No hacer crítica.

  • Hits: 5266
La crítica periodística siempre le hace falta a la sociedad, para protegerla como guardián desde una alerta pública, de buena fe, sobre problemas que perjudican, dañan, agreden el orden y, conjuntamente con las autoridades responsables, solucionarlas radicalmente.

El abanico de conflictos incluye las más disímiles aristas, desde un mal servicio, una instalación deteriorada por la indolencia de quienes deben de cuidarla, locales desaliñados, equipos por instalar y, hoy, al sol y sereno, en espera de no seguir perdiendo dinero por tanta dejadez, recursos botados, inversiones abandonadas, erróneas conductas, valores maltrechos, prepotencia, abuso de poder, falta de exigencia o déficit de control.

La crítica requiere de solida investigación, trabajo en equipo, con datos y argumentos sólidos, fundamentados y probados convenientemente.

En Martí, como paradigma y elegante pluma cubana y del mundo, podemos beber constantemente: “ese mezquino afán de hallar defectos, ese celo del ajeno bien, ese placer del mal ajeno, huéspedes ciertamente indignos de pechos generoso”.

Cuantas enseñanzas en dos líneas, jamás ser mezquinos, ni usar el gran poder el medio, sino un ejercer generoso, para, en nuestro caso, perfeccionar el modelo cubana con la participación de todos.

Defiende que: “criticar, no es morder, ni tenacear, ni clavar en la áspera picota, no es consagrarse impíamente a escudriñar con miradas avaras en la obra bella los lunares y manchas que la afean; es señalar con noble intento el lunar negro, y desvanecer, con mano piadosa, la sombra que oscurece la obra bella.”

Es el deber de nuestra prensa saber hallar el “lunar negro que oscurece la obra bella” que es la Revolución de los humildes y para los humildes de Fidel Castro y cualquier accidente que dejemos crecer, sin el valor de atacarlo por censura o la peligrosa autocensura pone en peligros tantos sueños abonados por el sacrificio y la sangre de los mejores hijos de la Patria.

“Criticar es amar y aunque no lo fuera, no está en que iniciemos época favorable a la agitadora y dura crítica…”, como lo dijo el Maestro en su discurso en el Liceo de Guanabacoa, en el ya lejano 21 de junio de 1879 y desde entonces nos convoca a saber seducir, galantear con nuestros textos periodísticos.

Para el Apóstol "La prensa debe ser examen y la censura, nunca el odio ni la ira que no dejan espacio a la libre emisión de las ideas. Nunca se acepta lo que viene en forma de imposición injuriosa; se acepta lo que viene en forma de razonado consejo".

Es la importancia de explicar todo lo relacionados con el pueblo, como mediadores que somos entre la sociedad y las instituciones estatales, para no dejar dudas, ni incomprensiones de temas complejos en el modelo cubanos y saber el desempeño de cada uno en las tomas de decisiones y para Martí es imprescindible tener ética: "Sólo quien sabe de periodismo, y de lo costoso del desinterés, puede estimar de veras la energía, la tenacidad, los sacrificios, la prudencia, la fuerza de carácter que revela la aparición de un diario honrado y libre".

Añade: "El periódico es una espada y su empuñadura la razón. Solo deben esgrimirla los buenos, y no ha de ser para el exterminio de los hombres, sino para triunfo necesario sobre los que se oponen a su libertad y progreso”

Y redunda la idea al exponer: "Odio la pluma que no vale para clavar la verdad en los corazones y sirve para que los hombres defiendan lo contrario de lo que les manda la verdadera conciencia, que está en el honor, y nunca fuera de él".

Para nadie constituye un secreto que el más grande patriota, revolucionario e intelectual cubano del siglo XIX, ejerce con elegancia y moral nuestra profesión y, que puso su verbo encendido, como látigo con cascabel, al servicio de Cuba.

Con su extraordinario talento y visión de futuro, el Maestro dedica más de 25 años de su vida a defender, con su pluma ardiente, bella oratoria y de luchar constantemente por un mundo mejor para todos los hombres. Nos deja consejos útiles y observaciones para nuestra profesión con mucha vigencia para la prensa que necesita la Revolución en estos difíciles momentos.

Fidel, quien en el VII Congreso de la UPEC, en 1999 nos pide: “Ténganme como uno de ustedes” y el mejor discípulo del Héroe Nacional, también, refiere la importancia del periodismo en la construcción de la nueva sociedad al decir: “Nosotros estamos seguros de que nuestra prensa y nuestro periodismo, al igual que la Revolución, tendrán en el futuro un gran porvenir, y que el trabajo de nuestra prensa revolucionaria será cada vez más importante, más decisivo, en la medida en que nuestro pueblo será —como decíamos— cada vez más exigente”.

En su reflexión, La historia real y el desafío de los periodistas cubanos, el Comandante escribe: “La verdad en nuestros tiempos navega por mares tempestuosos, donde los medios de divulgación masiva están en manos de los que amenazan la supervivencia humana con sus inmensos recursos económicos, tecnológicos y militares. ¡Ese es el desafío de los periodistas cubanos!”

Como demuestran estos pensamientos, Fidel siempre otorga gran importancia a la prensa como factor contrahegémonico en las luchas internacionales y como guardiana de la Revolución, encargada por excelencia de detectar y combatir los errores internos y. siempre, considera que su misión primordial es defender la Obra de Enero.

El Comandante en Jefe, varias veces nos dijo, que prefería la equivocación ante el error de no hacer crítica, porque la gran dificultad de la crítica periodística, la más peligrosa: No hacerla.
 
Author: Rodobaldo Martínez Pérez
Máster en Comunicación Social, autor del blog Holguín Ahora.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# VENTURA CARBALLIDO PUPO 31-05-2018 12:51
Las palmas para tí Rodo. La crítica y la autocrítica es la principal arma de los revolucionarios, que en los ultimos tiempos hemos limitado su uso. En la década de los 60 y 70, criticar y autocriticar, era algo recibido con cariño, con respeto; era una satifacción que te señalaran errores, fisuras en el trabajo. En estos tiempos el que critica, el que el que denuncia, sabe que puede ser fatal. Si del periodismo se trata, lograr eliminar el secretismo debe ser una máxima de estos tiempos de tantos avances vertiginoso en las comunicaciones. Aquí la noticia pueda en alguna manera generarle imagen no feliz a la sociedad; sin temor hay que exponerla, tributarla al soberano ; sino te enteras por las redes sociales o mediante los estados de opinión de la gente. Te felicito por el trabajo.
Responder
# Pepe 01-06-2018 20:52
Creo que el buen periodismo es crítico e investigativo. No puede hablarse de buen periodismo si no se cuestiona con elementos fundamentados todo lo que no funciona correctamente. No es un buen periodista quien no busca, analiza y contrasta todos los datos y fuentes que emplea. Si se basa sólo en fuentes pasivas (documentos, leyes y otros materiales) peca de insuficiente. Si se basa en fuentes oficiales (funcionarios, directivos, entre otros) resulta insuficiente y poco creíble y el trabajo periodístico pierde todo valor para el debate y búsqueda de soluciones con las partes involucradas en la crítica.
Por otro lado, la crítica también tiene sus inconvenientes. Si solo se critica y se obvia lo que está bien, entonces vamos directamente al otro extremo y tampoco es buen periodismo, pues no ofrece espacio al diálogo y la búsqueda de soluciones. El justo balance es el que caracteriza al buen periodismo.
Creo que hoy se hace un periodismo muy actual, apegado a los problemas y en eso influyen los jóvenes, con su fresca mirada a viejos problemas. Que se promueva ese periodismo y no se anquilose con viejas prácticas, que no se frustre tras viejos conceptos y reglamentaciones que imponen ciertas fuentes para evitar el acceso a la información de manera oportuna, depende de quienes tienen la responsabilidad de que la prensa juegue el papel que debe representar en una sociedad como la nuestra.
Venga, pues, la crítica y que moleste a mediocres, burócratas, tecnócratas, timoratos y demás elementos que ralentizan la actualización del modelo económico cubano
Responder
# VENTURA CARBALLIDO PUPO 05-06-2018 05:26
Métodos y estilos con excelentes resultados en otros momentos de la Revolución, pueden ser traspolado como reguardo del proceso de mejorías , enfrenatmiento a las malas conductas, y cambios que se observa en la soiedad cubana. Elementos de contrapartida que en la década de los 60 y 70 se pusieron de manifiesto armonicamente entre el movimiento sindical y el sistema empresarial e instititucional, --con buenos resultados,-- debe cobrar vida en estos momemntos históricos que vive nuestra nación. Cuando logremos un movimiento sindical que con autoridad y prestigio pueda sentarse con la administración en una forma profunda y dentro de una línea de principios a analisar derechos y deberes de los trabajadores las cosas funcionaran mejor. Los comunicadores pudieran ser mas consecuente con el periodismo de investigación como forma de conocer y tributar todo el entramado de violaciones que en difentes sectores estan presente. EL periodismo crítico se puede atemperar con el ponderativo. Reconocer los logros y los buenos hacéres y criticar transparentemente lo que lastra la sociedad. Los empresarios deben ser sometido a un sistemas de control químicamente puro, real, objetivco, de principio, y no de mucho papeleo inoperante, e insufienciente donde lo hemos llevado en la mayoria de los casos. Los sistemas de inspección y comprobación,deben actuar con más profesionaliad y sentido ético conociendo y penalisando conducta violatorias como forma de contribuir a su desaparición.Para ello muchos deben librarse de prácticas sobornistas que pululan y negativamente favorece la inpunidad.
La gente no puede andar suelta. Los mecanismos de contrapartida, como el que deberan cumplir a partir de su aplicación las Asableas del Poder Popular con los que llevarán las riendas de la actividad administrativa, debe ser una máxima.
Todo estos se puede lograr, como es enfrentar , --pero enfrentar de verdad y sin temor-, la corupcion administrativa, que peligrosamente va minando la moral y la etica de nuestro proceso soccial; esto se puede ir logrando en la medida que se ejersa un control mas estricto de la conducta etica de la gente. Desgraciadamente, en muchos casos, los coruptos cuando se ven un poco sorprendido acuden a manos que se extienden sembrando inpunidad o exceso de tolerancia. Esa es una inobgetable realidad. Creo ahí es donde estriba el mal. La institucionalización de la sociedad, como dispuso en su momento el Presidente del Consejo de Estado y Ministro, con su instrucción numero 1, donde se pudiera conocer, medir, chequear lo que le correspnde a cada cual realizar (Lo que le toca) en el ejercio del cargo o funciones, devemos sacarla de las gavetas enpolvadas y comenzar a su aplicación consecuente. De estos mecanismos de cotrol o contrapartida, no escapan las que deben ajercer nuestros núcleos del Parido en cada nivel. De eso se trata.
Responder
# VENTURA CARBALLIDO PUPO 11-06-2018 10:48
Este parráfo de lo interesantemente expuesto por el autor que le doy mas valor y que debe ser maxima sobre el temna es:'' el Comandante en Jefe, varias veces nos dijo, que prefería la equivocación ante el error de no hacer crítica, porque la gran dificultad de la crítica periodística, la más peligrosa: No hacerla.''
Responder
# Maraly Gonzalez Ramirez 15-06-2018 10:22
.....Mientras más crítica y autocrítica exista dentro del socialismo eso es lo mejor".....asi dijo el Comandante en Jefe en una conferencia de prensa ofrecida en Jamaica el 21 de octubre de 1977 , lo que confirma lo expuesto en este excelente artículo, la critica oportuna nos ayuda a perfeccionar nuestra obra, siempre encontramos en ella una oportunidad de mejora, el mayor error: No hacerla
Responder