El sabio y el bonsái

  • Hits: 770
juan millet 1Juan Millet es un apasionado cultivador y guardián de plantas
 
Juan Antonio Millet Rodríguez es, lo que se dice, un hombre sabio. Sabe, por ejemplo, de la vida militar. Comenzó como artillero en Isla de Pinos (Isla de la Juventud), luego fue profesor de la Escuela de Cadetes de Artillería “Camilo Cienfuegos”, en La Habana y después se trasladó al Ejército Oriental y se retiró con dos estrellas sobre sus hombros.
 
Sabe también de fotografía. Dice que le gustó desde siempre y que tuvo una cámara “desde que era muchacho”. Ha sido un autodidacta y por un tiempo las fotos le sirvieron de sustento económico. A sus 75 años recién cumplidos, Millet sabe manejar cómodamente su cámara profesional y el Photoshop.

juan millet 2Unos 200 ejemplares de Bonsai exhibe Millet en su jardín
 
Pero de lo que más sabe Millet, desde hace unas dos décadas, es de plantas. A su vez, gracias a ellas, la gente sabe de él. Millet conoce de la influencia de la luna. “En el cuarto menguante es cuando menos circula la savia de las plantas y los cortes no le hacen tanto daño. Si uno va a trasplantar debe hacerlo también en este periodo, porque es cuando las raíces se prenden”.

La gente lo busca para encargarle una begonia, un cactus, una malanga… Otros prefieren los bonsái de Millet. “Hay quien viene a que le enseñe a hacer bonsáis. El valor que tienen es por lo que demora lograrlos. Una planta, para considerarla bonsái, debe tener más de tres años cultivándola. Si tiene 10 o 12 imagina cómo debe ser la cosa.

juan millet 3Las flores de los Bonsai engalanan su jardín
 
“A mí me encanta hacer bonsáis. Ahora tengo unos 200.Puedo hacerlos de roble blanco, aralia, güira… Pero prefiero la ceiba, porque llama más la atención y crece muy rápido y es muy dúctil para doblar los gajos y no hay que hacerle mucho trabajo de restablecimiento en la zona donde hay corte, porque ella misma se regenera”.

Hay quien le dice que hacer un bonsái es como aprisionar una planta. Pero él cree que no, “que se cuida más que un árbol de la naturaleza. Y si hay una sequía se mueren muchas plantas, pero nosotros siempre vamos a tener una cacharra para echarle agua al bonsái cada vez que le corresponda”. Él indica, además, cómo cuidarlo.

juan millet 4Para el teniente coronel (r) Millet sus plantas son un tesoro
 
“La raíz principal se corta una sola vez en la vida, porque la planta no va a regenerarla. Las raíces laterales, sí. Generalmente el bonsái con un sustrato, que es la tierra que le ponemos, puede tener nutrientes para demorar tres años sin hacerle un cambio. Si es caducifolia, o sea, cuando ellas regeneran las hojas todos los años, gastan más energía, entonces a los dos años y medio debe de transplantarse”.

Para Millet estas cosas no son secreto, “porque al que pueda ayudar, lo ayudo. Las personas me preguntan, si no hay que hacerle nada al bonsái, pero ellos no son un cuadro y de todas maneras a los cuadros de la casa hay que pasarle un paño para limpiarlo. Esta es una planta viva que necesita agua, luz y atención”.

Con el tiempo Millet ha aprendido de todo. Incluso aplicó a los bonsái una extraña técnica: la inversión de la corteza, para favorecer el follaje. Dice que hay raíces que al llegar al borde de la maceta empiezan a circunvalarlay como la raíz se alimenta de la punta, entonces la savia da muchas vueltas para nutrir a la planta. Por eso, él lava las raíces cuidadosamente en un tanque de agua para no dañarlas y observar bien por dónde va a realizar el corte.

juan millet 5Fotos: de la autora
 
“La raíz más larga debe quedar del mismo tamaño del radiode la maceta que debe ser plana y ancha. Para completar, como el árbol no se alimentará de la misma manera, hay que podar la parte aérea. Debe ser en cuarto menguante para que el corte radical no lo dañe mucho”.

Después viene la parte más sencilla. “Acomoda un poco de tierra nueva en el fondo de la maceta acomoda la planta que queden bien distribuidas las raíces y le echa el resto de la tierra la riega abundantemente y la pone en un lugar a la sombra para que no se quemen los retoñitos al sol”.

Tras varios años de cultivo, Millet entrega los bonsái sin miedo. “Hay quien dice que tiene mala mano para las plantas, pero no es así. Solo se necesita un poco de conocimiento y, sobre todo, mucha dedicación”. Ese es su primer y último consejo.
 
 
Rosana Rivero Ricardo
Author: Rosana Rivero Ricardo
Rosana Rivero Ricardo. Periodista 25 horas al día. Amante de las lenguas... extranjeras, por supuesto. Escribo de todo, porque “la cultura no tiene momento fijo
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Julii 08-02-2019 19:00
Excelente trabajo lo felicito tanta dedicación y entrega muy orofeciinal en las explicación gracias
Responder
# VENTURA CARBALLIDO PUPO 09-02-2019 07:02
Estos trabajos son los que los lectores agradecen ''Juan Antonio Millet Rodríguez es, lo que se dice, un hombre sabio. Sabe, por ejemplo, de la vida militar. Comenzó como artillero en Isla de Pinos (Isla de la Juventud), luego fue profesor de la Escuela de Cadetes de Artillería “Camilo Cienfuegos”, en La Habana y después se trasladó al Ejército Oriental y se retiró con dos estrellas sobre sus hombros. ''' ademas de que comoalgo interesante resalta a un hombre que ha hecho historia dentro de la Revolucion, nos pone al tanto sobre un tema de conociminto con profunda valoracion. Felicidades Rosana; este es el periodismo que quremos.
Responder