Constructores holguineros alistan carretera Moa-Baracoa

  • Hits: 2066
moa baracoa 1El Puente Toa tiene unos 224, 8 m de longitud y está al 97 por ciento de ejecución. Foto: Tomada del perfil de Facebook de Pavel Rodríguez
 
A los municipios de Moa y Baracoa, de las provincias de Holguín y Guantánamo, respectivamente, los une una carretera de poco más de 67 kilómetros (km). A ambos lados de la vía pareciera que la vegetación se conjugara con las rocas y lomas en un perfecto paisaje cubano.
 
El vial está “anclado” en un terreno montañoso con múltiples cortes y terraplenes, donde predominan los suelos de alto contenido de metales, como hierro, magnesio, cromo, cobre, níquel y cobalto.
 
Quienes transitan por estos parajes del oriente de Cuba quedan totalmente fascinados por la rojez de los suelos moenses, color que se extiende hasta a los árboles y caracteriza a casi la totalidad del tramo de 28,5 km que requiere reparación.
 
moa baracoa 2El puente ya tiene el tablero fundido y pavimentados los terraplenes de aproximación.Foto: Tomada del perfil de Facebook de Pavel Rodríguez
 
Mientras, en el de Baracoa, de unos 38, 7 km, a un lado sorprende la unión de varios ríos con el mar; playas, del otro llaman la atención las montañas que “lloran” por apreciarse desde lejos hilillos de agua corriendo hacia abajo.
 
Así, con esas espectaculares vistas, los manantiales que brotan en el mismo centro del camino y otras picardías de la naturaleza, la Empresa Constructora de Obras de Ingeniería No. 17 (INGECO), asume el grueso de las reparaciones y reconstrucciones de ambos tramos, así como, también, el arreglo, modificación y construcción de 25 puentes, entre los cuales se incluye el que pasa por el río Toa, objeto de obra significativo dentro de esa inversión.
Actualmente, existe otra vía que comunica a ambas provincias; sin embargo, esta es la más corta, menos peligrosa y con cuantiosos beneficios sociales y económicos.
 
Desde 2015, el Centro Nacional de Vialidad, con las respectivas direcciones de ambos territorios orientales, empezó las inversiones con el objetivo de mejorar la carretera, pero dichas labores fueron precisas intensificarse a partir de octubre del 2016 tras el paso del huracán Mathew, cuyas lluvias ocasionaron el derrumbe del puente Toa.
 
Foto: Alexis del ToroFoto: Alexis del Toro
 
Sobre el estado de la vía, Pavel Rodríguez, director del Centro Provincial de Vialidad en Holguín, señaló que “presenta daños en el pavimento flexible por desgaste, estructura incompleta, baches o pérdida total del pavimento asfáltico caliente o la penetración invertida y otras cuestiones técnicas”.
 
“Algunas dificultades latentes radican en la aparición generalizada de agua subterránea en diferentes tramos, por lo cual es imprescindible la ejecución de drenajes soterrado y superficial; la presencia de socavaciones profundas en paseos y/o al borde del pavimento, lo que demanda soluciones de protección de cunetas o taludes”, agregó.
 
El directivo resaltó que la reparación completa fue encargada a la provincia de Holguín, aunque participan otras empresas constructoras, proyectistas y de servicios de Guantánamo.
 
“Es una obra que ocupa a dos provincias, así que de forma conjunta debemos laborar holguineros, guantanameros y baracoenses para llevar a buen término. Hay trámites, permisos, acciones constructivas colaterales, como soluciones de salideros, eliminaciones de acueductos, que están ubicados indebidamente sobre la corona de la vía, necesarios de consenso entre ambas partes, porque al final el objetivo es uno solo: beneficiar a la población”, resaltó Rodríguez.
 
Foto: Alexis del ToroFoto: Alexis del Toro
 
Desde el inicio de las labores se acumulan 4,5 km de demoliciones, 5,2 km de terraplén, 3,3 km de paseos, 1, 58 km de estabilización de suelos, 3,1 km de pavimentación con primera carpeta y 1, 02 km de segunda carpeta, una alcantarilla y 3,8 km de drenaje soterrado.
 
No obstante, hay aún, una insuficiente capacidad constructiva en las actividades de movimiento de tierra, pavimentación y puentes por asumir debido a la magnitud de la inversión.
 
Carretera Moa-Baracoa: algo más que una inversión
 
Una vez terminadas las labores de la carretera se espera beneficien 26 asentamientos y más de 86 mil habitantes de los municipios de Moa y Baracoa.
 
Datos del Centro Provincial de Vialidad de Holguín indican que contribuirá, además, a restablecer ocho rutas de transporte público, lo cual facilita el vínculo con 29 centros de Salud, 30 de Educación, 28 bases productivas agropecuarias, 16 instalaciones industriales, 49 de servicios y 12 de Turismo.
 
Disminuye en 75 km, aproximadamente, la distancia de recorrido terrestre entre los itinerarios nacionales de cargas, pasajes y medios individuales con origen o destino en Baracoa.
 
Al escoger transitar por aquí evita el trasiego por el viaducto de La Farola, tramo conocido por su peligrosidad. Abre la posibilidad de utilizar puertos alternativos, como el de Moa o Antilla, con los cuales se reduce la distancia, comparado con el de Santiago de Cuba, en 163 km y 10 km, respectivamente.
 
Obra de amor y solidaridad
 
En octubre de 2016, las lluvias del huracán Matthew más los árboles, ramas y palmas, que arrastró la corriente provocaron el colapso del puente del río Toa.
 
De esa forma quedaron incomunicados los habitantes de los consejos populares Cayo Güin y Nibujón, pertenecientes al municipio de Baracoa, con sus familiares, centros administrativos y demás.
 
Para reconstruir esa pasarela de concreto sobre el río más caudaloso de Cuba, llegó a tierras orientales, procedente de Venezuela, la Brigada Internacional Cívico Militar de Rescate y Ayuda Humanitaria Simón Bolívar, con el Mayor Germaín Veloz al frente.
 
Para evitar el mismo destino del anterior se decidió realizar una serie de modificaciones en el diseño arquitectónico del mismo. “Nos basamos en tres premisas fundamentales: elevar el puente 25 metros más con respecto el anterior, ampliar la distancia de los apoyos de 50 m entre cada uno (antes era de 25 m) y el diseño del cabezal es aerodinámico, lo que impide que se empalice el material que arrastra el río”, aclaró el Mayor Veloz.
 
Precisamente, Raúl Tamayo, director de Producción de la ECOI -17, aseguró que la tecnología usada es diferente al colapsado y está pensado para soportar las consecuencias de fenómenos meteorológicos, como huracanes y sismos.
 
En estos momentos en que se redacta este reportaje, Pavel Rodríguez, publica en su perfil de Facebook, que el puente “ya tiene el tablero fundido y pavimentados los terraplenes de aproximación”.
 
La obra, de 224, 8 m de longitud y al 97 por ciento de ejecución, está prevista a concluir en el mes de julio próximo y podrá aguantar como peso máximo 80 toneladas, según la norma cubana.
 
Con especial agradecimiento el directivo reconoció el resultado del esfuerzo de los trabajadores que participan y especialmente agradeció la ayuda venezolana. “La Brigada lleva el peso fuerte en la construcción; sin embargo, no son los únicos, por ejemplo el suministro de hormigón proviene de Guantánamo, los movimientos de tierra los ejecuta la ECOI- 17, la pavimentación la realizan equipos de esa empresa y la guantanamera Constructora Integral Nro. 6; el asfalto viene del municipio holguinero de Sagua de Tánamo, mientras que la asfaltadora es de Guantánamo. Es un trabajo hecho por muchas personas, con el único propósito de terminar una obras duradera en beneficio del pueblo de Baracoa”.
 
Por su parte Germaín Veloz significó que su colaboración no solo es edificar un viaducto, sino que “en realidad estamos construyendo un puente de amor y solidaridad”.
 
Definitivamente, la restauración de la ruta Moa-Baracoa, sus puentes y accidentes geográficos proveerá de facilidades sociales, económicas y turísticas no solo para la región sino también a nivel nacional.
 
Cuando las labores de la carretera Moa-Baracoa culminen, acompañará al paisaje, a los campos de helechos y a los manantiales caprichosos, el esfuerzo, desvelo de cientos de trabajadores que día a día enfrentaron el déficit de algún material, la maquinaria rota o el clima rebelde, para que Moa y Baracoa no estuviesen nunca más aisladas.

Escribir un comentario