El fuego vivo de la danza

  • Hits: 7912
marisel godoy
 
A 25 años de creada, la compañía Codanza se encuentra entre las más importantes agrupaciones de danza contemporánea de Cuba, con notable aceptación del público y la crítica. Devenido academia donde se han formado sucesivas generaciones de bailarines, el colectivo fundado por la bailarina, coreógrafa y profesora Maricel Godoy se presentó exitosamente entre enero y marzo en escenarios europeos con el espectáculo Don’t stop the music.
De vuelta de su gira por teatros de Alemania, Austria y Suiza, llena de sueños y con el mismo optimismo del comienzo, Godoy habla de la compañía, de sus proyectos y también sobre su tesoro más preciado: dos hijas que siguen sus pasos.

Fotos: Carlos Rafael Fotos: Carlos Rafael
 
Para la también nominada al Premio Nacional de Danza, esta gira aportó considerablemente al desarrollo profesional de los bailarines y, por ende, a Codanza...

“Ya habíamos tenido contacto con el público europeo; en concreto con el español y el austriaco. Descubrir y disfrutar de otros públicos es hermoso, pero la impresión de salir a escena es siempre la misma, estés donde estés, en cualquier lugar del mundo. Para los bailarines ha sido una gran experiencia. Ten en cuenta que son jóvenes entre 19 y 22 años y la reacción del público fue muy positiva, emotiva. Han crecido profesionalmente y ya no son los que partieron hacia Europa en diciembre de 2017.

A 25 años de la fundación, ¿te sientes satisfecha con lo logrado?

Para nada. Me queda mucho por hacer y lograr todavía. Ha habido periodos en los que me he sentido feliz por los resultados, que no han sido más que el premio al esfuerzo de bailarines, maestros, regisseur (director escénico) y coreógrafos. Son meses intensos de trabajo, donde la energía fluye como el agua de los manantiales y donde el resultado no puede ser otro que la cristalización y purificación del arte. Tengo grandes sueños. Voy a mitad de camino.

¿Cómo enfrentaron el reto de esta gira con elenco renovado?

codanza hg 3
 
Simple: trabajando sin descanso hasta lograr lo que queríamos. Después de los primeros cinco años de haber fundado a Codanza, mi vida profesional se convirtió en un reto. Desde entonces, mantenerla viva ha sido mi mayor virtud, amén de los embates emocionales que ha significado. Con el paso de los años, he realizado una especie de “maestría” en el volver a empezar. Ya estoy curada. Hoy enfrento a los nuevos elencos con el mismo optimismo con el que me despierto cada día. La confianza en sí mismos y mi pie firme nos iluminan el camino.

¿Cuánto favorece o desvirtúa el estilo de Codanza la suma de artistas provenientes de otros tipos de danza?

Favorece, no desvirtúa. La incorporación, para esta gira, de los mellizos Rubildo y Rubert Donatién Dinza y de Roberto Rodríguez Ricardo, bailarines de la llamada danza de calle, ha obligado a los de Codanza a adentrarse en estilos como Breakdance, BBOY, New Style, Shuffle, Shardo y Hip Hop, que hacen de la nuestra una danza contaminada. Y qué es la danza contemporánea sino una mezcla de géneros, estilos y disciplinas artísticas, donde todo vale. Para que los codanceros ejecutaran estos bailes, se pasó por un proceso de prácticas sistemáticas. Hoy, ellos tienen más herramientas corporales e interpretativas que antes. Estoy segura de que han crecido. Esta contaminación aviva el fuego de la danza. La mezcla de estilos enriquece el espectáculo y mucho más al bailarín que la ejecuta.

¿Cómo funciona esa familia de bailarinas dispersa por el mundo?

Muy bien. Lissette, la pequeña, cursa una beca de coreografía en Washington; Lisbeth, con la compañía habanera Mal Paso, viaja sistemáticamente a los Estados Unidos. Pero, gracias a internet, estamos conectadas todo el tiempo; y no solo nosotras sino también el padre. Las cuestiones de familia las conversamos entre los cuatro. Distancia no es sinónimo de olvido. Somos una familia muy funcional, gracias a Dios. Nos amamos y respetamos.

¿Cómo valora el papel de Codanza como academia?

codanza hg 4
 
Codanza es una compañía formadora de bailarines. Después de los primeros años, comenzó el éxodo hacia La Habana, específicamente para Danza Contemporánea de Cuba. Fueron ellos los primeros en reconocer la labor de Codanza como academia. El bailarín de Codanza es codiciado por otras compañías, por la calidad en su formación técnica y también interpretativa. Son bailarines con captación aguda, y para tener esa agudeza deben tener alto desarrollo en la atención de la concentración. Con un danzante con esta cualidad se avanza muy rápido y los procesos, cualesquiera que sean, se agilizan y se obtienen mejores resultados. Bailarines así, los quieren todos.
 
Durante 22 años se estuvo entrenando en actuación, canto y uso de la voz. Con estas poderosas herramientas expresivas, sale un bailarín con mucho peso escénico. Recordemos que la técnica es un medio, no un fin.
Proyectos para 2018…

Trabajaremos en el montaje de nuevas obras, con vistas a la quinta edición del Concurso de Danza del Atlántico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov, existen proyectos conjuntos con la afamada coreógrafa catalana María Rovira y estamos invitados a participar en la Temporada de la Danza, de octubre en Cienfuegos, y en el evento “Para bailar en casa del trompo” , que auspicia Danza del Alma, en Santa Clara, en el mes de diciembre.

Se dice que el “Malakhov” revitalizó a la compañía. ¿Cuánto tiene que ver con tus propósitos de hacer a Holguín la ciudad de la danza?

codanza hg 5
 
Ya desde finales de los ‘90 comencé a soñar con convertir a Holguín en la ciudad de la danza. En esos momentos, con el apoyo de las autoridades políticas, de Gobierno y culturales de la provincia, se creó el Concurso Codanza, con carácter territorial. Su objetivo inicial fue potenciar el movimiento danzario y, para ello, ejecutamos muchas acciones.
En medio de este proceso apareció Vladimir Malakhov en mi vida, a través de su representante Paul Seaquist.
 
Durante tres años planeamos encuentros con importantes coreógrafos europeos, que no pudieron materializarse, hasta que felizmente Seaquist decide que Malakhov debía llegar a Holguín y así cambiar el giro de las acciones que intentábamos realizar. Paul conocía de mis propósitos y se unió a mí desde el inicio.

Así, en diciembre del 2013 llega la estrella del ballet mundial Vladimir Malakhov a Holguín, para quedarse definitivamente junto a nosotros. En ese primer encuentro, se decide convertir el Concurso Codanza en el Concurso de Danza del Atlántico Norte Codanza y Grand Prix Vladimir Malakhov, con carácter nacional e internacional.
Llevamos cinco años ininterrumpidos de intenso trabajo y grandes resultados. Este concurso nos convierte durante 10 días al año en la ciudad de la danza cubana. Ha sido la más importante de las acciones que nos encaminan hacia esa meta.

En estos momentos está en idea otra importante acción, muy ambiciosa: que Codanza tenga una sede, que será el palacio de la danza de los holguineros. Tengo fe en que otros soñadores apoyen el proyecto y juntos nos encontremos en el camino hacia la meta.

¿Cómo es la relación con Malakhov?

Mágica.
 
Artículo relacionado
 

Escribir un comentario

Comentarios  

# Rafael Liriano Granda 16-05-2018 07:42
Codanza es representación viva del alto nivel cultural del pueblo holguinero, y demuestra día a día la buena salud de la danza en el territorio. Felicitaciones a su Directora y a todo su elenco artístico.
Responder
# Daichel de los Reyes Zaldivar 26-05-2018 10:09
felicitaciones a Maricel Godoy por los resultados de su compañia es un honor para todos los holguineros tenerla
Responder