Ser o no ser

  • Hits: 1173
Pensé que podría vivir sin él, que tras el tiempo ausente, me había acostumbrado a la inacción que supone estar distante, callada, inédita. Pasé mucho tiempo sin sentir el familiar escalofrío, el “prearranque”, la adrenalina, la pasión y una lista larguísima de sensaciones y sustantivos abstractos.

Asumí que podría reinventarme, ser otra sin él, vivir de un modo distinto, pero solo un asomo al mundo que representa y todo volvió de golpe: las letras a ráfagas, las ideas, el deseo, la inquisidora manera de mirar el mundo, las preguntas saliéndome por los poros, la necesidad de buscar y decir la verdad.

Ahora confirmo que no puedo vivir sin él. Comienzo a urdir entrevistas, crónicas, reportajes, a hundirme en la maraña de contradicciones y escasez, en el café con los colegas/amigos, en las eternas discusiones del gremio; en la indagación y el juego con las letras.

Enfrentando la “shakespereana” interrogante: ¿ser o no ser?, elijo SER, volver al ruedo, a calzarme de nuevo las botas o las alas, dependiendo si es preciso andar por las nubes o el suelo.

Supuse que podría, darwinismo mediante, adaptarme, evolucionar si eso implica dejar aquello que te apasiona por la promesa de un bolsillo satisfecho. No lo conseguí, en cambio recordé: soy periodista. Aun cuando eso significa un saldo casi siempre en negativo y el sueño de que un día también mi bolsillo estará pleno, a cambio de las letras que tanto me entusiasman; si representa la constante posibilidad de encontrar alguien a quien no hagan feliz mis opiniones; el riesgo del error más visible y público multiplicado por sesenta mil y exponencialmente en las red de redes.

Porque una puede estar en reposo, negar la vocación, silenciar el sueño, pero es lo que es, por tautológico que parezca resulta un hecho irrefutable, algo casi fisiológico, pegado a la sangre. Puedes no estar frente a la cámara, el micrófono o el papel en blanco. Puedes abandonar los clics y los bits, pero el Periodismo no se irá de ti, y esa es una maravillosa certeza.
Liset Prego Díaz.
Author: Liset Prego Díaz.
Yo vivo de preguntar… porque saber no puede ser lujo. Esta periodista muestra la cotidiana realidad, como la percibe o la siente, trastocada quizá por un vicio de graficar las vivencias como vistas con unos particulares lentes
Más artículos de este autor

Escribir un comentario