Danza contemporánea de Cuba

  • Publicado en Fotorreportaje
  • Hits: 1158
danza contemp 1Fotos: Carlos Rafael
 
¿Cómo un joven de estos tiempos ve un ritmo surgido en los años 30 del siglo pasado? Esta puede ser una cuestión recurrente antes de entrar a la escena, al teatro.
 
Danza Contemp 2
 
Pero lo que el público no se imagina es que el mambo es solo un pretexto para contar-criticar a nuestra cultura, para preguntarnos, quiénes somos, dónde estamos, qué hacemos. Hay símbolos por todas partes. Una Isla particular.
 
Danza Contemp 3
 
No solo somos tabaco, ron, mulatas y dominó. Somos una mezcla de aquí y de allá, somos más fuertes que ese cliché turístico. Está demostrado. Y eso es lo que defiende George Céspedes con su pieza Mambo 321, es lo que intenta decirnos por medio del movimiento, casi geométrico, de los bailarines de Danza Contemporánea de Cuba (DCC), compañía que llegó a escenarios holguineros a propósito de los 80 años del teatro Eddy Suñol.
 
Danza Contemp 4
 
Después de varios años sin presentarse en la ciudad, DCC nos regaló dos piezas, que según su director Miguel Iglesias, quien también visita a Holguín, nos trasladan de un extremo a otro, dado por el propio trabajo de cada uno de sus coreógrafos. Se trata de Coil, de Julio César Iglesias y del exitoso Mambo 321, por Céspedes, obra de la que ya se daban algunos detalles.
 
Danza Contemp 5
 
La capacidad de riesgo es un símbolo de la juventud, esta idea la ha defendido con creces DCC sobre el escenario. Bajo esa identidad propia que tienen sus bailarines, con Coil, nos topamos la búsqueda del interior del hombre, la enajenación, los sueños y pesadillas;es una obra bella, por su visualidad.
 
Danza Contemp 6
 
Por su parte, en Mambo 321 sentimos parte de la infancia de George, nacido en Holguín, ciudad que lleva tatuada donde quiera que va.
 
Danza Contemp 7
 
Pero también vivimos, profundamente, ese (falso) concepto que hemos creado de nuestra cultura cubana. Los bailarines lo cuentan, y al final, aplaudimos.
 
 
Jorge Suñol Robles
Author: Jorge Suñol Robles
Periodista, hasta cuando duermo. Escribo porque las palabras pueden construir caminos y describir realidades, pueden cambiar el mundo. Melómano excesivo. Cubano, de pies a cabeza.
Más artículos de este autor

Escribir un comentario