Edelis en el Holguín de las Maravillas

  • Hits: 2569
Fotos: Elder Leyva y cortesía de la entrevistadaFotos: Elder Leyva y cortesía de la entrevistada 
El día en que llegaban los mandados a aquel pueblito de Punta Gorda, en Moa, la gente se llevaba más que azúcar, arroz y frijoles. Edelita tomaba el mostrador por escenario y regalaba, “por la libre”, una docena de canciones de Teresita Fernández. Solo tenía cinco años y ni con este augurio su familia vaticinó que ella sería cantautora de canciones infantiles.
 
 
Hoy la obra de Edelis Loyola es mediáticamente más reconocida que ella. Por eso, pocos podrán asociarla a populares canciones como La piñata, premiada en “Arcoiris musical”; “El Piojo”, incluida en el disco “Travesía Mágica”, de Liuba María Hevia,  o como la creadora del espacio televisivo “El Patio de Gabriela”. Aunque aún la fama nacional no le ha “tocado por la libreta”, prodiga “a granel” canciones y proyectos para los niños.
 
 
 
Los primeros acordes…
 
“A los 8 años comencé a cantar en un grupo que formaron los profesores de mi escuela. En la secundaria aprendílos primeros acordes en la guitarra con la ayuda de mi papá. Ahí me decidí por el canto, porque quería ser artista.
 
“Tuve mi primer hijo a los 15 años y eso también influyó en mi decisión de ser cantautora para niños. Después llegaron otros dos bebés que me impulsaron a inventar herramientas para entretenerlos. Mis hijos llegaron a decirme, ‘!Mamá!, ya esa canción me la cantaste, cántame otra que no me sepa’. Como se me había agotado el repertorio, le inventaba cuentos y luego me atreví a ponerle música”.


Nace una Gabriela…
 
“A finales de los ’80 surge la Asociación Hemanos Saíz (AHS) en Moa. Todos los creadores idearon sus espacios y me propuse crear una peña infantil. Por casualidad llegó a mis manos “El libro de Gabriela”, de Adolfo Martí. Son cartas que él le escribía a su nieta que vivía fuera del país. Cuando leí el libro y vi que está dedicado a los niños me gustó mucho y decidí ponerle a mi proyecto “La Peña de Gabriela”, inspirada además en Gabriela Mistral, gran escritora que dedicó parte de su obra a los niños.
 
“Después me visitó una periodista de la emisora La Voz del Níquel, de Moa y me sugiere hacer de la peña un programa radial. Nunca había hecho un guión de radio, pero fui atrevida y los realizadores me ayudaron. Hice un primer proyecto que se llamó La Piñata, como la canción que creé para tema de presentación y que cogiese premio de la popularidad a nivel nacional en el programa “Arcoiris Musical”.
 
“La canción me comprometió. Ahí me desaté a hacer canciones para niños, porque tenía hechas algunas cositas para mis hijos, pero hasta ese momento sin ninguna pretensión.
 
Edelis2
 
“El programa fue un boom. Antes de cumplir seis meses en el aire estaba nominado a Gran Premio como programa infantil a nivel nacional, junto a la versión radial de Elpidio Valdés. Fue un espacio novedoso que mantuve por tres años, donde se hablaba de mitos y leyendas y tenía una sesión llamada Vamos al concierto, donde radiábamos fragmentos de la obra de Chaikovski y Vivaldi, pero también de músicos cubanos como Leo Brower y populares como El Guayabero
 
“En aquel entonces viajaba periódicamente a Holguín a las reuniones de la AHS. En Tele Cristal, donde me conocían por mi programa radial infantil, me propusieron hacer un proyecto similar para la televisión. Me atreví y aquella misma noche redacté el proyecto de El Patio de Gabriela, inspirada en mis experiencias en Moa.
 
“Allá vivía frente a la escuela y como tenía que ensayar el programa de radio, los niños iban de la escuela a mi casa. Esa fue la semilla del programa: una mujer que de tarde espera a los niños para jugar, contarle historias y trabajar, porque también estudiábamos el guión que se iba a grabar el sábado”.
 
Encrucijada…
 
Edelis3
 
“Pasé mucho trabajo en esa época, porque tuve que dejar a mis hijos prácticamente solos en Moa. Me los cuidaban mi esposo y los vecinos, para yo poder venir a Tele Cristal.
 
“Ya tenía el vestuario, la escenografía y había grabado el programa cero. Pero en el momento de iniciarel rodaje, me llegó una invitación para una gira por España, tras participar en la Bienal Identidad que se realiza en Jarahueca, Sancti Spíritu, en homenaje a la compositora de canciones infantiles Ada Elba Pérez.
 
“Tuve que decidir entre la gira y El patio de Gabriela y opté por irme. Fue una decisión difícil, pero me satisface es que el espacio gustó mucho. Trataron de comprármelo varias veces, pero no creí justo que algo que se hace para los niños, y más en el Periodo especial, con un mínimo de recursos, se venda. Lo único que puse como premisa fue que en los créditos saliera: Idea original: Edelis Loyola”.
 
El mundo gira y gira…
 
En la gira me fue muy bien. Hice muchas actividades en las diferentes Islas Canarias, sobre todo a través de un proyecto en escuelitas rurales. Además realicé un concierto en el paraninfo de la Universidad de Tenerife, donde me ocurrió algo curioso: a pesar de que mis canciones son para niños, los jóvenes universitarios me pidieron autógrafos.
 
“Después de eso viajé cinco veces más a España y luego me fui a conocer a mi primer y único nieto a Chile para su primer añito y fue tanto el amor que me quedé siete años.
 
“Como la gente que respira arte siempre busca insertarse en ese mundo, allá me vinculé a amigos trovadores, escritores y actores. Hicimos varias actividades, comunitarias sobre todo. Mi actividad más importante fue para los niños en una Feria de Turismo en Viña del Mar”.
 
De la composición y otros proyectos…
 
Edelis4
 
“En mi tierra sigo componiendo. Cuando tienes el sentimiento de la creación, todo lo que ves te inspira. Sin embargo, tengo en cuenta al escribir que vivimos en una era nueva, de mucha información y tecnologías y los niños ya están cansados de que les hablen en sus canciones de perritos y gaticos, porque ellos tienen una visión nueva también.
 
“Bajo esta premisa estoy haciendo canciones para un espacio que llamaré Mundo rosa, relacionado con las cosas que les imponemos a los niños.
 
“Mantengo varios proyectos como la peña Dibujando la melodía en la Plaza de la Marqueta, los sábados a las 11 de la mañana. Allí hacemos juegos tradicionales, mostramos los instrumentos musicales y su historia, sobre todo de la música cubana, e invitamos a los niños a que canten mis canciones tocando ellos mismos esos instrumentos que presentamos.
 
“Todos los viernes tengo el proyecto El patio de las mariposas azules, en el Centro Cultural Lalita Curbelo, con visitas dirigidas de las escuelas. En el verano me presento en el Círculo Infantil Mi tesoro, un espacio donde vinculamos canciones y juegos con la literatura.
 
“Otro proyecto es la Casa de Abuela que inició el Día de los niños.Sesiona en la Casa de Iberoamérica el tercer domingo de cada mes, a las 10 de la mañana. Nació para rescatar tradiciones, hablar de las leyendas de Cuba,la mitología afrocubana y otras regiones del mundo, siempre mezcladas con la danza, la música y las presentaciones de libros”.
 
 
Edelis en el Holguín de las Maravillas…
 
 
“Hace un año que regresé a Holguín. Me ha tentado la idea de irme a La Habana para desarrollar mi carrera, sobre todo, porque aún no tengo un disco grabado, pero creo que uno puede luchar y triunfar desde su tierra”.
 
 
Rosana Rivero Ricardo
Author: Rosana Rivero Ricardo
Rosana Rivero Ricardo. Periodista 25 horas al día. Amante de las lenguas... extranjeras, por supuesto. Escribo de todo, porque “la cultura no tiene momento fijo
Más artículos de este autor

Escribir un comentario

Comentarios  

# Ivonne LOYOLA 05-09-2018 14:50
Hermana kerida tan bella y reluciente con tu carisma y talento me siento orgullosa de ty y de ser tu hermana.
Responder