/   ISSN 1607-6389
Actualizado: Lun, 24 Jul 2017 - 11:54

DESCARGAR
Edición Impresa

Inducir responsabilidad y buen servicio

cocina2.jpgLa venta liberada de cocinas de inducción en la provincia promovió el uso de útiles del hogar más eficientes y ahorrativos. Ante cualquier rotura, durante los tres meses de garantía comercial, el equipo puede ser repuesto, siempre que no sea por mala manipulación del cliente. Pero, ¿quién asume la reparación cuando la fianza expira?, ¿qué precio tiene la restauración?, ¿el ciudadano debe entregar el aditamento dañado?

 

Llegó a casa a principios de año. ¡Y vaya que se portó bien con Maricela! En ella se “doblegaron” los boniatos, las cebollas quedaron doraditas y el buen café “anegó” el día a día. Cada trajín de antaño en el fogón, cada suspiro frente al televisor -cuando la idea de sazonar sobre una placa táctil resultaba una quimera-, se hicieron carne mortal en la forma de aquella cocina de inducción, que por más de tres meses reinó orgullosa en la meseta, sin pueril ni romántico alarde. Nadie se resistió a sus encantos, parecía viva.

 

Mas la leche que se derramó al hervirla, el jarro que le cayó encima bruscamente por la mañana o ese paño empapa'o con el que la limpiaban, provocaron que poco a poco su gran ojo central dejara de fulgurar como brasa. “Está rota”, coincidieron. Incluso Manolito, el vecino de al lado, con manos “prodigiosas” para la electrónica, intentó resucitarla, pero nada. Ninguno pensó llevarla al taller, porque “ya se venció la garantía”, refutaron.

 

cocina-1.jpgComo esta familia, muchas desconocen que en todos los municipios holguineros se ofrece, desde hace varios meses, el servicio de postgarantía para estos útiles del hogar. De igual forma, olvidan que la reparación de cualquiera de sus componentes requiere un alto nivel de experiencia, instrumentación y piezas únicas que solo en los talleres del Programa de Ahorro Energético (PAE) de la provincia se encuentran.

 

“Luego de su comercialización liberada el pasado año, cerca de 23 mil 800 módulos de cocina de inducción y su menaje -cazuela, jarra, sartén y cafetera- se distribuyeron en el territorio, y hoy se cuenta en las cabeceras municipales con las piezas de repuesto suficientes para solucionar las posibles roturas que surjan”, explica Leonardo Labrada Verdecia, subdirector de Servicios en la Empresa de Servicios Técnicos, Personales y del Hogar en Holguín, quien añade además que el índice de averías hasta el momento ha sido muy bajo.

 

“No obstante -apunta el directivo-, con el propósito de prestar un servicio más eficaz a la población, los mecánicos tienen orientado, ante la rotura de una cocina de inducción, hacer la defectación del equipo y sustituir las piezas dañadas por otras nuevas, pues los componentes averiados no se reparan, sino que se recogen y se devuelven a la industria para su recuperación”.

 

En cuanto al precio, por complejo que sea el trabajo, la mano de obra cuesta cinco pesos en CUP, y las piezas tienen un valor módico que oscila de acuerdo con el componente dañado. Asimismo, a la placa principal sustituida se le otorgan tres meses de garantía y al resto de los subconjuntos, dígase ventilador, base plástica, cubierta superior con cristal, entre otros, será de 30 días.

 

Cocinas de inducción, acciones de deducción

 

Para Rosalba Martínez, vecina de la calle Pepe Torres, en la Ciudad de los Parques, “esas hornillas son un sueño, lindas, muy rápidas”. Sin embargo, en más de una ocasión ha violado, “con premeditación y alevosía”, las advertencias del manual. ¡Que levante el dedo quien no haya tenido un descuido en la cocina!, se reconforta.

 

cocina3.jpgLo cierto es que no todos los beneficiados con estos artículos de vitrocerámica, dominan cómo cuidarlo, entre ellos Ramón González, residente en el reparto Pueblo Nuevo. Este señor, de 78 años, manifiesta que al comprarse el módulo en la tienda, la dependienta le ofreció explicaciones muy escuetas sobre su uso y “después ha sido engorroso utilizarlo”. Otros como Ivett Escobar, de Vista Alegre, comenta que no ha encontrado personal calificado capaz de asesorarla ante las dudas que a diario la “asaltan”.

 

Según Rafael Fornet Batista, técnico del taller matriz en la cabecera provincial, ubicado en calle Aguilera, entre Maceo y Mártires, un porcentaje considerable de las dificultades reportadas han estado asociadas, en su mayoría, a la mala manipulación de los ciudadanos o a una errónea interpretación de las indicaciones establecidas. “Ellas son de tecnología moderna, con muchas posibilidades, pero las personas aún no saben aprovecharlas en toda su magnitud”, expresa.

 

“Las roturas más frecuentes en el periodo de postgarantía -continúa- son cortocircuitos en los transmisores de potencia, el puente de rectificación que ha fallado, placas de cristal rotas, además de ventiladores obstruidos.

 

“En Holguín se comercializaron dos modelos de cocinas de inducción: la de procedencia china EYSELL COKKEL, entregada a los asistenciados sociales, y la GEISEL GELECT, en coproducción nacional, pero ahora no existe déficit de piezas en ninguno de ambos prototipos”, señala Fornet Batista.

 

Es válido señalar que ante una rotura o incomprensión del manual, el consejo es asistir a los talleres del PAE en cada municipio, que cuentan con personal preparado capaz de brindar un buen servicio.

 

 

Si se quedó con la duda, la cocina de inducción de Maricela volvió a la vida, pero con una “inyección” al subconsciente de los que disfrutaban sus bondades en casa y no la cuidaron lo suficiente. A partir de ahora el lema se murmura en cada rincón: es vital seguir al pie de la letra las sugerencias para el manejo de este equipo electrodoméstico, novedoso para los cubanos, pues es de gran utilidad en el afán por optimizar las labores del hogar y proveer a la familia de nuevos medios para la cocción.


AddThis Social Bookmark Button

3 Comentarios

  • Vivo en el Reparto La Aduana, estoy interesada en saber dónde puedo adquirir el módulo de inducción, de venta liberada. Gracias
  • Si muy buenas , pero que pasa en el municipio de mayarí , no alcanzamos ,estamosen espera
  • Hola, vivo en puelo nuevo, en que tienda puedo adquirir el modulo de inducción, gracias, ruth

1000 caracteres

Cancel or